La Región de Murcia saca las pantallas de las aulas de Primaria a partir de 2025

La medida, que el próximo curso aún será solo una recomendación, afectará a las asignaturas de lectura, escritura y matemáticas

J. FERRÁN

Adiós, pantallas. Al menos, de las aulas de los niños y niñas de la Región de Murcia. El presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, anunció ayer que los estudiantes de hasta quinto de Primaria no emplearán herramientas digitales en clase «para que aprendan a escribir, leer y calcular».

El jefe del Ejecutivo develó la nueva normativa, que será obligatoria y comenzará a aplicarse el curso 2025-2026, durante el primer Debate del estado de la Región de Murcia, que se celebra desde ayer y hasta hoy en la Asamblea Regional. Durante el próximo curso, será solo una recomendación.

«La evidencia científica demuestra que estos procesos se aprenden mejor cuando no se hacen en pantallas. La tecnología no será un mero sustituto del libro de texto, sino que será utilizada solo en aquellas áreas en las que aporta valor añadido al aprendizaje», señaló Miras, aclarando que las herramientas digitales quedarán desterradas para las asignaturas de lectura, escritura y matemáticas.

El presidente indicó que la Región de Murcia es «pionera en España» en desarrollar esta «revolución en la enseñanza»; no obstante, apuntó que otros países como Suecia ya aplican esta medida «con mucho éxito».

A modo de balance, destacó que se han realizado avances significativos en la mejora de las condiciones laborales del profesorado en los últimos tiempos, como reducir la jornada laboral a 35 horas o «asegurar la estabilidad reduciendo las tasas de temporalidad con amplias ofertas de empleo público», como los 1.000 docentes más que habrá el próximo curso.

Por otra parte, hizo hincapié en los 42 millones de euros destinados a la mejora y equipamiento de los centros educativos, así como a los 12 millones para la conciliación y las ayudas a alumnos y familias aumentando los comedores escolares. 5,6 millones fueron destinados a sufragar las becas de comedor y hasta 15 millones, para la gratuidad de los libros de texto. Miras sacó pecho por la gratuidad de la escolarización entre 0 y 3 años, «en la que el próximo curso ofrecemos 7.600 plazas, 3.100 más que en el actual».

Asimismo, sobre la reducción del abandono educativo temprano, informó de que más de 81.000 alumnos de Primaria y Secundaria participan este curso 2023-2024 en programas destinados a este objetivo. «Medidas de refuerzo y orientación educativa con el objetivo de incrementar el número de alumnos que se titulan en Educación Secundaria Obligatoria y ofrecer más oportunidades de formación a jóvenes de entre 16 y 18 años para que finalicen sus estudios con una titulación y tengan más posibilidad de encontrar un empleo», afirmó. Estos programas y medidas alcanzan al 27% del alumnado de la Región, agregó.

Universidad

Sobre educación universitaria, el jefe del Ejecutivo adelantó que el primer borrador de la nueva ley regional de Universidades estará antes de que acabe el año, después de haber recibido más de 220 aportaciones. El objetivo, admitió el mandatario, es que «amortigüe los efectos negativos» de la Ley Orgánica del Sistema Universitario.

Conciliación

«Seguiremos impulsando medidas que contribuyan garantizar la necesaria renovación generacional», adelantó el presidente antes de anunciar el diseño de una estrategia de protección a la maternidad, a la paternidad y a la conciliación que desarrollará su gobierno de 2024 a 2028 y que se llevará a cabo con la implicación de todas las consejerías.

El plan se desarrollará conforme a tres ejes estratégicos: protección a la maternidad; apoyo a las familias; y conciliación de la vida laboral, familiar y personal. «Pondremos en marcha una nueva línea de actuación dirigida a que ninguna mujer tenga que recurrir a renunciar a ser madre por su situación otorgando la categoría de especial consideración a mujeres embarazadas en situación de vulnerabilidad», subrayó.

«Es un avance a medias»

El movimiento Sin Pantallas aplaudió ayer la medida anunciada por el presidente murciano en la Asamblea Regional y aunque ven con «optimismo el giro político para lograr una educación más analógica», consideran que «es un avance a medias». Para esta plataforma, el planteamiento del Gobierno de la comunidad es «una primera piedra para reconstruir un modelo educativo que en los últimos años, incentivado por la época Covid, se ha digitalizado a pasos agigantados y que no aporta ningún beneficio a los escolares a edades tempranas». Así, consideran que se debería suspender el actual sistema ‘One to One’ que se basa en ‘un niño un dispositivo’, ya que estas herramientas «son una distracción constante» para los menores.