17 de febrero de 2019
17.02.2019
La Opinión de Murcia
Salón del arte

Antonio Rosa: materia definitiva

La galería Chys de Murcia acoge más de veinte piezas escultóricas del granadino, un artista delicado

17.02.2019 | 17:18
Antonio Rosa, trabajando en una de las esculturas que expone en Chys

La escultura proporciona, en la denominación del antiquísimo oficio, elementos y voces poéticas, así me llegan a la memoria, mientras recorro la exposición de Antonio Rosa, escultor, en la murciana Galería Chys, el término, entre otros, de 'materia definitiva'. La escultura puede nacer en barro o en cualquier otro material, pero llega un momento en el que el volumen alcanza el cénit de su materia y ese ya es para siempre, de forma definitiva. A veces las buenas pátinas de escayolas esconden vaciados originales ajenos al bronce o al poliéster, al cemento o a la piedra artificial, y es un juego acariciar las formas y tratar de averiguar si se trata de un vaciado hueco, de un mármol o de cualquier otra textura escultórica.

Por regla general, busco la belleza de las terracotas, su color y valor húmedo. Por cierta inclinación noble hacia el barro o la arcilla. Toco, llamo al interior de la figura, levemente, con las yemas de mis dedos, para que la caricia me sorprenda y me responda al requerimiento. Es un acto reflejo; las esculturas están pendientes, siempre, de una caricia humana. Estas de Antonio Rosa, preciosas, esperan de nosotros algo más que una mirada; son figuraciones de mujer, modeladas con clasicismo que agradezco. No puedo evitarlo, me gusta descubrir que Murcia, aunque en este caso sea por adopción del artista, sigue dando escultores magníficos en la misma línea creativa que los maestros barrocos que han dado fama a nuestra tierra de artistas de la escultura. Lo he dicho y pedido tantas veces que ya lo grito: ¡Murcia, país de la escultura!

El profesor y escritor José Belmonte Serrano ha presentado al escultor en el catálogo de la exposición con texto hermoseado por sus conocimientos artísticos y literarios; lo ha titulado Antonio Rosa, desde el sosiego y es, sin duda, un lugar perfecto para la contemplación y la reflexión.

Las más de veinte piezas de que consta la exposición tratan, y lo consiguen, de transmitirnos la paz de la belleza y la armonía, términos tan huidizos en estos tiempos, tan vulgarmente camuflados entre osadía y desvaríos, conscientes o inconscientes.

Desde hace tiempo venimos siguiendo la huella y la forma de Antonio Rosa, nacido en la vecina La Herradura, de la granadina Almuñécar, desde sus tiempos de pertenencia al grupo Spyral, activo durante las postrimerías de los años ochenta. Hoy, aquella etapa de formación ha madurado, según vemos y precisamos, solemnemente, en un escultor hecho, erguido y seguro de su obra. El acontecimiento es suyo personal, pero también de los ojos nuevos y limpios con los que el visitante mira los torsos y las figuras recostadas, sentadas, de pie, con brillos de piel tersa.

No se trata, como tantas veces al escribir o decir de la escultura, de un cantero, sino de un artista delicado que ha desarrollado su vocación y aptitudes en los espejos solidarios de los clásicos. Tampoco de un autor que ha modelado con mínimo tamaño y ampliado la obra a los grandes formatos que exige la magnificencia; no, es algo más íntimo, más suyo y, ahora, por su deseo, también nuestro porque podemos compartirlo.

No le voy a pedir al autor, desde aquí, ninguna definición de su quehacer, de su obra, está meridianamente claro lo que ella respira y lo que nos transmite. Es fácil apreciar la hermosura; el crítico aquí se convierte en un cómplice de lo que encuentra de aquellas manos que modelaron.

Creo con sinceridad que exposiciones así son únicamente posibles en Murcia y eso es un valor añadido para nuestras luces y la nómina de quienes nos ofertan lo mejor de sí mismos.

Antonio Rosa. Esculturas.
GALERÍA CHYS. MURCIA
Del 11 de febrero al 1 de marzo de 2019

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.