Demografía

El número de murcianos centenarios se cuadruplicará en los próximos quince años

El INE publica una nueva proyección de población y pronostica un envejecimiento de la población de la Comunidad de cara al 2039

Mapa Región de Murcia.

Mapa Región de Murcia. / Joaquín Vallés

Ana Boluda

Las estimaciones del Instituto Nacional de Estadística (INE) indican que la edad media de la población de la Región de Murcia se incrementará de forma considerable en los próximos quince años.

Entre los resultados de la última proyección de población publicada, destaca el aumento de personas centenarias, que se multiplicaría casi por cuatro. A inicios de 2024, vivían en la región 258 mayores de 100 años y se espera que para 2039 sean más de mil. La mayoría de estas personas, casi un 80%, serían mujeres.

Las mejoras en sanidad y calidad de vida permitirían que cada vez más ciudadanos alcanzaran la centena. De igual forma, darían lugar a que la proporción de personas en edad de jubilación creciera. Los pronósticos señalan que, en 2039, la población de más de 65 años compondrá más de una quinta parte del total.

Con una mayor esperanza de vida al nacer, la cual superaría los 83 años en el caso de los hombres y se acercaría a los 88 en mujeres, se complicaría tanto el sistema de pensiones como el cuidado de los mayores. Según el sociólogo Rafael Ríos, para poder atender de manera idónea a estas personas y asegurar que tendrán buenas condiciones de vida en el futuro, sería necesario un aumento considerable del número de plazas en residencias y servicios de ayuda pública, así como de la cifra de profesionales de los cuidados.

Además, de acuerdo a las previsiones, la cantidad de años que vivimos una vez alcanzada la jubilación irá creciendo de manera progresiva, llegando a una media de dos décadas en 2039. Por ello, aunque gracias a los avances sanitarios se pueda llegar a gozar de un buen nivel físico y cognitivo durante ese periodo de tiempo, resultaría inevitable el aumento de casos de dependencia.

Población en edad laboral

Uno de los contrapesos al envejecimiento de la población sería el crecimiento en positivo de los saldos migratorios internacionales. La comparativa entre el número de inmigrantes y emigrantes en la Región es ya extensa, pero los pronósticos a 15 años señalan una diferencia aún más obvia. Se espera que la inmigración aumente de forma notoria, mientras que la emigración se mantendría estable, sin alcanzar el 3% de la población.

Incluso así, las estimaciones apuntan que habrá un mayor número de personas entre los 16 y los 64 años de edad, pero que, debido al crecimiento total de la población, descendería el porcentaje de la ciudadanía que comprenden. Aunque solo se reduciría en un 3,4%, podríamos enfrentarnos a un gran reto, ya que, para asegurar el bienestar de nuestros mayores y la estabilidad del sistema, la cifra de personas en edad laboral debería crecer a un ritmo similar que la de vecinos de 65 años.

Dado que el aumento de la natalidad, aunque constante, seguiría siendo lento en los próximos tres lustros, llegados a 2039 habrá más niños, pero todavía tendría que pasar un periodo de tiempo considerable para que se compensara el envejecimiento poblacional.

Inmigración

En la actualidad, viven en la Región alrededor de 300.000 personas nacidas en el extranjero y, durante los 15 años venideros, se espera que esa cifra se ensanche, superando notoriamente los 500.000 residentes en 2039.

La mayoría de estas personas llegarían en edades comprendidas entre 16 y 64 años, por lo que no solo contribuirían a la ampliación de la proporción de ciudadanos en edad laboral, sino que también beneficiarían el aumento de la natalidad, ya que su edad favorecería la posibilidad de tener hijos en la comunidad.

Los expertos ponen el acento en que, aunque sea de manera informal, se estima que la mayor parte de los cuidados de personas mayores y dependientes, son llevados a cabo por población inmigrante, por lo que su llegada beneficiaría la red de cuidados regional.

Cuidados

Para afrontar esta situación, no solo es importante considerar si habrá personas suficientes para sustentar a los mayores, sino que también se debe asegurar que la calidad de los servicios que se ofrecen es buena. Para ello, los especialistas dicen que sería necesario garantizar una adecuada formación en cuidados para profesionales y cuidadores informales, especialmente para las familias.

Es relevante también el cuidado propio, pues evitar malos hábitos, entre otros factores, ayudaría a tener unas mejores condiciones de salud al envejecer.

Crecimiento pausado de la natalidad

Es comúnmente conocido que las generaciones recientes han tenido menos hijos que las anteriores, pero, según los pronósticos, en los próximos quince años la Comunidad murciana experimentará un aumento de la natalidad. Se estima que, durante el año 2039, nazcan en la comunidad alrededor de 5.000 niños más de los que se esperan en este 2024, lo que supondría un aumento de casi un 40% en los alumbramientos. Este crecimiento, aunque pausado, se mantendría continuo en el tiempo y habría más niños en edad preescolar.