Entrevista

Rafael Rios: "El sistema sanitario debe adaptarse al sistema social"

Sociólogo y politólogo Doctor en Medicina y especialista en Medicina Familiar, pone el acento en que a la mayoría de mayores los cuidan parientes e inmigrantes.

A. B.

Las previsiones indican que la edad media de la población va a aumentar, llegando incluso a cuadruplicares las personas centenarias. ¿Cree que esto puede suponer un problema?

Es un problema importante porque la mayoría de los cuidados son realizados por familiares y población inmigrante, los llamados cuidadores informales. En las últimas décadas, la demanda sanitaria ha aumentado, disminuyendo con ello la disponibilidad, lo que ha afectado directamente al sector de la dependencia. Aunque se estima que únicamente el 8% de las personas que necesitan ayuda, no la reciben, también se considera que el sistema sanitario solo lleva a cabo el 12% de los cuidados a personas dependientes, cargando el resto en los cuidadores no profesionales.

¿Favorecería el crecimiento de la inmigración la red de cuidados a personas mayores?

Yo creo que sí, no hay más que observar en las calles que la mayoría de las personas que cuidan de nuestros seres queridos son inmigrantes. Es una cuestión que no podemos obviar aunque es invisible a nivel oficial, ya que no se registra en los estudios estadísticos. El sistema debe cambiar de manera sustancial y dar visibilidad a este fenómeno, ofreciendo una formación en cuidados informales y teniendo en cuenta que la mayoría de las personas que llevan a cabo los cuidados son mujeres mayores que también necesitan cuidados. ¿Quién cuida al cuidador?

¿Por qué está aumentando tanto la esperanza de vida?

Yo creo que se debe mayoritariamente a que tenemos un sistema sanitario excelente, pero ahora debe adaptarse al sistema social y pienso que vamos un poco tarde, porque el cuidado a la dependencia que ofrecen las instituciones, no llega a las familias y acaba siendo realizado por la propia familia, especialmente las mujeres.

¿Cómo pueden las instituciones gestionar esta situación?

Si seguimos este ritmo, la edad de jubilación en algunas profesiones, especialmente las menos físicas, se tendrá que alargar, pero para ello el sistema sanitario debe ser bueno, para garantizar que las personas puedan seguir trabajando. Los gobiernos tendrán que priorizar los recursos humanos y hacer un gasto social eficiente. Para ello deben ser asesorados por diversos profesionales, como médicos, psicólogos o nutricionistas, entre otros. También es importante de cara al futuro que se forme a la población en autocuidado, porque llevar una vida saludable favorece el bienestar futuro.