11 de noviembre de 2009
11.11.2009
Recuperación

Restauran 26 piezas del Museo de Arte Ibérico de El Cigarralejo

11.11.2009 | 09:59
La restauradora Violante Rodríguez (i), Enrique Ujaldón y Virginia Page observan las piezas restauradas

Resultaron dañadas al caerse de las vitrinas durante el terremoto de 1999

El Museo de Arte Ibérico de El Cigarralejo, en Mula, volverá a albergar en los próximos días todas las piezas afectadas por el terremoto de 1999, después de que haya finalizado la restauración de ocho urnas funerarias del siglo IV a.C., además de otras 25 piezas. Así lo anunció ayer el director general de Bellas Artes y Bienes Culturales, Enrique Ujaldón, quien presentó, junto a la directora del museo, Virginia Page, y la restauradora Violante Rodríguez, las piezas restauradas, en las que técnicos del Museo Arqueológico de Murcia han trabajado seis meses.

Las más importantes son las ocho urnas de barro con pinturas geométricas elaboradas con pinceles múltiples que, originariamente, se habían utilizado para almacenar víveres como trigo o miel y que después se reutilizaron como ajuares funerarios para guardar los restos incinerados de los habitantes del asentamiento íbero en el siglo IV a.C. y que pertenecían a la alta sociedad de la época.

Además de las urnas se han restaurado otras 25 piezas como diversas lanzas, adornos de guerreros, anillos y huesos, que se vieron afectados al caerse las vitrinas en las que estaban alojados a consecuencia del seísmo, "algo que ya es impensable que ocurra, ya que se ha cambiado la sujeción de las vitrinas", afirmó Page.

El proceso de restauración de las urnas, de distintos tamaños, ha consistido en su limpieza mediante procesos mecánicos y químicos para quitar la sal acumulada al haber permanecido enterradas durante siglos, tras lo que se han eliminado las anteriores intervenciones de restauración que evitaban que se viesen los colores originarios de las piezas.

El yacimiento del Cigarralejo se encuentra a cuatro kilómetros de la ciudad de Mula y es uno de los pocos asentamientos ibéricos en los que se conocen simultáneamente el poblado, la necrópolis y el santuario. Se descubrió de forma casual en 1945.

Por otra parte, Enrique Ujaldón dio ayer a conocer la base de datos de bibliografía arqueológica de Murcia, que alberga la totalidad de las publicaciones sobre arqueología de la Región recopiladas hasta el momento y que cuenta ya con más de 4.200 referencias. La base de datos puede consultarse a través de la página web www.museoarqueologicomurcia.com.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.