Tráfico

Unos 37.000 conductores de la Región han cogido el coche tras consumir cocaína

El estudio ‘Stop Cocaína: una adicción mortal’ señala que en el 18% de los controles que se realizan en la Comunidad dan positivo en esta sustancia

Control de la Guardia Civil de Tráfico a conductores en las carreteras de la Región. | L.O.

Control de la Guardia Civil de Tráfico a conductores en las carreteras de la Región. | L.O.

Ana García

Ana García

Más de 37.000 conductores murcianos se han puesto alguna vez al volante tras haber consumido cocaína, un riesgo para ellos y para el resto de ciudadanos. El informe ‘Stop Cocaína: una adicción mortal’, presentado ayer por los responsables de la Fundación Línea Directa para llamar la atención sobre una realidad ante la que hay que tomar medidas y en el que se han realizado 1.700 encuestas sobre el binomio conducción-cocaína, señala que el 4% de los 930.000 conductores de la Región ha consumido esta sustancia antes de coger el coche, frente al 8% de la media española.

Estos 37.000 conductores son la parte murciana de los 2,24 millones de los que confiesan a nivel nacional. La cocaína, además de ser adictiva y muy perjudicial para la salud física y psíquica, es una de las más peligrosas para la conducción. Una realidad que, por obvia, no sería noticia si no fuera por lo extendido de su consumo en nuestro país, carreteras incluidas.

Los datos del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses muestran que más de la mitad (52%) de los controles realizados por la Guardia Civil de Tráfico han dado positivo en drogas, de los que el 19% lo son a la cocaína.

Las cifras son alarmantes, pero las consecuencias también son fatales: el 13% de los fallecidos en accidente de tráfico dio positivo en cocaína , una proporción de conductores fallecidos por este motivo que ha crecido un 54% en la última década.

La directora general de la Fundación Línea Directa, Mar Garre, ha dado a conocer que el perfil del conductor fallecido en accidente de tráfico tras haber consumido cocaína también arroja sorpresas y se aleja de algunos tópicos, ya que no son tan jóvenes como se puede pensar. En el 97% de los casos son hombres, de entre 35 y 54 años, que circulaban con turismos o motos. Los accidentes suelen ocurrir en época de ocio (por la noche, en verano y en fin de semana) y son graves, principalmente vuelcos, choques frontales o golpes contra obstáculos.

Sobre las cifras de la Región de Murcia, Garre explica a La Opinión que la media de positivos en cocaína en los controles realizados en la comunidad es del 18%, por debajo del 19% registrado a nivel nacional.

Por comunidades autónomas, salvo Cataluña y País Vasco, los territorios con mayor proporción de conductores que consumen cocaína son Galicia (25%), Baleares (22%) y Andalucía (21%). Mientras que el menor consumo se registra en La Rioja (10%), Navarra (10%) y Aragón (14%).

Mezcla con otras sustancias

Aunque el porcentaje de conductores murcianos que ha reconocido haberse puesto al volante tras haber consumido cocaína alguna vez es del 4%, el 30% de los conductores de la Región de Murcia afirma que han mezclado cocaína con otras sustancias, principalmente con alcohol. Además, el 15% reconoce que, en alguna ocasión, se ha subido a un coche cuyo conductor había consumido esta sustancia.

Sobre los motivos que llevan a los conductores a consumir cocaína, el informe de la Fundación Línea Directa realizado en colaboración con la Fundación Española para la Seguridad Vial (Fesvial), destaca principalmente el «pasarlo bien» (50%, seguido de la sensación de euforia y que el consumidor se siente atraído por el riesgo, lo que le lleva a transgredir las normas. «Algo que resulta muy peligroso», tal y como insiste Mar Garre.

Además, en el estudio se pone sobre la mesa que España es el segundo país de Europa en consumo de cocaína, sólo por detrás de Reino Unido.