Emergencias

Vómitos, diarreas y mareos: una boda en Ulea deja más de 30 afectados por una intoxicación alimentaria

Decenas de invitados se tienen que desplazar por su propio pie al hospital tras sufrir los estragos del brote en un conocido espacio de celebraciones del municipio

Salud abre una investigación y el negocio afirma que seguirá todos los protocolos que le marque la Consejería

Una técnico de laboratorio realiza una prueba de una muestra.

Una técnico de laboratorio realiza una prueba de una muestra. / L.O.

Cerca de cuarenta personas se vieron afectadas por una posible intoxicación alimentaria durante la celebración de una boda. El lugar, el Parque de la Marquesa, un conocido espacio de celebraciones entre Archena y Ulea que cuenta con una gran finca de jardines y diferentes salones.

La ingesta de alimentos y de bebidas acabaría convirtiéndose en un escenario inimaginable unas horas antes: los vómitos, diarreas, náuseas y mareos iban in crescendo entre los asistentes con el paso de las horas una vez que el reloj marcaba la medianoche.

El Centro de Coordinación de Emergencias del 112 de la Región de Murcia recibía sobre las tres de la madrugada una llamada alertando de una posible intoxicación entre los invitados a la celebración en un establecimiento con más de dos décadas de existencia. A la celebración habrían asistido más de dos centenares de personas

Según el llamante, ya se habían desplazado por medios propios al hospital una veintena de personas con vómitos, diarreas y malestar y solicitaba ambulancias para atender en el lugar a los demás afectados, según fuentes cercanas al caso.

La Gerencia de Urgencias y Emergencias Sanitarias desplazó al lugar una ambulancia no asistencial y otra ambulancia asistencial del Servicio de Urgencias de Atención Primaria cuyo personal sanitario atendió in situ a 11 personas e informó de que otros 12 afectados se iban por medios propios al hospital. Todos volvieron a sus domicilios, tras ser atendidos: ninguno se encontraba en situación grave, confirman fuentes sanitarias.

Salud abre una investigación

Fuentes de la Consejería de Salud confirman a este periódico que el Servicio de Seguridad Alimentaria y Zoonosis de la Consejería de Salud ha iniciado una investigación para determinar el origen de la intoxicación leve y que ha afectado a 32 comensales.

Asimismo las mismas fuentes del departamento que dirige Juan José Pedreño aseguraron que ninguno de ellos precisó ingreso hospitalario.

Recogida de muestras para laboratorio

Desde la gerencia de este salón de celebraciones, en declaraciones a La Opinión, apuntaron este dominfo por la mañana que colaborarán activamente y seguirán todos los protocolos marcados por la Consejería de Salud para esclarecer si realmente se ha producido una intoxicación alimentaria.

Serán las muestras recogidas por los inspectores sanitarios y analizadas posteriormente en el laboratorio las que determinen si algún producto o alimento estaba en mal estado para detectar así el posible origen del brote. Habrá que concretar qué comieron todas las personas afectadas (unas 40 de 200).

El alcalde de Ulea, Víctor Manuel López, mostró su apoyo a los responsables del restaurante en cuestión y recordó que el mismo "lleva 20 años" funcionando y es la primera vez que se produce un episodio similar. También remarcó que en este salón de celebraciones se han llevado a cabo centenares de eventos, sin problema alguno, y que recientemente el local pasó de forma satisfactoria una inspección