Emergencias

La sala del 112 de la Región, diezmada por las bajas y las excedencias en verano

El comité de empresa lamenta que el Gobierno autonómico les dé "largas" para reunirse pese a que está a punto de caducar el pliego de condiciones

Desde la Dirección General de Emergencias aseguran que tendrán un encuentro en breve

Sala del 112 en la Región de Murcia, en las instalaciones de Mariano Rojas, donde actualmente no hay operadores.

Sala del 112 en la Región de Murcia, en las instalaciones de Mariano Rojas, donde actualmente no hay operadores. / J. Caballero

Ana Lucas

Ana Lucas

El comité de empresa de la adjudicataria del servicio 112 de la Región de Murcia, Ilunion Emergencias, considera que la Administración autonómica les está dando «largas» a la hora de reunirse, pese a que en unos meses se extingue el actual pliego de condiciones.

«Nuestro objetivo es mejorar las condiciones del servicio, el trato a la ciudadanía y proporcionar condiciones dignas para la plantilla, tanto económicas como sociales», explican desde el comité, integrado por Eva Iniesta (presidenta), María Luisa Seoane (secretaria), José Antonio Avilés, Puri Sánchez y Javier Aliaga (los tres en el comité de Seguridad y Salud).

« Queremos empezar a trabajar para conseguir mejoras en el nuevo pliego de condiciones: en noviembre de 2025 finalizará el actual, y como una nueva licitación tiene que comenzar unos ocho meses antes para elaborar el pliego, queremos empezar a trabajar ya», remarcan al respecto.

Miembros del comité ponen el acento en que «actualmente estamos en el convenio colectivo de contact center, convenio que no tiene en cuenta las particularidades de nuestro trabajo, dado que no somos telemarketing». Hacen hincapié en que «nuestro objetivo es mejorar las condiciones laborales, sociales y económicas, acorde a lo que hay en el resto de comunidades».

Miembros del comité de empresa de la adjudicataria del servicio 112 en la Región de Murcia.

Miembros del comité de empresa de la adjudicataria del servicio 112 en la Región de Murcia. / La Opinión

Sin embargo, tienen trabajo por delante, puesto que «la unidad de atención de llamadas no ha tenido mejoras desde el pliego de 2006, dado que los pliegos posteriores (2011, 2016 y 2020) se adjudicaron a empresas donde primaba la oferta más baja». 

"Degradación de derechos"

«Por lo tanto, la plantilla ha sufrido desde 2011 hasta 2020 una continua degradación de derechos», subrayan los representantes de los trabajadores, que recuerdan que «en el pliego de 2020 se sacó a la plantilla del Centro de Coordinación de Emergencias», una situación excepcional (única en España, insisten) que «supone problemas de coordinación con organismos y retardo en las emergencias». Algo que, al final, repercute en la calidad del servicio que reciben los ciudadanos de la Región. Sería más fácil para los responsables de emergencias que los telefonistas estuviesen también en el edificio de Mariano Rojas, en Murcia. 

"Si bien disponen de la formación y capacidad adecuadas, tienen muy poca experiencia y eso influye en la calidad del servicio"

Desde el comité de empresa detectan que «los problemas actuales de calidad del servicio están motivados por, por ejemplo, la alta rotación de puestos». 

En este sentido, destacan que «los trabajadores solicitan excedencias o permisos para aceptar otros puestos de trabajo en la Administración sanitaria como celadores, auxiliares, etcétera», al tiempo que precisan que «este problema se agudiza en períodos festivos y de verano, provocando que el servicio 112 deba contratar un alto número de personal de sustitución que, si bien disponen de la formación y capacidad adecuadas, tienen muy poca experiencia y eso influye en la calidad del servicio».

"Descontento y desafección"

Asimismo, detallan los representantes de los trabajadores que existe en la sala del 112 de la Región de Murcia un «absentismo por bajas muy elevado», el cual «solamente se puede explicar por el descontento y desafección que motivan las condiciones de trabajo». Y ponen el acento en que el salario es bajo y hay un problema con la nocturnidad

Fuentes del comité manifiestan que «en el mes de mayo y en el de junio tenemos un 13% de absentismo por bajas médicas», lo cual significa «más de 7 trabajadores de baja cada mes». «Y trabajadores de excedencia por marcharse a otros servicios, cuatro desde principios de 2024», añaden.  Esto «de una plantilla de 37 gestores y siete coordinadores, según consta en el pliego». 

Con este panorama, los miembros del comité de empresa remarcan la importancia de mantener ya una reunión con los responsables de la Consejería de Interior, de la cual depende la Dirección General de Emergencias. «Debe abogarse por una mejora en las condiciones laborales de los trabajadores, focalizando, además, la previsión de futuros problemas, como la nocturnidad en mayores de 55 años», significan. 

En la misma línea, tienen claro que «es necesario reforzar la formación y las horas dedicadas de forma obligatoria, buscar la fidelización del trabajador y su sentimiento de pertenencia al servicio, todo ello con medidas para disminuir la rotación».

En los tribunales

Desde el comité de empresa resaltan, por otro lado, que «también tenemos una demanda en el Tribunal Supremo por cesión ilegal de trabajadores, dado que el decreto de creación del 112 dice que el servicio es de gestión directa».

«En caso de que no se estime la demanda, iremos al Tribunal Europeo de Derechos Humanos», hacen hincapié.

Lo que dice la Comunidad

Desde la Comunidad apuntaron que «la empresa que ofrece el servicio en la sala es externa a la Administración» y que «el director general de Seguridad y Emergencias, Ricardo Villalba, ya se reunió en su momento con el comité de empresa para escuchar reivindicaciones y propuestas».

«Tras la conformación de un nuevo comité, la predisposición del director general sigue siendo la misma: reunirse con la presidenta y el gerente de la empresa para escuchar las nuevas demandas y encontrar las mejores opciones para su concreción. La disposición del director general a mantener esta nueva reunión, que hemos de recordar que si se repite es por la mera implicación del director general, sigue siendo máxima», remarcaron.