Economía

Miguel López Abad ya es presidente de la Croem

Asegura que no tiene "ningún complejo" por haber sido propuesto a dedo por Albarracín 

María José Gil

María José Gil

Miguel López Abad ya es presidente de la Croem. Ha sido proclamado por la asamblea general de la patronal regional al ser el único candidato que se ha presentado para sustituir a José María Albarracín.

López Abad ha asegurado que no tiene ningún "complejo" por haber sido designado a dedo de Albarracín. Por el contrario, ha dicho que se siente orgulloso de que el ya expresidente de la Croem se fijará en él como sucesor. 

También ha recordado que, a pesar del apoyo recibido, cualquier otro empresario podía haberse presentado, tal y como hizo él cuando provocó las primeras elecciones en la Fremm.

Ha iniciado su intervención agradeciendo a su familia que le transmitiera "la semilla" que le ha llevado a ser empresario y ha recordado que sus padres fueron emigrantes en Francia y luego en Baleares.

Al volver a la Región su padre montó el negocio en el que López Abad vendió su primer coche con 13 o 14 años. "Llevo la empresa en la sangre. Mi vida es ser empresario", ha dicho.

El nuevo presidente, que ha intervenido ante la asamblea sin leer su discurso, ha contado su trayectoria personal y familiar y ha recordado que en sus inicios condujo su propio camión.

Despedida de Albarracín

Por su parte, José María Albarracín se ha despedido recordando que "el 95 por ciento de la economía real está integrada en la Croem".

También ha reivindicado "la unidad empresarial" y el proceso de simplificación administrativa. Albarracín ha contado que está "en el horno" la cuarta ley de simplificación.

Entre los "hitos de su mandato" ha citado también la llegada del AVE y la apertura del aeropuerto.

Albarracín, que ha dejado el cargo después de algo más de diez años al frente la organización empresarial, asegura que ha estado disponible incluso "los domingos" y ha agradecido a su familia el esfuerzo que le ha supuesto su dedicación.

Por su parte, el presidente de la Comunidad Autónoma, Fernando López Miras, que ha clausurado la asamblea general de la patronal, ha asegurado que el nuevo presidente de la Croem “reúne todos los requisitos para ser uno de los grandes referentes empresariales no solo de la Región, sino también del país”, y resaltó su “capacidad y su voluntad de diálogo con las administraciones, algo que ya ha demostrado en sus seis años al frente de la Cámara de Comercio de Murcia”. 

También ha mostrado su reconocimiento y agradecimiento a José María Albarracín, porque “ha protagonizado diez años de una entrega absoluta a los empresarios de la Región, desde la máxima generosidad y lealtad hacia su tierra”. Además, valora su “implicación en el diálogo social y su forma de liderar a los empresarios, siempre buscando la negociación y el acuerdo”.

López Miras ha reconocido que ha contado con el consejo del expresidente de la Croem cuando necesitaba ser escuchado y le ha agradecido a Albarracín el apoyo que le ha prestado en momentos difíciles.

Garamendi: "Hay AVE, pero es lentito"

El presidente de la patronal nacional CEOE, Antonio Garamendi, se ha quejado de que ha sufrido los problemas de comunicación que tiene la Región. "Hay AVE, pero es lentito", ha dicho.

Garamendi ha criticado los planes de la vicepresidenta y ministra de Trabajo de reducir la jornada laboral de 40 a 37,5 horas. "No aceptamos que se llame diálogo social al monólogo social", ha dicho

También ha reivindicado el derecho de los empresarios a discrepar. "Los sindicatos han estado diciendo durante años que había que derogar la reforma laboral y a nadie le molestó", ha defendido.