10 de noviembre de 2018
10.11.2018
Cartagena Jazz Festival

Maestros...de maestros

En El Batel se darán cita esta noche el batería Billy Cobhman y el bajista Stanley Clarke, dos leyendas vivas

09.11.2018 | 19:38
Maestros...de maestros

Público y crítica no tienen dudas: es, para muchos, el mejor bajista del género, y como la cosa esta noche va de experimentar, el norteamericano es uno de los pioneros del jazz fusión. En su poder, cuatro premios Grammy y el honor de haber sido el primer 'Jazzman of the Year' de la revista Rolling Stone. Será el encargado de abrir la noche en el Cartagena Jazz Festival. Le avala una trayectoria marcada por la fusión del rock con la polirritmia del jazz y por tratarse de un colaborador habitual de, entre otros, el mismísimo Miles Davis.

La cuarta jornada del Cartagena Jazz Festival apunta a que va a ser toda una master class. Y es que en el Auditorio El Batel se darán cita esta noche dos maestros de maestros: el batería Billy Cobhman y el bajista Stanley Clarke; dos leyendas vivas que se han convertido en modelos para muchos músicos del mundo.

El programa lo abrirá Cobhman a las nueve y media de la noche. El panameño-estadounidense Billy Cobham fue uno de los primeros artistas en conjugar los ritmos del rock con la polirritmia del jazz y el funk; una filosofía musical en la que confluye con otros dos iconos de la batería, Tony Williams y Jack DeJohnette.

El genio Cobham comenzó su carrera profesional a los 18 años, en 1962, y desde entonces ha tocado con las primeras figuras del género y con leyendas del pop y el rock. Una lista que podría encabezar Miles Davis, del que fue colaborador asiduo, para continuar con George Benson, John McLaughlin, Gil Evans, John Scofield, George Duke, Grover Washington, Roberta Flack, Peter Gabriel, James Brown o Quincy Jones. No está mal como aval...

No obstante, desde los años setenta compone y lidera sus propios proyectos musicales. Consagrado a la exploración musical y a la expresión creativa, alguien escribió que su éxito resulta de la unión de una precisión exacta y una fuerza explosiva, y, consecuentamente, es uno de los baterías que más han influido en la forma de tocar desde que saltara al Olimpo de la música. Y es que Cobhman ha enriquecido la técnica de la batería jazz y la ha trasladado con energía al campo del jazz-rock, convirtiéndose en un modelo.

Tras el batería será el turno de Stanley Clarke, cuatro veces ganador del Premio Grammy, y sin duda uno de los bajistas acústicos y eléctricos más famosos del mundo. Además, tiene el mismo talento como compositor que como intérprete, y en su currículum también aparece como director, arreglista y productor.

Verdadero pionero en el jazz y la fusión de jazz, Clarke es particularmente conocido por su feroz destreza de bajo y su consumada musicalidad. Indiscutiblemente, ha alcanzado el estatus de leyenda viva durante su carrera de más de 40 años como virtuoso, y su creatividad ha sido reconocida y premiada de todas las formas imaginables: además de los Grammy, atesora discos de oro y platino, nominaciones a los premios Emmy y en prácticamente todas las encuestas de lectores y críticos existentes es el número uno en lo suyo. Fue el primer 'Jazzman of the Year' de Rolling Stone y el bajista ganador del Playboy's Music Award durante diez años consecutivos. También fue honrado con el Lifetime Achievement Award de la Bass Player Magazine y es miembro de la 'Galería de los Grandes' de Guitar Player Magazine. Y la lista sigue: en 2004 apareció en la revista Los Angeles como una de las 50 personas más influyentes, fue honrado con la llave de la ciudad de Filadelfia –en cuya Universidad de las Artes tiene un doctorado– y se metió en el cemento como un miembro del 'Rock Walk' de Hollywood en 1999.

Ahora, a los 66 años y 45 después de la edición de su disco debut como solista, Children of forever (1973), el legendario bajista estadounidense presenta nuevo trabajo, The message, compuesto y grabado durante la última gira europea de la banda, a cuya formación estable, integrada por Cameron Graves en sintetizador, Beka Gochiashvili en piano acústico y Mike Mitchell en batería, se le suman en este disco el trompetista Mark Isham y el rapero y beatboxer Doug E. Fresh.

Las entradas se pueden adquirir en la web jazzcartagena.com o en las taquillas del Auditorio El Batel y el Nuevo Teatro Circo. Pero la jornada comenzará a las doce y media de la mañana en la plaza del Icue con LCD Funk, un colectivo de músicos que en 2013 se unieron motivados por su pasión compartida por el funk, el soul y la música de raíces afroamericanas. Su propuesta es la de convertir en puro groove canciones conocidas de otros estilos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.