Política

El Pleno salta por los aires tras las expulsión de un diputado de Podemos

La presidenta de la Asamblea lo suspendido después de que Víctor Egío se negara a abandonar el Hemiciclo

Un comentario de Vox sobre sus ausencias, causadas por su reciente paternidad, prendió la mecha

La negativa de Víctor Egío a abandonar la Asamblea Regional provoca la suspensión del Pleno

Jaime Ferrán

Jaime Ferrán

El Pleno de este miércoles llevaba consigo la discusión y votación de dos proposiciones de ley y cinco mociones. Sin embargo, los diputados volvieron a sus casas sin haber alzado la mano ni una sola vez, ya que la sesión fue suspendida por la presidenta de la Asamblea Regional, Visitación Martínez, después de haber expulsado al diputado de Podemos Víctor Egío y que este se negara a abandonar el Hemiciclo murciano. 

Casi nada se habló de los temas que se iban a tratar en un principio; eso sí, quedó a la vista de cualquiera que el debate sobre la conciliación familiar de los padres sigue sin resolverse en la Región o, al menos, en el Parlamento autonómico.

Todo empezó de buena mañana, pasadas las 9.30. Se debatía el Dictamen aprobado en la Comisión de Asuntos Generales de la Proposición de Ley de modificación de la Ley de Transparencia y Participación Ciudadana. En su turno de palabra, el portavoz de Vox, Rubén Martínez Alpañez, atacó al diputado morado refiriéndose a los «seis meses que ha estado sin aparecer por el Pleno de la Cámara». Egío fue padre a mediados de abril, hace algo más de dos meses, no seis, por lo que desde entonces, durante seis semanas, su compañera en el Grupo Mixto, María Marín, asumió el trabajo de Egío.

Tras acabar las intervenciones de los grupos, el diputado de Podemos pidió la palabra para responder a Alpañez, pero la presidenta de la Asamblea no se la concedió porque ya había empezado el turno de votación, un proceso que, según explican fuentes parlamentarias, no se puede interrumpir una vez iniciado.

«En el debate se cita un interviniente a otro y no son alusiones», dijo Visitación Martínez. A Egío, sin embargo, no le valió el argumento y exigió que le permitiera responder a Alpañez por lo que consideró un «ataque personal». La presidenta de la Cámara acabó llamando al orden al diputado para que se callara, pero fue en balde. A la tercera vez, tal y como marca el Reglamento, le pidió que abandonara la sala. Egío siguió en sus trece y se negó también a abandonar el salón. «Esto es muy grave», manifestó Martínez.

Fuentes parlamentarias sostienen que la votación no se puede interrumpir una vez empezada

Según recoge el Reglamento de la Asamblea Regional, en su artículo 93, el tiempo por alusiones será concedido por la Presidencia «cuando, a su juicio, se hicieran alusiones que impliquen juicios de valor o inexactitudes en relación con la persona o conducta de una diputada o diputado o de un grupo parlamentario», recuerdan desde Podemos. Sin embargo, otras fuentes parlamentarias aluden al punto 102.1 del Reglamento, que dice que «las votaciones no podrán interrumpirse por causa alguna».

Medida histórica

Es la primera que vez que se llama al orden por tercera vez a un diputado en la XI Legislatura. No solo eso, es la primera vez en la historia de la Cámara murciana que un Pleno se suspende porque un diputado se niega a abandonar el Hemiciclo, reconocen a La Opinión trabajadores de esta casa.

Es la primera vez en la historia de la Cámara murciana que un Pleno se suspende porque un diputado se niega a abandonar el Hemiciclo

La Junta de Portavoces y la Diputación Permanente decidieron más tarde suspender el Pleno definitivamente. Las dos leyes que se iban a votar, sobre Transparencia y sobre el incremento del importe de las plazas y servicios correspondientes a los conciertos sociales de los sectores de Menor y Reforma, se llevarán al Pleno del próximo miércoles, mientras que las mociones que se iban a debatir tendrán que esperar a septiembre.

Finalmente, la Asamblea decidió no sancionar al diputado Víctor Egío, a pesar de que desde el Grupo Vox exigían lo contrario.

Derecho a la conciliación

El diputado expulsado, Víctor Egío, dijo en sus redes sociales que es «mentira» que haya estado seis meses sin acudir a la Asamblea Regional y calificó las palabras del portavoz de Vox de un «ataque gravísimo a todas las personas que creen y defienden el derecho a la conciliación».

«Más grave aún es que la presidenta de la Asamblea no me haya permitido defenderme de estas infames alusiones personales», añadió el parlamentario de Podemos, que se reafirmó en su actitud «hasta las últimas consecuencias y tenga el coste que tenga».

«Siempre al lado de mi compañero», escribió también en sus redes María Marín. 

Podemos contó con el apoyo total del PSOE. Su portavoz, José Vélez, manifestó que el PP y Vox «llevan semanas» acosando a un diputado socialista, Juan Andrés Torres, que acaba de ser padre, por no asistir a la Asamblea Regional. «No ha asistido por razones obvias y totalmente justificadas, como es el derecho a la conciliación. Y hoy lo han vuelto a hacer con el diputado del Grupo Mixto Víctor Egío».

"No podemos tolerar que PP y Vox ataquen y denigren a un padre por cuidar de sus hijos e hijas"

José Vélez

— Portavoz PSOE Asamblea

Vélez aseguró que «la derecha y la ultraderecha no creen en los derechos laborales de los trabajadores, ni en la conciliación familiar, ni en la igualdad entre mujeres y hombres». «No podemos tolerar que PP y Vox ataquen y denigren a un padre por cuidar de sus hijos e hijas. No podemos consentir que se ponga en cuestión un derecho básico como el de la conciliación familiar», añadió.

"Chantaje a la Asamblea"

Con otro tono se mostraron los portavoces de la derecha. El del PP, Joaquín Segado, denunció que Egío sometiera a «chantaje» a la Cámara y remarcó que el diputado morado «no solo» decidiera «saltarse a la torera todas las disposiciones reglamentarias y boicotear la celebración de un Pleno de la Asamblea Regional», sino que, además, «interrumpió con su actitud lo más sagrado en una democracia, como es el procedimiento de votación en un parlamento».

"Ha interrumpido lo más sagrado en una democracia, el procedimiento de votación en un parlamento"

Joaquín Segado

— Portavoz PP Asamblea

El portavoz del Grupo Parlamentario Vox, Rubén Martínez Alpañez, calificó de «simulacro» el pleno en la Asamblea tras ser «boicoteado» por Egío. Al mismo tiempo, señaló que Podemos ha buscado «protagonismo mediante actuaciones disruptivas que han desvirtuado la acción de la sesión plenaria». Martínez Alpañez criticó severamente «la falta de límites y escrúpulos de aquellos que, según él, han sido capaces de ignorar el Reglamento de la Cámara y el respeto hacia todos los diputados, todo por obtener titulares».

Desde la cuenta oficial de Vox no dudaron en llamar «gandul» a Egío por haber «faltado a más de la mitad de las reuniones para la modificación de la Ley de Transparencia». «Incluso antes de que naciera tu hija», añadieron.