Entrevista

Javier Ruiz: "El baño justo antes de comer es el que todos los murcianos deberíamos evitar"

Dermatólogo adjunto del Hospital Reina Sofía Tras haber coordinado la campaña Euromelanoma 2019, promueve hábitos saludables de exposición solar y medidas para la detección del cáncer de piel.

Javier Ruiz, en la consulta de Dermatología del Reina Sofía.

Javier Ruiz, en la consulta de Dermatología del Reina Sofía. / Juan Carlos Caval

Irene Jordán

Con la llegada del verano comienzan las actividades al aire libre. Y con ello, la necesidad de insistir en la adopción de medidas que eviten los daños causados por la radiación solar. Si bien la exposición solar tiene múltiples beneficios para la salud, se debe tomar el sol con prudencia y adoptando siempre medidas que ayuden a prevenir los efectos negativos de una exposición prolongada, como las lesiones cutáneas. Usar protección 50, evitar las horas centrales del día para actividades al aire libre, utilizar abundante crema hidratante y prestar atención a los cambios en manchas y lunares son algunas de las recomendaciones de Javier Ruiz, dermatólogo adjunto del Reina Sofía, para adoptar hábitos saludables este verano.

¿Cómo deberíamos cuidarnos la piel este verano?

Voy a hacer hincapié en dos aspectos: uno es el tema de la fotoprotección. Es muy importante evitar las horas centrales del día para actividades al aire libre. Concretamente, entre las doce y las seis de la tarde. Las cremas solares deben ser de protección 50 y cubrir los dos espectros de luz más importantes: ultravioleta A y ultravioleta B. La mayoría de cremas del mercado cumplen este criterio. También es importante ducharnos para retirar el residuo que pueda quedar del baño y ponernos abundante crema hidratante porque el baño prolongado en la playa o piscina hace que nuestra piel sufra, se irrite o reseque.

¿Cuál es la exposición recomendable de sol que debemos tomar al día?

El sol regula nuestros ciclos circadianos y nos ayuda a sintetizar la vitamina D. Con el tipo de sol que da en Murcia, con una exposición de 10 a 15 minutos sería más que suficiente para sintetizar la vitamina D. La exposición segura al sol es aquella que no nos produce eritema en la piel, la que no llega a producir rojez.

¿Hay algún grado de bronceado saludable?

El bronceado es la respuesta de nuestra piel ante el estímulo de la protección solar. Es una respuesta natural y fisiológica. Tiene que existir, pero si existe bronceado significa que hemos expuesto nuestra piel reiteradamente a dosis de radiación que pueden ser perjudiciales. Es importante que la población tome conciencia de que las quemaduras que generan un pelado de la piel o ampollas van a tener repercusión a lo largo de nuestra vida. Probablemente pasen 20 o 30 años, pero la van a tener. Y eso lo vemos todos los días en la consulta de dermatología.

¿Hay alguna manera de revertir el daño solar?

El daño solar generado en la infancia o adolescencia no puede revertirse. Esa franja de edad es la que tiene mayor repercusión a largo plazo. Luego, hay trabajos de continua exposición solar en los que se debe intentar evitar las condiciones que generen daños en la piel.

¿Qué daños puede generar el sol?

El daño celular puede influir en que las células muten y den lugar a un cáncer de piel. El más temido por la repercusión que puede tener para la salud es el melanoma. El melanoma es la manera que tenemos de llamar a los lunares que se han convertido en cáncer. No es el más frecuente, pero sí el que puede distribuirse a otras partes del cuerpo y, acabar con la vida del paciente. Por eso, es importante trabajar en la prevención.

¿Qué probabilidad de cura tiene el melanoma?

La probabilidad depende de cuando se diagnostique. Si se diagnostica en una fase temprana, la probabilidad de que altere la supervivencia del paciente es muy baja, menor del 5%. Sin embargo, conforme avancen los estadios, los índices de supervivencia van bajando. En el estadio más grave, el estadio 4, la probabilidad de que afecte a nuestra supervivencia es mayor del 50%. A día de hoy, aunque tenemos muchas armas de tratamiento, todavía fallecen muchos pacientes de melanoma.

¿Qué perfil suele tener el paciente?

Siempre se ha hecho mucho hincapié en que las medidas de protección solar las debe seguir, sobre todo, el paciente con piel clara, lo que llamamos fototipos claros. Que tienen mucha dificultad para broncearse y que antes del bronceado, pasan por la etapa de rojez intensa. Las personas rubias con ojos azules tienen estadísticamente mayor riesgo de cáncer. Pero influye mucho cómo lo prevengas: si tienes la piel oscura, pero no te proteges del sol, también puedes sufrirlo.

¿El limite de sol diario varía según el tipo de piel?

Sí. Cuanto más clara sea tu piel, el tiempo de 10-15 minutos se puede ver acortado. Hay personas que tienen la piel tan clara que presentan zonas rojas a los cinco minutos de exposición solar. Sin embargo, una piel morena puede tardar casi una hora en presentar signos de rojez.

¿Cómo puede una persona comprobar si tiene signos de cáncer de piel?

Es importante explorarnos todo el cuerpo incluyendo las zonas más difíciles, como la espalda o las plantas de los pies. Para ello, podemos hacer uso de un doble espejo, mirarnos delante del espejo grande del baño con un espejo pequeño o ayudándonos de familiares. Debemos insistir en manchas nuevas que no teníamos antes, pero que de repente salen, crecen en poco tiempo y son diferentes a las demás. Las manchas buenas tienden a ser redondas, las que tienen entrantes y salientes nos deben hacer sospechar. Generalmente, las personas tienen lunares de un color uniforme. Si vemos que uno de nuestros lunares sale de esa norma, ya sea porque sea más oscuro que el resto o, porque tenga varias tonalidades, debe llamarnos la atención. Tampoco es normal que un lunar crezca en pocos meses: puede crecer un milímetro al año, como mucho.

El cáncer de piel se ha incrementado en un 40% en cuatro años, ¿a qué cree que se debe?

Probablemente, a que los índices de radiación son cada vez mayores o a que la detección es más temprana. Se diagnóstica más porque se consulta antes. Por eso, tienen más importancia las medidas de promoción y prevención de la salud.

¿Hay algún consejo extra que deban seguir los ciudadanos de la Región de Murcia?

Nuestras actividades habituales de verano están dirigidas al turismo de playa y piscina. Y las horas de mayor sol son las horas de mayor afluencia. Pero tenemos que ser conscientes de que esas horas son las más perjudiciales. Sobre todo, las horas entre las doce y las cuatro de la tarde son las peores horas para bajar a la playa. El baño justo antes de comer es el que todos los murcianos deberíamos evitar para prevenir problemas de piel en un futuro.