Sucesos

Diez acusados por delitos sexuales a la semana en la Región en 2023

La cifra es superior a la media nacional: 4,6 denuncias por cada 10.000 habitantes

Muchas víctimas son menores mientras que los agresores tienen más de 40 años

Una pancarta contra el acoso callejero en la pasada manifestación del 25 de noviembre en Cartagena.

Una pancarta contra el acoso callejero en la pasada manifestación del 25 de noviembre en Cartagena. / Iván Urquízar

Lola López

Lola López

Durante el pasado 2023, en la Región se registraron 721 delitos contra la libertad sexual, lo que, en relación a la población, supone una tasa de 4,6 denuncias por cada 10.000 habitantes (someramente por encima de la media nacional, que se sitúa en 4,5). Así lo dio a conocer el Ministerio del Interior en el Informe sobre delitos contra la libertad sexual en España en 2023 que publicó ayer.

El documento –que hace un seguimiento de las cifras desde 2017– concluye que, a nivel nacional, ha habido un aumento de este tipo de agresiones, llegando a contabilizarse 21.825 en España en el pasado año, de las cuales 721 corresponden a la Región de Murcia. Cabe recordar que el informe se basa, para llegar a esta conclusión, en las cifras de agresiones conocidas, es decir: aquellas de las que el conjunto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ha tenido conocimiento, ya sea por denuncia o por actuación policial propia.

Hay 721 denuncias conocidas en la Región en 2023, de las cuales 580 corresponden a agresiones y abusos sexuales

En la Región, el 80% de las denuncias se enmarcan en la tipología de las agresiones sexuales. De ellas, más de la mitad de las denuncias –472, un 65% del total– corresponden a agresiones y abusos sexuales sin penetración; las infracciones penales de este tipo con penetración son 110, el 15% del total.

El 20% restante lo ocupan tipologías relacionadas con prostitución, pornografía, corrupción de menores, provocación y acoso sexual y exhibicionismo.

Por comunidades autónomas, la Región de Murcia es la novena en la lista.

El 10% son infracciones relacionadas con delitos sexuales hacia menores de edad

Eficacia policial

Los llamados «hechos conocidos» pasan a ser «esclarecidos», según detalla el informe, cuando se pilla al autor en el acto, si se tiene su identificación plena, si hay una confesión o pruebas sólidas, o si la investigación concluye que no hubo infracción. Por tanto, según los datos que ofrece el Ministerio, casi el 87% de los delitos conocidos pasaron a ser esclarecidos en el año pasado en la Región, rozando el pleno en la tipología de abusos con penetración, donde se esclareció el 97% de las denuncias, demostrando un alto grado de eficacia policial.

515 detenidos o investigados

La cifra de detenidos o investigados por delitos de este tipo se contabiliza en 515 durante el año pasado en nuestra Región, es decir, una media de casi 10 por semana.

Según el informe del Ministerio, se considera investigado a aquel a quien se le atribuye una participación en un hecho penal sin que aún se hayan adoptado medidas. Esta cifra comparte espacio con la de detenidos, es decir, aquellos a quienes se ha procesado y se ha puesto a disposición judicial para que realice las acciones necesarias.

De este más de medio millar, el 82% corresponden a las del grupo de agresiones y abusos sexuales –339 simples y 84 con penetración–.

Diferencia de edad

El 86% de las victimizaciones de este tipo de agresiones tiene género femenino. De ellas, tres cuartas partes son de nacionalidad española, el resto son extranjeras. La mayoría se encuentra en el grupo de las menores de edad o de entre los18 y los 30 años.

De manera contraria, el perfil del detenido e investigado es el de un hombre español que se encuentra entre los 41 y los 64 años. Es decir, hay una significativa diferencia de edad entre víctimas y agresores. 

En la mayoría de los casos, no hay ninguna relación entre la víctima y el agresor. Por último, desciende el número de delitos con dos o más autores.

Menores y ciberdelincuencia

Especialmente destacable resulta el hecho de que los delitos de índole sexual relacionados específicamente con menores en la Región ocupan casi el 10% de las denuncias –se tramitaron 71 denuncias por contacto con menores de 16 años mediante tecnologías y pornografía y corrupción de menores–, pero resultan complicados de resolver, esclareciéndose el 66% de ellas, un resultado singificativamente menor que la media.

Ocho de cada diez casos de victimizaciones –este concepto no hace referencia a una persona individual, según detalla el informe, sino a los hechos de los cuales un ciudadano manifiesta ser víctima: una misma denuncia puede incluir varios hechos delictivos– son de menores de edad, mientras que el siguiente grupo de edad –de 18 a 30 años– presenta las cifras más altas de detenciones e investigaciones por ciberdelitos de esta índole, seguido por el de 41 a 64 años.

Estacionalidad y vivienda

Las cifras nacionales, acumuladas desde 2017, denotan cierto componente de estacionalidad: hay una mayor ocurrencia de delitos entre mayo y octubre (en esos seis meses se supera la media de la acumulación de denuncias), dibujando una curva que alcanza su pico en julio, seguido, en orden, por agosto y junio.

En cuanto al lugar donde ocurren las infracciones, durante el año pasado la mitad se dieron en viviendas y sus zonas anexas (como ascensores, escaleras y portales), siendo las vías de comunicación (como vías públicas y áreas de servicio) el segundo escenario más habitual en estos crímenes (un 18%).