Torrevieja

Ferrovial y Sacyr asumen la desaladora de Torrevieja y arrancan la ampliación a final de mes

Acciona dejará de operar la planta que construyó y gestiona desde 2014 y la nueva contrata iniciará la obra valorada en 90 millones de euros para elevar la producción de 80 a 120 hectómetros anuales

INTERIOR DE LA PLANTA DE DESALINIZADORA DE TORREVIEJA

INTERIOR DE LA PLANTA DE DESALINIZADORA DE TORREVIEJA / Tony Sevilla

D. Pamies

Ferrovial, Sacyr y Cadagua, la Unión Temporal de Empresas que se ha hecho con el contrato multimillonario de ampliación de la desaladora de Torrevieja y su gestión por cinco años, asume la planta a mediados de mes, según han confirmado a esta redacción fuentes cercanas a la empresa estatal Acuamed. La multinacional Acciona, que se adjudicó a mediados de los años 2000 la construcción de esta infraestructura estatal y su operación, dará así el testigo a la nueva contrata a partir del próximo 15 de julio, según han concretado las mismas fuentes.

El objetivo de la ampliación es elevar la producción de la planta desaladora de 80 a 120 hectómetros cúbicos. Impulsada por el Gobierno a través de la empresa estatal Acuamed, ha sido diseñada para que la firma que se hiciera con la obra de ampliación, que asciende a 90 millones de euros, se hiciera al mismo tiempo con su operación con el objetivo de coordinar los trabajos sin afectar a la propia producción de la planta.

Una vez concluida 100 hectómetros de la producción de la planta se destinarán al sector agrícola de las comunidades de regantes del trasvase Tajo-Segura, con derecho a estos caudales como apoyo a las superficies infradotadas del ámbito de esta infraestructura y en previsión de un recorte de los aportes de agua del Tajo en los próximos años. El agua que reciben los regantes estará subvencionada por el Estado, al menos, hasta 2033. Su precio actual para las empresas agrícolas es de 0,40 euros el metro cúbico aunque su producción cuesta ahora casi un euro, correspondiendo el 60% de la factura al consumo energético. El margen entre el precio real y el subvencionado lo paga el presupuesto general del Estado. Otros 20 hectómetros se reservan al abastecimiento urbano para la Mancomunidad de Canales del Taibilla (MCT). La desaladora torrevejense -aún sin esta ampliación-, es la de mayor capacidad de Europa en estos momentos.

El contrato está formalizado y Acuamed, empresa que depende del Ministerio para la Transición Ecológica, ya lo ha oficializado tras el retraso que supuso el recurso presentado por Acciona a la exclusión de su plica con la oferta económica del contrato, al considerar los miembros de la mesa de contratación que su presupuesto era anormalmente bajo.

Acciona será indemnizada pese a no haber agotado su periodo de operación de la planta antes de esta adjudicación. La ampliación exigía uno nuevo ya que el realizado por esta empresa no contemplaba una producción de 120 hectómetros. La legislación de contratos del sector público ya no permite prolongar el contrato de gestión a más de cinco años.

Las obras

Las actuaciones más significativas del nuevo proyecto se centran en la propia planta que ganará casi cinco mil metros cuadrados sobre las edificaciones actuales, y en la necesidad de aumentar y mejorar la tecnología del punto de captación de agua del mar, localizado en el dique de Poniente frente a la playa de Los Náufragos.

El resto de inversiones se destinan a la duplicación de los actuales equipos sobre infraestructuras que ya estaban preparadas para esa modificación en el proyecto inicial de la desalinizadora que comenzó a construirse en 2007 y a operar en 2014. También en la renovación de los actuales equipos hacia otros más eficientes. Para elevar la cantidad de agua desalinizada del mar se ha proyectado la construcción de una nueva nave, que se sumará a la actual planta, necesaria para albergar los nuevos equipos de ósmosis y la sala eléctrica que dará servicio a los equipos ampliados.

Estará diseñada según la tipología de las naves actuales levantadas en la década de los 2000 entre el Parque Natural de las Lagunas de Torrevieja y La Mata y la Nacional 332. La actuación requiere la instalación de dos sistemas autolimpiables más y ampliar el bombeo de agua de mar mediante dos nuevas bombas.