11 de febrero de 2019
11.02.2019
Entrevista
Compositor, arreglista y profesor

Juan García Escudero: "Me considero a la vez artista y artesano, aun en la era digital"

"Roque Baños ha marcado el punto de referencia para todo español que quiera dedicarse a la composición para cine", asegura sobre el jumillano

10.02.2019 | 22:04

Este murciano es el encargado de representar a la Región en el Festival Internacional de Cine de Berlín como compositor de la banda sonora de una de las obras seleccionadas a concurso: la coproducción chino-española A dog barking at the Moon.

Vivimos días de cine en la Región. Ahí está Eva Llorach, que lleva ocupando páginas en los medios regionales desde hace semanas a base de galardones, pero también Siminiani y su documental Apuntes para una película de atracos; y, claro está, Marta Nieto, que viajará a Hollywood a finales de este mes para defender la candidatura de Madre –del que es protagonista– a Mejor Cortometraje de Ficción en los Oscar. Entre unos y otros, parece que no hay festival, por lejano o glamuroso que sea, que no cuente con un murciano en su lista de invitados, y la Berlinale, que comenzó el pasado jueves, no iba a ser menos. Esta vez, el encargado de representar a la Región es el compositor y orquestador Juan García Escudero (Murcia, 1981), que ha puesto música al filme A dog barking at the Moon, una coproducción chino-española que opta al premio a la mejor ópera prima. Dirigida por la jovencísima Xiang Zi –apenas tiene 32 años–, el estreno absoluto de esta cinta tendrá lugar esta misma noche en un cine de la capital alemana.


¿Cómo llega un murciano a ocuparse de la banda sonora de una película china?

Como ocurre en no pocas ocasiones, todo fue fruto de una feliz coincidencia. Los responsables de la película (Acorn Studio) llegaron a mi trabajo mediante mi web por recomendación de terceras personas, les interesó mi propuesta creativa y contactaron conmigo.

Se trata, si no me equivoco, del primer filme en el que se encarga por completo de la sección musical, pero no es la primera vez que trabaja para el audiovisual...

Sí. Parte del trabajo que me llevó a involucrarme en la composición de la banda sonora de esta película fue mi obra de concierto, pero sobre todo la música que he ido creando para diversos proyectos audiovisuales. Principalmente he colaborado en cortometrajes –tanto de suspense y terror como de comedia e, incluso, animación–, aunque también he coqueteado con la televisión con algún trabajo para La 7RM. Pero es cierto que, dentro del audiovisual, como compositor, siempre me ha interesado especialmente el medio cinematográfico, pues demanda flexibilidad y versatilidad creativas –algunas de mis virtudes musicales–, además de la puesta en práctica de conocimientos multidisciplinares, lo que me resulta muy estimulante.

Supongo que, después de unos cuantos años inmerso en este mundillo, tendría ganas de firmar su primera banda sonora para la gran pantalla. ¿Cómo ha sido la experiencia?

Bueno, este proyecto me llegó como algo totalmente inesperado. La experiencia ha sido muy diferente a lo que en un principio habría podido imaginar, ya que el proceso estuvo marcado por las vicisitudes de esta producción... Básicamente escribí la música a partir de secuencias sueltas y las pautas que me fue dando Xiang Zi, la directora. Ha sido todo un reto porque tuve que componer en esencia a partir de ciertas premisas estéticas, como el folclore chino o algunas apreciaciones sensitivas de la directora. No tuve ocasión durante la fase de producción de ver el montaje definitivo, así que estoy expectante por el inminente estreno absoluto en la Berlinale.

Imagino la respuesta (por lo que he podido leer de usted), pero supongo que esto no va a ser una cosa puntual en su currículum. ¿Su objetivo es poder dedicarse a la composición de bandas sonoras para cine?

Si tenemos en mente las grandes producciones cinematográficas, nos encontramos con grandes estudios de composición musical, en los que trabajan decenas de personas: además del compositor principal, uno o varios arreglistas y orquestadores, compositores asistentes, etc., como ocurre en los grandes estudios de arquitectura. En mi caso, al ser un compositor freelance, formado en la composición clásica, me considero artista y artesano –aun en la era digital–, y debo reunir habilidades para desarrollar, de manera autónoma, todo el trabajo musical que requiere una banda sonora. Suscribo las palabras de Morricone en su último libro ( En busca de aquel sonido) cuando dice que «lamentablemente, hoy se cree que la música es simplemente melodía y que todo lo que la rodea tiene una importancia secundaria. Esto es absurdo, pues quien compone música, lo hace por su cuenta, de principio a fin». Pero sí, formar parte de un equipo multidisciplinar para contar historias a través de la música de cine es una experiencia a la que nunca renunciaría.

Pero supongo que no es fácil.

Como todo en esta vida, no solo basta el talento, la formación y el tesón, sino que también es necesario que se crucen en tu camino profesionales que sepan valorar tu trabajo y quieran contar con él. Evidentemente, esto no es algo sencillo.

En este sentido, la nominación de la Berlinale, aunque esté centrada en su directora, imagino que es también un pequeño premio para usted. ¿Cómo lo valora?

La película está nominada al GWFF Best First Feature Film Award [premio a la mejor opera prima], pero, por supuesto, es un mérito del que también me siento parte. Si bien la realización es obra de Xiang Zi, una película es resultado del trabajo creativo de todo un equipo. Me siento muy afortunado de haber colaborado con profesionales de este nivel, y espero que esta experiencia en el largometraje sea la primera de una larga lista.

Como imagino que es bastante cinéfilo, ¿cuáles son sus influencias a la hora de componer una banda sonora?

Pues lo cierto es que estoy más influido por el repertorio de concierto. No en vano, el repertorio sinfónico ha dejado un poso importante en la música para la pantalla grande. Del lado cinematográfico bebo de muchas fuentes, desde los sinfonistas Bernard Herrmann ( Psicosis), John Williams (Star Wars), Alan Silvestri ( Forrest Gump) o George Fenton ( Planeta Tierra), hasta las concepciones más contemporáneas y poliédricas de autores como Michael Giacchino ( Up, Los Increíbles) y Johann Johansson ( La llegada). En este sentido, algunos de mis grandes referentes de la actualidad son Jeff Russo ( Fargo) y David Arnold y Michael Price ( Sherlock).

¿Y qué opina de Roque Baños, sin duda nuestro referente regional a nivel de composición musical para la gran pantalla?

Roque Baños ha sido un pionero, no solo de nuestra Región, sino de España, en alcanzar las más altas cotas de la música cinematográfica. Ha marcado el punto de referencia para todo español que quiera dedicarse a la composición para cine. Además, como murciano, me siento orgulloso de que un paisano y colega de su categoría lleve el nombre de Murcia por el mundo.

Pero no todo es cine. También es usted profesor en el Conservatorio de Cartagena y está investigando sobre nuevas metodologías de enseñanza, además de hacer arreglos para diferentes piezas Sinfónicas. ¿Es esta la faceta que te 'da de comer'?

Desde hace años me muevo en múltiples líneas de trabajo paralelas. La enseñanza es, como para muchos músicos españoles, una vía laboral importante. En mi caso, estoy interesado en lo que el buen uso de las tecnologías de la información y la comunicación pueden hacer por las asignaturas que imparto, así como por los procesos de enseñanza-aprendizaje de la música en su conjunto. En este sentido, investigo sobre las posibilidades del vídeo como recurso didáctico, tal y como explicaré en la comunicación que voy a ofrecer en el Congreso de Música y Cultura Audiovisual (MUCA) de la Universidad de Murcia el próximo 16 de febrero. Además, como bien has dicho, paralelamente trabajo como arreglista y orquestador con distintas agrupaciones españolas y algunos músicos de referencia de nuestra Región, como el guitarrista flamenco Carlos Piñana ( El cuidado de una esencia) y Second ( Un día radiante de principio de noviembre). En ambos proyectos tuve la enorme suerte de trabajar junto a los músicos de la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia.

También he visto que tiene un proyecto entre manos con Mujeres con Raíz. ¿Qué nos puede contar?

El proyecto con Mujeres con Raíz es muy bonito, porque fusiona el folclore con otros aromas sonoros que enriquecen mi lenguaje. Se pusieron en contacto conmigo al conocer los trabajos que hago en distintos registros como arreglista y orquestador, para vestir sus canciones con una banda de música. Este es un trabajo que presentarán en unos meses y del que iréis teniendo noticias.

Por cierto, una última pregunta: ¿Viajará a Berlín?

Sin duda la ocasión lo merece y estaré allí para el estreno mundial de nuestra película.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.