18 de marzo de 2019
18.03.2019
Toros

El rejoneo abre la Deseada

Andy Cartagena, Sergio Galán y Lea Vicens consiguen triunfar en una plaza sin apenas entrada

17.03.2019 | 22:09

Corrida del, como rezaban los carteles de antaño, bello arte del rejoneo, donde se exhibió el dominio sobre dos de los animales más bellos del mundo: caballo y toro, pero en todo caso, festejo que sirvió de entrenamiento (o intercambio), si se tiene en cuenta que los respectivos apoderados son empresarios de Madrid, Zaragoza y Murcia.

Con mucho ímpetu saltó a la arena el primero de la tarde, al que paró un subalterno natural de Cartagena, generando las propias protestas por parte del público. A este toro, Galán le colocó un único y trasero rejoncillo. Vibrante en la suerte de banderillas, dominando los terrenos y los tiempos, para cerrar con tres cortas al violín. Rejón de muerte a un rival ya vencido y oreja tras petición mayoritaria.

Gris inicio en su segundo, el que tardó en encelar al toro. Después de colocar un solo rejón, dejó el sombrero en el morillo del toro y éste se desplomó. Subió el tono de la faena en banderillas, especialmente después de ejecutar cuatro levadas, saliéndose de la suerte con un bello balanceo de su caballo.

A partir de aquí, Cartagena dejó su sello de rejoneador vibrante, que suele calar con gran fuerza en los tendidos, ya que le saca gran partido a la doma de sus caballos. Colocó cortas y una rosa a lomos de un caballo Apalusa. Rejón y dos orejas.

Con dos rejones abrió faena Galán, al segundo de la tarde, desde el centro del anillo. Un toro más chico y parado que el primero de la tarde, y ante el cual todo lo tuvo que hacer él. Toreo más sobrio, arrancando los aplausos del respetable en banderillas, rematando con tres cortas y una rosa en todo lo alto. Rejón consiguiendo desorejar a su rival.

En su segundo, Galán puso de manifiesto su estilo clásico del toreo a caballo ante un toro con romana y que salió como un obús. El punto álgido fue en banderillas, donde se ciñó en extremos en cada entronque, dándole dosis de alegría a su clásico concepto. Con banderillas cortas, una rosa y un rejón, cerró actuación en una faena de duración excesiva. Consiguió un trofeo.

Mucho tardó la francesa Vincens en colocar el primer rejoncillo, tanto que el toro llegó a desmarcarse de la faena, en la que hubo mucho espacio de terrenos entre cabalgadura y toro, ajustándose algo más en banderillas salvo en las cortas. Remató de rejón recibiendo un apéndice.

Aunque es una excelente jinete, se debió de pegar más a su rival, volvió a rejonear dejando mucho distancia entre su caballo y el toro. Colocó banderillas citando al estribo y en ese momento levantó los aplausos del respetable y elevó el tono de su actuación.

Prosiguió la faena colocando banderillas cortas, ayudado por un peón de su cuadrilla para sujetar al último de la tarde, un toro de excelente presentación.

Con un caballo de gran alzada concluyó la faena, necesitando que otro de sus peones se lo colocara en suerte, para concluir la faena con un rejón de 'sobaquillo' atronado al que cerró cartel. Consiguió desorejar a su rival, tras fuerte petición.

Próxima cita en Cehegín

Con el regreso de Reverte al centenario coso taurino 'Alcalde Pepe Navarro' de Cehegín, donde el próximo 31 de marzo están acartelados Morante, Manzanares y Roca

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.