08 de marzo de 2018
08.03.2018
Entrevista
Cantante 

Ruth Lorenzo: "El subidón del amor engancha, pero el bajón aún más"

"En ´Loveaholic´ he querido ser lo más cruda posible" - "Las cosas no funcionan si gana el ego, cuando gana el arte es cuando se puede hacer algo grande"

08.03.2018 | 04:00
Ruth Lorenzo: "El subidón del amor engancha, pero el bajón aún más"

Más guerrera y sincera que nunca, Ruth Lorenzo regresa a los escenarios con su segundo trabajo discográfico, Loveaholic. La murciana, que representó a España en el festival de Eurovisión en 2014 tras rechazar un contrato millonario con EMI, estará este lunes en la FNAC de Nueva Condomina para firmar y presentar su nuevo álbum.

Ruth Lorenzo (Murcia, 1982) está pletórica. Acaba de iniciar su gira de 2018 y Loveaholic, su nuevo disco, llega mañana a las estanterías de las tiendas especializadas de toda España; y, aun así, ya hay reacciones, y están siendo más que positivas, ante esta nueva etapa de la cantante. Pues Ruth se lo está dejando todo en el escenario –porque ama la música–, pero antes volcó su corazón en las 12 pistas de este álbum, que el próximo lunes presenta con un pequeño showcase en la FNAC de Nueva Condomina. Será un aperitivo de lo que la murciana prepara para el próximo 16 de junio en el Teatro Romea.

P En Loveaholic se desplaza a un sonido más rockero, ¿qué ha motivado el cambio?
R Realmente no es un cambio para mí, a lo mejor es un cambio para el oyente. Porque, ¿a las canciones qué les hace cambiar, un solo de guitarra? Una canción es una canción, y luego la producción que le pongas encima. Simplemente he intentado desnudar todo. Como dice Alicia Keys, son tres acordes y la verdad. Todo lo demás son cosas que le añades.

P Sus canciones hablan de sus experiencias, pero con Loveaholic dice que ha querido ir más allá, ¿cómo lo ha hecho?
R Sin demasiadas florituras, sin decorar, diciendo lo que hay. Por ejemplo, Good girls don´t lie habla de que no te enamores de mí, porque no soy buena para ti en ningún sentido. No he querido adornar, he querido ser lo más cruda posible.

P Trata el amor como adicción, ¿es así como lo ha vivido?
R Sí. Yo creo que es así como la gran mayoría de seres humanos viven el amor. Como una auténtica adicción al pre, al post, al durante y al volver. El subidón del amor engancha mucho, pero el bajón del amor engancha más, porque, cuando estás de bajón, o te quedas con una resaca de la leche o vuelves a querer amar de nuevo. Lo veo muy curioso. Yo, por lo menos, vivo siempre adicta al amor.

P Pero no solo trata el amor romántico, se remonta también hasta la infancia. ¿Qué tiene que ver su relación de entonces con la de ahora?
R Supongo que todos tenemos un momento que nos ha marcado en la vida, y para mí el momento que más me ha marcado a la hora de relacionarme amorosamente fue la relación con mi padre, y el sentimiento de abandono por una separación. El que mi padre no supiera estar, el que yo no supiera volver€ Y todas esas cosas. Una vez que lo entiendes, comprendes Good girls don´t lie y todo lo demás, entiendes la rebeldía, el dolor, el querer volver pero no saber dejarte amar.

P Lo vincula también a su etapa en Londres. Tengo entendido que en este álbum ha incluido uno de los temas que EMI rechazó durante su acuerdo.
R No es que se rechazara Another day, simplemente no les encajaba en lo que ellos tenían como disco para mí. No dieron motivos. Yo lo envié y la respuesta fue: «Ah, muy bien, pero hay que hacer esto, esto y esto». Ni siquiera me hicieron caso. Y para mí es la canción más especial que hay dentro de este disco. La colaboración con Jeff Beck es la hostia. Es una leyenda viviente, y un hombre súper humilde, que ha querido trabajar hasta el final.

P Usted rechaza el contrato con EMI después de triunfar en The X Factor. Tenía un nombre en el extranjero, pero regresa a España, ¿por qué?
R Porque necesitaba un cambio, quería crecer€. Buscaba poder volver a mi país.

P Lo hizo en el anonimato, ¿pensó que se había acabado?
R No, yo siempre he sabido que me iba a dedicar a cantar, que es lo que voy a hacer hasta el final de mis días. ¿La escala en la que lo haga? Pues ya depende de la suerte que pueda tener. Pero, aunque sea en el metro, cantaré. Voy a cantar toda la vida. El regreso me sirvió para recapacitar, ver quién era y qué necesitaba. Surgió la oportunidad de Eurovisión y dije «vamos a probar».

P En el festival quedó en el décimo puesto, una posición mucho mejor que las últimas que el país ha conseguido, ¿qué le falla a España en Eurovisión?
R No sé si falla algo, pero yo le diría a las personas que vayan en un futuro a Eurovisión que lo más importante es la música, hacer arte, por encima de cualquier nombre y firma debajo de un papel. Muchas veces las cosas no funcionan simplemente porque el ego gana. Cuando no gana el ego y gana el arte, ahí es cuando se pueden hacer grandes cosas. En eso me baso a la hora de crear.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine