Debate

Transparencia alerta del "retroceso" que traerá su clausura

El Consejo critica "la falta de independencia" del Comisionado pactado entre el PP y Vox

Jornada evaluación de la transparencia en la Región de Murcia.

Jornada evaluación de la transparencia en la Región de Murcia. / Juan Carlos Caval

María José Gil

María José Gil

El Consejo de la Transparencia se despide con un manifiesto aprobado con dos votos en contra en el que critica la sustitución de este órgano de control de los poderes públicos por un Comisionado, tal y como recoge la ley pactada entre el PP y Vox que está a punto de ser aprobada en la Asamblea Regional. La institución que preside Juana Pérez como suplente advierte de que «el órgano colegiado» creado en 2015 va a ser sustituido por una figura que «no va a tener la autonomía ni la independencia» que ha tenido el Consejo. Destaca igualmente que el cargo de nueva creación estará remunerado.

«Al Comisionado le asiste también una comisión de transparencia, pero debemos destacar que suplir la pluralidad que representan los componentes de este órgano colegiado, como son las universidades, las entidades de participación ciudadana, los consumidores y usuarios, los sindicatos y la Federación de Municipios, por una comisión no es lo más adecuado para garantizar la independencia», se indica en la resolución.

El Consejo celebró ayer una jornada de debate en la que participaron representantes de las instituciones homólogas existentes en el resto de comunidades y expertos que analizaron la función de la Transparencia y la necesidad de que los ciudadanos tengan acceso a la información pública.  

El profesor titular de Derecho Constitucional de la UMU Germán Teruel, que calificó como «una tragedia» la desaparición de la Cátedra de Buen Gobierno de la UMU, percibe «serios retrocesos». «Los vientos que vienen no me gustan, me preocupan», aseguró.

Criticó que el nuevo Comisionado sea elegido solo con mayoría absoluta, en lugar de los dos tercios actuales. «Probablemente, partidos que tienen la mayoría de gobierno no van a tener que negociar con otros grupos políticos y van a terminar haciendo lo que ya estamos viendo, colocar a alguien afín, que no va a actuar con independencia»

 Miguel Ángel Blanes Climent, técnico del Defensor del Pueblo de la Comunidad Valenciana, también percibe «retrocesos» que minan la fiabilidad que los ciudadanos confieren a las instituciones. «La confianza sube por las escaleras, pero baja en ascensor», apuntó. 

El letrado del Consejo de la Transparencia, Antonio García Medina, recordó que este órgano desaparecerá sin que haya llegado a desarrollarse su Reglamento legal». 

Para Juana Pérez, «el problema es que los instrumentos que se van a dejar no son nada útiles», porque «hacen una reforma para controlar el órgano».

La presidenta suplente del Consejo recuerda que «ha costado mucho sacar adelante un órgano independiente» y pone en duda que «la ciudadanía se vaya a conformar».

También dijo que considera que «ha costado mucho sacar adelante un órgano independiente» y pone en duda que «la ciudadanía se vaya a conformar».

Considera «una ofensa» que se ponga en duda la gestión del Consejo, a pesar de que asegura que desde el inicio de su mandato ha puesto al día todos los expedientes y ha registrado ya 67 en lo que va de año.

De igual forma, reprochó a los diputados de la Asamblea Regional que no sepan «cuántos miembros tiene el Consejo de la Transparencia».