14 de diciembre de 2010
14.12.2010
Demanda

Bacilö lleva a los tribunales a Manifesta por 'echarles' de la Bienal

El colectivo de artistas murcianos interpone una demanda por vía de conciliación tras ser apartado del ciclo MoCHA Sessions

14.12.2010 | 02:47
Miembros del colectivo Bacilö.

El colectivo de artistas murcianos Corporación Bacilö presentará hoy en los juzgados una demanda por vía de conciliación contra la Fundación Manifesta y los responsables del proyecto The MoCHA Sessions «reclamando los daños morales y perjuicios económicos por el trabajo realizado sin remuneración alguna durante más de cuatro meses», tras los cuales la organización les negó su derecho a exponer por falta de entendimiento entre ambas partes.

Según explica el colectivo en una nota de prensa, Bacilö fue invitado a participar en la sección oficial de Manifesta 8 dentro del ciclo The MoCHA Sessions, que se está celebrando con artistas murcianos en el Espacio de Artes Visuales. Su proyecto, titulado Contabilidad, pretendía mostrar la cara oculta de las exposiciones de arte y, concretamente, la de este caso.

Según Claudio Aldaz, miembro del colectivo, «la idea era mostrar lo que tiene que bregar un artista antes de exponer, mostrar toda lo que
cuesta negociar, pero cuando les pedimos información sobre la contabilidad para hacer este proyecto tampoco nos la facilitaron». Para este
trabajo, y al igual que el resto de artistas, contaban con 1.000 euros –360 en concepto de remuneración, en este caso para seis artistas, y 640 en concepto de producción–, por lo que el colectivo emprendió negociaciones con el fin de que se ampliase el presupuesto.

Desde Bacilö aseguran que presentaron el dossier con su proyecto a tiempo, si bien es cierto que su intención era guardar «en secreto» una parte de la performance que querían realizar, aunque finalmente dicen que la desvelaron a la organización. Aun así, denuncian que desde Manifesta no les citaron para firmar el contrato definitivo. Posteriormente, recibieron la información de que estaban fuera del programa «sin tener ninguna cobertura legal ni haber cobrado por los meses en los que ya habíamos trabajado en la exposición», lo que supone, a juicio de Bacilö, «un abuso de poder».

En cualquier caso, Aldaz asegura que no les importa recuperar el dinero, «sino el reconocimiento por parte de Manifesta». «Al final hemos visto censurado nuestro mensaje», dicen desde el colectivo, que intentó sin éxito ponerse en contacto con los responsables de Manifesta. Silencio tras el cual han tomado la decisión de interponer la demanda y obtener así respuestas.

A pesar de no estar ya en Manifesta, el colectivo presentará el jueves en la galería Progreso 80 –20.00 horas– el libro Contabilidad, basado en su proyecto inicial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.