Consejo de Ministros

Aprueban ampliar la desaladora de Águilas por 57,8 millones de euros

La capacidad de producción pasará de 60 a 70 hm3 anuales para responder a la demanda hídrica

Vista aérea de la planta desaladora de Águilas-Guadalentín | DELEGACIÓN DEL GOBIERNO

Vista aérea de la planta desaladora de Águilas-Guadalentín | DELEGACIÓN DEL GOBIERNO

La Opinión

La Opinión

El Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), llevó a cabo ayer la aprobación de las obras de ampliación y el servicio de operación y mantenimiento de la planta desaladora de Águilas-Guadalentín.

Estas obras, con un valor estimado de 57,8 millones de euros y declaradas de Interés General del Estado, han sido encomendadas a la sociedad estatal Aguas de las Cuencas Mediterráneas (ACUAMED), de acuerdo con el convenio de gestión directa entre esta sociedad y el MITECO.

El plazo previsto para la ejecución de las obras es de 24 meses, en los que se incluyen los trabajos correspondientes a las pruebas de sistemas de funcionamiento.

La duración del contrato de mantenimiento es de 48 meses. Además, el contrato tiene una opción a prórroga máxima de 12 meses.

Aumento de la demanda hídrica

La planta se encuentra actualmente operativa, pero la situación de escasez de recursos hídricos en la Cuenca Hidrográfica del Segura desde el año 2015 motivó un aumento de solicitudes de suministro de agua de la desaladora por parte de los usuarios actuales de la planta.

A este aumento de la demanda se suma el inicio en el suministro a la Mancomunidad de los Canales del Tabilla destinado al abastecimiento a la población debido, del mismo modo, a la escasez de recursos.

Es por estos motivos que el MITECO considera necesario abordar las obras de ampliación de la capacidad de producción de 60 hm3 al año a 70 hm3 anuales, así como la operación y mantenimiento de la planta desaladora de Águilas mientras se ejecutan las actuaciones.

Con el objeto de ampliar la capacidad de la desaladora para responder de este modo a la creciente demanda hídrica se instalarán dos bastidores adicionales, entre otras modificaciones del sistema de pretratamiento y de captación de agua de mar.

Cabe recordar que una de las prioridades con la construcción de planta era reducir las extracciones de los acuíferos del valle del Guadalentín y corregir la grave sobreexplotación de los recursos subterráneos, de ahí que su ampliación sea neceesaria en época de escasez.