Crisis migratoria

Los menores inmigrantes tensan la cuerda entre PP y Vox en la Región

El partido de Abascal insiste en romper el pacto si se acoge a ‘menas’, Feijóo acepta el reparto de 400 menores y la consejera regional de Política Social puntualiza que en la Región no caben más

La consejera de Política Social, Familia e Igualdad, Conchita Ruiz, durante su intervención en Tenerife.

La consejera de Política Social, Familia e Igualdad, Conchita Ruiz, durante su intervención en Tenerife.

La atención a los menores extranjeros no acompañados (’menas’) por parte de los gobiernos autonómicos ha puesto contra la espada y la pared a muchos Ejecutivos regionales dirigidos por el PP y Vox tras la amenaza del líder de la formación verde, Santiago Abascal, de romper los gobiernos que dirigen en coalición, entre ellos el de la Región, si los populares aceptaban la distribución de ‘menas’ propuesta por el Gobierno central. Un extremo que ayer confirmó el líder nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, señalando que las comunidades autónomas lideradas por su partido «asumirán» el reparto de 400 menores inmigrantes no acompañados, aunque no se ha determinado aún cuántos llegarán a la Región.

La decisión de Núñez Feijóo no pasó desapercibida ayer en la política murciana, protagonizando incluso un momento tenso en el pleno de la Asamblea Regional en el que la consejera de Turismo, Cultura, Juventud y Deportes, Carmen Conesa, comparecía para explicar las líneas de trabajo de su área. Y es que, durante la intervención del diputado de Vox Ignacio Arcas para contestar a Conesa, éste advirtió de que su partido romperá el Gobierno autonómico, en el que PP y Vox son socios, si el Ejecutivo liderado por Fernando López Miras acoge a menores extranjeros no acompañados en los albergues gestionados por la Comunidad.

«Desde Vox nos oponemos total y frontalmente a este reparto de ‘menas’ que genera inseguridad en los barrios donde van a ser instalados», dijo desde la tribuna central del Parlamento autonómico, lo que provocó la reacción de la portavoz del grupo Mixto (Podemos), María Marín, quien gritó desde su asiento: «¡Qué vergüenza, señorías, son niños y niñas!»; por lo que la presidenta de la Asamblea, Visitación Martínez (PP) la llamó al orden, al no contar con el turno de la palabra.

Una interrupción que se volvió a repetir al retomar la palabra el diputado de Vox, que insistió en su última frase hasta en tres ocasiones, provocando que Martínez le instara a ceñirse a la cuestión de debate en el pleno. No obstante, Arcas continuó su discurso preguntando a la consejera si va a facilitar el alojamiento de ‘menas’ en los albergues juveniles propiedad de la Comunidad Autónoma. En caso afirmativo, prosiguió, le preguntó si va a consensuar esta decisión con los vecinos de Cala Reona en Águilas, la Alberca en Murcia y los usuarios del albergue juvenil de Sierra Espuña.

El diputado sacó a relucir en la Asamblea que el presidente de su partido, Santiago Abascal, «ha sido muy claro afirmando que se considerarán rotos todos los pactos regionales con el PP que no utilicen todos los medios políticos y legales para evitar la distribución de ‘menas’ por nuestra calle». En ese momento, la presidenta de la Asamblea le recordó que se ciñera al objeto de la comparecencia, aunque Arcas prosiguió su intervención pidiendo a Conesa que «no sea cómplice de esta situación que puede traer como consecuencia la degradación de nuestros barrios». «No se convierta en parte del problema», indicó, añadiendo que la posición de su partido es que «los ‘menas’ deben de estar con sus padres, por eso deben ser deportados y enviados a su casa». Martínez le llamó por segunda vez a ceñirse a la cuestión del pleno, recordando que a la tercera le podría retirar el uso de la palabra.

Finalmente, el diputado de Vox señaló que en su partido «cumplimos con nuestra palabra, por ello siempre nos tendrá enfrente de cualquier actuación que pueda contribuir al detrimento de nuestra nación». «Saben ustedes que los ciudadanos no quieren estas situaciones por lo que nosotros estaremos como alternativa tal y como hemos hecho durante los últimos años», apostilló.

Sobre las amenazas del partido de Abascal al posicionamiento del PP sobre los menores extranjeros no acompañados el propio Núñez Feijóo se pronunció asegurando que ningún dirigente de ese partido se ha puesto en contacto con los populares sobre este asunto y reiteró que el PP «cumple los acuerdos de estabilidad entre comunidades». «Le digo a Vox que en las propias comunidades que ellos están gestionando atendemos en este momento a unos 1.800 menores», indicó el líder de los pipulares, quien añadió: «Entiendo que no se puede amenazar a nadie por cumplir con su deber».

Modelo vigente

En este sentido, hay que recordar que la propuesta del Gobierno central supone una derivación de acuerdo al modelo vigente hasta ahora, basado en la voluntariedad, y, según datos del Ministerio de Juventud e Infancia, en realidad supondría derivar a 347 jóvenes, ya que 40 se quedarían en Canarias y 13, en la ciudad autónoma de Ceuta.

«Nosotros vamos a cumplir nuestras obligaciones y compromisos como partido de Estado, y seremos coherentes y solidarios con la excepcionalidad que atraviesa Canarias», dijo Núñez Feijóo, quien recordó que las autonomías del PP atienden ya a 5.000 menores, «un 80 % del total».

La Comunidad dice que carece de capacidad para acoger a más menores

La consejera de Política Social, Familia e Igualdad, Conchita Ruiz Caballero, avanzó ayer que la Región de Murcia no apoyará la reforma de la Ley de Extranjería y aseguró que el Ejecutivo autonómico «no va a aceptar a más menores no acompañados» en la Comunidad. Ruiz Caballero hizo estas declaraciones apenas horas después de que el líder de su partido (PP) a nivel nacional, Alberto Núñez Feijóo anunciara que asumiría la derivación de 400 ‘menas’ en las comunidades que gobierna. La consejera habló desde Santa Cruz de Tenerife, donde ayer tuvo lugar el pleno de la Conferencia Sectorial de Infancia y Adolescencia, en la que se abordó ese reparto de 400 menores no acompañados entre las comunidades autónomas.

Allí, señaló que el Gobierno regional, liderado por el presidente Fernando López Miras, asume el acuerdo adoptado en la Conferencia del año 2022 porque «cumple con lo acordado», si bien insistió en que «los recursos en la Región de Murcia están saturados». «Están prácticamente en situación de colapso», advirtió la consejera de Política Social, Familia e Igualdad. «No tenemos capacidad para acoger a más», dijo la dirigente autonómica, que recordó que este martes fueron interceptadas en las costas de la Región tres embarcaciones en las que viajaban tres menores de edad. De este modo, Ruiz Caballero expresó que la situación de la Comunidad Autónoma es «más parecida a la de Canarias que al resto de territorios de la Península». «Por ello, en la conferencia sectorial va a quedar claro que la Región de Murcia no va a aceptar a más menores no acompañados», afirmó la consejera. Desde el PSOE en la Región, han recriminado al PP que no representan a la mayoría de los españoles y le ha invitado a «dejarse las excusas y admitir un reparto equitativo de estos menores». «Lo que tiene que hacer es practicar la solidaridad», dijo la portavoz y vicesecretaria general del PSOE de la Región de Murcia, Carmina Fernández.