24 de septiembre de 2018
24.09.2018
La Opinión de Murcia
Cine

La sombra de la mujer en el cine español

Un estudio de la asociación Cima sitúa en un 24% la presencia femenina en la cinematografía de 2017, mientras los hombres acumulan el 70% de los cargos de mayor responsabilidad

23.09.2018 | 21:19

El papel de la mujer en la producción de cine español parece ser más una sombra que una realidad. Y es que, según un estudio elaborado por la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales de España (Cima), en 2017 ha disminuido la presencia femenina respecto a los dos años anteriores, hasta el 24%, en un año en el que los hombres han ocupado más del 70% de los cargos de responsabilidad en 131 españolas estrenadas.

El informe, realizado por la experta en cuestiones de género Sara Cuenca y hecho público en el marco del Festival de Cine de San Sebastián, se ha efectuado sobre 131 películas estrenadas –e inscritas en los Premios Goya– en 2017. Del total de largometrajes, 80 era de ficción, tres de animación y 48 documentales.

El estudio pone de relieve que las mujeres representan un 24% del total del sector, frente al 76% que representan los hombres. Dentro del informe, se apunta a que comparando los datos con los años 2016 y 2015, la representatividad de la mujer ha disminuido dos puntos porcentuales.

Esta caída es la primera en dos años, puesto que tanto en 2015 como en 2016 se había mantenido en un 26%. El porcentaje de directoras es del 12%, pero considerando solo el género de ficción, su representatividad baja al 9%, una cifra que «no se veía desde los primeros años de esta década», indica el texto.

El estudio de Cima desgrana el sector por áreas de representatividad. Entre las cifras más destacadas se encuentra la «reducción progresiva» de la presencia de mujeres en el género documental.

Las áreas más 'masculinazadas' son los efectos especiales (con un 99% de los hombres), la composición musical (96%), la dirección de fotografía (93%) y la dirección (88%), mientras que las 'feminizadas' son el diseño de vestuario (86% de mujeres) y peluquería (un 72%).

Solo en las categorías de producción y de responsable de sonido la presencia femenina ha subido ligeramente.

Desde un punto de vista de segregación vertical, el 80 % de los puestos de influencia los ocuparon hombres. «A medida que se asciende en los grupos de poder, la presencia de la mujer disminuye», indica la autora del informe, la investigadora Sara Cuenca.

El género masculinizado por excelencia es la animación, con solo un 10 % de mujeres, y solamente en los cargos de producción (16%) y dirección de producción (33%).

Por otro lado, se detecta que comienza a aumentar la presencia de hombres en los cargos altamente feminizados, mientras que los cargos masculinizados se están masculinizando aún más sin permitir la inserción de mujeres.


La publicación de este estudio ha coincidido con el acto de la firma de la 'Carta por la Paridad y la Inclusión de las Mujeres en el Cine'. El acto de la firma contó con el director del Zinemaldia, José Luis Rebordinos; la vicepresidenta de Gobierno, Carmen Calvo; el ministro de Cultura y Deportes, José Guirao; el presidente del Consejo de Administración del festival y alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, y la presidenta de Cima, Cristina Andreu.

La Carta por la Paridad es una iniciativa que fue presentada públicamente en la pasada edición del Festival de Cannes por el colectivo 5050x2020, refrendada por la entonces presidenta del Jurado Cate Blanchet y una amplia representación de las mujeres que acudieron al Festival.

Cima, que apoyó entonces la iniciativa, ha promovido ahora que el Festival de San Sebastián traslade y firme los puntos básicos de esa carta y se comprometa a su cumplimiento.

El documento incluye que el Festival se compromete a «compilar estadísticas desagregadas por género», tanto aquellas que se refieran al número de películas recibidas para su selección, como a las elegidas y programadas, para «disponer de datos fiables y reales sobre la presencia de proyectos liderados por mujeres».

Asimismo, a «hacer pública la lista de miembros de los comités de selección y programación» y a «establecer un calendario de cambios en los órganos ejecutivos del festival con el fin de alcanzar la paridad en el actual período de mandato de dichos órganos». También realizará una comunicación anual sobre los progresos realizados.

Carmen Calvo calificó durante el acto de la firma de «significativo» el compromiso por la paridad del festival. «Las mujeres solo queremos seguir compitiendo en igualdad de oportunidades, porque sabemos que ganamos», comentó con humor la vicepresidenta del Gobierno, quien además incidió en la visibilidad que aporta el cine. «La cultura no es cosa menor, conforma un espacio simbólico colectivo de valores y estereotipos, para bien y mal», señaló.

El propio Rebordinos incidió en la necesidad de seguir trabajando desde el festival y promover este tipo de cartas a otros certámenes. El director del festival de San Sebastián recordó que ya cuentan «con una mirada femenina importante» desde la propia organización, con datos como que de sus 34 trabajadores fijos, 28 son mujeres. Sin embargo, al mismo tiempo lamentó que de las 18 películas en competición en la sección oficial, sólo cinco están dirigidas por mujeres. «Hay gente que nos felicita por ello, pero es demencial, no es para estar orgullosos», subrayó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.