Sanidad

El aumento de problemas de salud mental abre la puerta al uso de pseudoterapias en la Región

El Colegio de Psicología de la comunidad alerta de la proliferación de ‘falsos profesionales’ y registra hasta 80 denuncias por intrusismo en los últimos años

El Colegio de Psicología de la Región de Murcia presenta la campaña.

El Colegio de Psicología de la Región de Murcia presenta la campaña. / Israel Sánchez

Ana García

Ana García

Terapeuta, coach emocional o especialista en crecimiento personal. Estos son algunos de los términos utilizados en casos de intrusismo profesional por personas no cualificadas que se hacen pasar por psicólogos para aprovecharse de la vulnerabilidad de aquellos ciudadanos que están pasando un mal momento a la vez que hacen negocio.

Este tipo de prácticas están aumentando en los últimos años y las redes sociales se han convertido en un vehículo de expansión, que ponen aún más complicado el poder controlarlas.

El Colegio de Psicología de la Región de Murcia ha puesto en marcha la campaña ‘Tenemos que hablar de esto’ para dar a conocer la necesidad de abordar los problemas de salud mental, garantizando una atención psicológica de calidad.

Para luchar contra el intrusismo y estos ‘falsos profesionales’, el órgano colegial que agrupa a más de 2.800 psicólogos en la comunidad, cuenta con el Grupo de Trabajo contra el Intrusismo en el que se han recibido más de 80 denuncias y quejas desde que se puso en marcha en 2018. La mayoría de estas denuncias parten de psicólogos que han detectado situaciones irregulares en las que se ofrecen pseudoterapias, pero también de actividades formativas organizadas incluso por ayuntamientos y en las que se publicitan personas sin conocimientos ni la formación necesaria.

“Esto es un riesgo para los ciudadanos que participan en ellas”, afirma Eugenia Piñero, responsable de la Comisión de Intrusismo del Colegio de Psicología de la Región de Murcia. Esta profesional insiste en que en los delitos de intrusismo sus autores asumen labores otorgándose un título falso, personas que ofrecen servicios de apoyo sin especificar si son o no psicólogos para intentar eludir la ley y que se “camuflan” bajo denominaciones como coach o terapeutas.

Aumento de casos

El incremento de los problemas de salud mental de los últimos años, junto a las dificultades para acceder a un profesional cualificado en la sanidad pública por las largas listas de espera o el coste que supone una consulta privada, ha abonado el campo para que este tipo de charlatanes ofrezcan servicios que nada tienen que ver con lo que necesitan los pacientes.

Piñero confirma que tras la pandemia de Covid hubo un repunte de estas ofertas de pseudoterapias, que bajaron algo en 2022. “Pero desde el pasado año y este 2024 hemos percibido un repunte, estan de nuevo creciendo”, señala la responsable de la Comisión de Intrusismo.

Para ejercer, un psicólogo necesita estar titulado, dado de alta, sujeto a la Ley de Protección de Datos y mantener una formación continuada. Pero estos impostores “ofrecen terapias que nada tienen que ver con lo que necesitan los ciudadanos que acuden a ellos, abriendo heridas que luego cuesta mucho trabajo cerrar”, explica el vocal de la junta de Gobierno del Colegio Jesús Leandro.

De ahí que se ponga en marcha esta campaña dirigida a los ciudadanos para que sepan la importancia de acudir a un profesional.

Regularización necesaria

Los psicólogos murcianos alzan así la voz para exigir la necesaria regularización de ámbitos como son la psicología educativa, la forense y la intervención social, ya que la única que está regulada actualmente es la del ámbito sanitario. Y “está claro que la falta de regulación y el intrusismo van de la mano”, afirma la decana, María Fuster.

Sobre la canalización de las denuncias que llegan por intrusismo al Colegio de Psicología de la Región de Murcia, hay varias vías de proceder en función de cada caso. Hay situaciones en las que únicamente se advierte a la persona que está actuando al margen de la legislación para que cese en su actividad o intenciones; en otras se acude a la vía sanitaria para que sea la Administración la que actúe; y en otras la solución es el procedimiento judicial.

Recuerdan desde el Colegio que hace unos años tuvieron precisamente una sentencia por este motivo, por un caso de intrusismo profesional.

Sobre la ratio de profesionales de la psicología que hay en la Región de Murcia, los protagonistas reconocen que es bastante mejorable. Actualmente el Colegio Oficial de Psicología de Murcia ocupa el séptimo lugar a nivel nacional y en la Región se cuenta con 145 especialistas clínicos y unos 1.400 especialistas sanitarios.

No obstante, hay mucho margen de mejora si se tiene en cuenta que la ratio de España es de 6 psicólogos por cada 100.000 habitantes, frente a la europea que es de 18 por cada 100.000 ciudadanos. El triple. Por ello, desde el órgano colegial murciano reclaman “más recursos y que se potencie el papel de los psicólogos en ámbitos como la educación y los servicios sociales”.