08 de octubre de 2018
08.10.2018
Entrevista

Javier Gómez: ''Nos esperábamos como máximo llegar a cuatro o cinco salas''

''No nos quedamos solo con lo bueno, también con lo malo; de ahí se aprende para mejorar en próximos proyectos''

08.10.2018 | 04:00
Javier Gómez, durante el rodaje de ´Los amores cobardes´

Productor y director. El caravaqueño está viviendo uno de los momentos álgidos de su todavía corta carrera con ´Los amores cobardes´, el primer filme que realiza junto con sus compañeros de Abismofilms. En esta ocasión, el murciano ha ejercido como ayudante de dirección y se ha encargado del montaje de la película, recién estrenada en Madrid con mayor acogida de lo que esperaban: catorce salas y el premio de la crítica en el Festival de Alicante

El caravaqueño Javier Gómez, junto a sus compañeros de Abismofilms, han realizado y producido para la gran pantalla la película Los amores cobardes. El filme, cuyo preestreno tuvo lugar recientemente en Madrid, cuenta la historia de Eva, una joven fuerte e independiente que viaja a su ciudad natal para pasar las vacaciones de verano. Allí se reencontrará con Rubén, su antiguo mejor amigo, con el que perdió el contacto hace seis años después de que el chico pusiera fin a su relación inesperadamente. Carmen Blanco, directora y guionista de la cinta, contó con el murciano como primer ayudante de dirección y montador. Hablamos con él sobre su esperiencia.

Hasta el momento solo habían realizado varios cortos, ¿cómo surgió lo de lanzarse con una película?
Precisamente así: habíamos realizado ya varios cortos y nos dimos cuenta de que necesitábamos llegar más allá. Queríamos contar una historia mayor y, a partir de ahí, de querer contar algo más extenso, surgió la idea realizar un largometraje. Todo comenzó con la historia, posteriormente se creó un guion y, hecho esto, llegó el momento de buscar todos los apoyos posibles para hacer realidad el proyecto.

¿Cuál ha sido su trabajo en Los amores cobardes?
Además de productor con mis cuatro compañeros, durante el rodaje estuve como ayudante de dirección y, después, en la postproducción, como montador.

La trama cuenta la historia de Eva, que es interpretada por Blanca Parés, una joven que regresa a su ciudad natal de vacaciones. ¿Cómo es el personaje?
Eva vuelve a su ciudad para desconectar, para alejarse un poco de esa presión con la que vivimos muchos jóvenes de estar todo el día trabajando para, al final, conseguir muy poco. Ella necesita despejarse, unas vacaciones, huir de todo ese bullicio. Pero cuando regresa a su ciudad se encuentra con una persona que había desaparecido de su vida hacía seis años. Y cuando regresa a su vida vuelven a aflorar una serie de preguntas que ella misma había dejado sin responder cuando se marchó. Se vuelve a plantear toda la relación que tuvo anteriormente.

Está dirigida por Carmen blanco, que debuta con su primer largometraje ¿Qué tal ha sido el trabajo a su lado?
Muy bueno. Carmen es parte de la productora, así que conocíamos su forma de trabajar desde el primer minuto, porque hemos realizado varios cortometrajes juntos, como te decía. Hay un feeling, una predisposición a trabajar juntos, codo con codo. Además, hemos trabajado los dos como directores, así que conocíamos muy bien nuestras métodos y todo fue muy fluido durante el rodaje.

¿Dónde ha sido grabada? ¿Qué exteriores habéis utilizado en esta ocasión?
Esta grabada íntegramente en Málaga, en pueblos como Rincón de la Victoria, Marbella y Fuengirola,en pueblos costeros.

Llega a los cines avalada por el premio a la Mejor Dirección en el Festival de Alicante.
La verdad es que no nos esperábamos el premio y estamos muy contentos. Yo no estaba en el festival, estaban mis compañeros, y me dejaron el típico mensaje de: «Ha pasado algo», y al final era que le habían dado a Carmen el premio a la Mejor Dirección y el premio de la crítica. Estamos muy contentos con el galardón.

La película se proyecta en catorce salas de toda España, que aunque a algunos les pueda parecer poco, no está nada mal. Es muy complicado entrar en el circuito de salas a nivel nacional...
Nosotros nos esperábamos llegar como máximo a cuatro o cinco salas; entonces, que durante la primera semana de estreno llegara a tantos cines, fue una sorpresa enorme. Es que, además, los cines te avisan con muy poco tiempo de que van a proyectar tu película, así que no sabes de antemano en cuántos sitios vas a estar... Y sí, entrar en los cines es muy complicado, así que esta tarea la llevó a cabo la distribuidora, porque nosotros al ser productora esa vía no la conocemos mucho. Los cines siempre apuestan por películas más comerciales, sobre todo los grandes, así que te queda un número muy limitado de salas, que son las que se centran más en cine independientes; ahí es donde puedes encontrar un hueco.

¿Qué tal está siendo la acogida por parte del público?
Pues supongo que hay de todo... Nosotros nos quedamos no solo con lo bueno, también con lo malo; de ahí se aprende para mejorar en los próximos proyectos.

Javier, ¿cómo nació su inquietud por el cine?
Siempre me ha atraído mucho el mundo de los audiovisuales. Me recuerdo con el ordenador montando cualquier cosa, haciendo mis primeros pinitos... Digamos que desde bien pequeño me sentí atraído por este mundo.

Presentada Los amores cobartes, ¿algún proyecto a la vista?
Estamos ya desarrollando el proyecto de un nuevo largometraje. Ahora mismo estamos con el guion, y cuando esté terminado tenemos que ver qué ayudas conseguimos de otras productoras u otras empresas. De momento, lo que te puedo decir es que hay una película en marcha.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.