Laboral

La primera alerta por calor obliga a acortar la jornada en el campo

Los municipios de la Vega del Segura han registrado las temperaturas más altas, con máximas de 42 grados centígrados

Jornaleros en una finca del Campo de Cartagena este miércoles.

Jornaleros en una finca del Campo de Cartagena este miércoles. / Loyola

María José Gil

María José Gil

La Región vivió ayer la primera alerta por calor, que este año ha tardado más de lo habitual. Las temperaturas más altas de la jornada se registraron en la Vega del Segura, que se encontraba en alerta naranja, aunque la predicción de riesgo medio por altas temperaturas abarcaba la mayor parte del territorio regional, según las previsiones del servicio de Meteosalud de la Comunidad Autónoma. Solo el Campo de Cartagena, el Guadalentín y Mazarrón escaparon a la alerta amarilla. La subida de los termómetros obligó a reducir la jornada laboral en el campo y en las obras y a reforzar las medidas de prevención en las zonas más castigadas.

El peligro de que llegaran a producirse golpes de calor exige a las empresas que extremen las precauciones en las actividades al aire libre. Así, las del sector agrario y de la construcción debían parar a mediodía, siguiendo las pautas que ha establecido el Ministerio de Trabajo. El riesgo se extiende también a la hostelería y a las panaderías, por ejemplo. 

Los municipios de la Vega Alta del Segura amanecieron ayer con aviso naranja, lo que implica un riesgo importante ante la previsión de que los termómetros subieran hasta los 41 grados centígrados. En Abarán y Blanca llegaron a alcanzarse los 42, según la información de la Aemet.

En el municipio Cieza, que en este momento se encuentra todavía en plena recolección del melocotón, la previsión era que los termómetros alcanzaran los 41 grados centígrados.  

Las comarcas del Altiplano y del Noroeste tenían alerta amarilla, con una previsión de 39 grados centígrados.

El presidente de la Federación de Cooperativas Agrarias, Santiago Martínez Gabaldón, explicó que las cuadrillas dedicadas a la recolección del melocotón suelen dejar de trabajar hacia las 12.00 o 12.30 horas cuando se registran temperaturas tan altas.  

Martínez Gabaldón precisó que, además de garantizar la seguridad de los trabajadores en las horas de más calor, las empresas también tratan de evitar la recolección porque las altas temperaturas también producen un deterioro en la calidad de la fruta. «Cuando se recoge la fruta por encima de los 34 o los 35 grados centígrados se amorata y se ablanda», señaló.

Añadió que «si hace falta, las horas perdidas se recuperan después en el mes de septiembre».

Por su parte, la secretaria de Salud Laboral de UGT, Encarna del Baño, reiteró los llamamientos a las empresas y a la Administración que el sindicato ha realizado en los últimos días. Del Baño recordó que, además de los trabajadores del campo y de la construcción que están al aire libre, existe un elevado riesgo en actividades como las obras públicas, en las que «pueden estar poniendo asfalto a 1.000 grados para que se funda».

Aludió igualmente a otros sectores en los que también se trabaja con temperaturas altas, «como las panaderías o los chiringuitos de playa, en los que los camareros tienen que pisar la arena ardiendo».

La Consejería de Salud emitió ayer un aviso en el que alertaba de que en los trabajos al aire libre resulta necesario evitar realizar labores que exijan esfuerzo físico en las horas centrales del día. También recuerda la necesidad de que los trabajadores se hidraten y beban agua con frecuencia. 

 Por su parte, la Inspección de Trabajo ha puesto en marcha la campaña de visitas a las empresas para controlar el cumplimiento de las medidas de seguridad frente al estrés térmico en las actividades al aire libre.

Alerta amarilla hasta mañana

Las temperaturas se mantendrán hoy cercanas a los 40 grados centígrados en el interior de la Región e incluso algo por encima, aunque desaparece la alerta naranja de la Vega del Segura. Esta comarca, al igual que el Altiplano y el Noroeste, estará en alerta amarilla hasta este viernes, según las previsiones de la Aemet. La ciudad de Murcia alcanzó ayer los 41 grados centígrados, la temperatura más alta de todas las capitales españolas. Fue además la única que superó los 40 grados centígrados. La Aemet anticipaba también un nuevo episodio de calima, que se puede extender a la Región. Los termómetros bajarán el sábado, debido a las posibles tormentas

Salud explica cómo detectar los síntomas de los golpes de calor

La Consejería de Salud ha alertado de que las altas temperaturas que se van a registrar en la Región hasta mañana exigen que se preste una atención especial a bebés, niños, personas mayores y enfermos cuya situación pueda agravarse con el calor y la deshidratación o a consecuencia de las enfermedades cardiovasculares, respiratorias, neurológicas y metabólicas. 

A las personas que se consideran menos expuestas a los efectos del calor sobre la salud les recuerda igualmente que no deben realizar actividades deportivas en las horas centrales del día.

Salud explica cómo detectar los síntomas de los golpes de calor, que abarcan desde una fiebre de más de 39 grados a agitación, confusión o pérdida de conciencia, la sensación de tener la piel caliente o enrojecida y el pulso acelerado. «En caso de que alguno de estos síntomas se prolongue más de una hora, es necesario avisar inmediatamente a un médico», advierte.

Murcia cierra siete jardines y zonas verdes

El Ayuntamiento de Murcia cerró ayer siete jardines y zonas verdes de la ciudad para evitar que el estrés al que se ven sometidos los árboles con la subida de las temperaturas llegue a provocar algún accidente.

Según informó e Consistorio, durante la jornada de este miércoles estuvo cerrado el acceso a los jardines de Floridablanca, La Seda, Cuartel de Artillería, Calle Industria,Teniente Flomesta, Jardín Chino y Jardín de Fofó.

Por otra parte, el Servicio de Emergencia Móvil y Atención Social (SEMAS), dependiente de  Bienestar Social, atendió a 117 personas sin hogar durante estos días. Además de ofrecerles agua y zumos fríos, se les facilitan gorras y se les informa sobre los espacios a los que pueden acudir para evitar golpes de calor. Estos espacios, que protegen del calor a los vecinos del municipio, se activarán durante la fase preventiva por ola de calor hasta el 15 de septiembre.