Encuesta

La falta de estabilidad laboral y la burocracia, principales trabas para los investigadores

La Región cuenta con unos 5.000 científicos en centros públicos y empresas privadas

Laboratorio regional de Salud.

Laboratorio regional de Salud. / Juan Carlos Caval

María José Gil

María José Gil

La falta de estabilidad laboral, la escasa financiación destinada a los proyectos y el papeleo necesario para justificar los gastos son las principales trabas con las que tropiezan los investigadores de la Región, según revela una encuesta realizada por la Consejería de Universidades para elaborar la nueva Estrategia regional de Ciencia y Tecnología.

El consejero de Medio Ambiente, Universidades, Investigación y Mar Menor, Juan María Vázquez, ha presentado las conclusiones del sondeo, en el que han participado 541 científicos.

El cuestionario fue distribuido a los profesionales de los centros de investigación, entre los cuales figuran el Cebas, el Imida y el IMIB, y de la UMU, la UPCT y la UCAM. Más de la mitad de los participantes trabaja en la Universidad de Murcia.

El objetivo de la encuesta es conocer las necesidades de los investigadores para disponer de un diagnóstico que permita orientar el desarrollo de la política científica regional durante los próximos años, según ha explicado Vázquez. 

La falta de estabilidad laboral de estos profesionales, que suelen emprender un largo periplo por universidades y centros de diferentes países desde el momento en que inician su tesis doctoral, es una de las principales trabas a las que se enfrentan. Su vinculación con los trabajos que realizan suele acabar cuando terminan cada proyecto, lo que les obliga a encadenar un contrato tras otro durante años.

Principales prioridades para los investigadores

Principales prioridades para los investigadores / L.O.

Las dificultades para conseguir un empleo estable lleva a los científicos a optar por presentarse a unas oposiciones o por buscar una salida empresarial, lo que pone en peligro el relevo generacional.

Según las estimaciones del consejero, en este momento hay en la Región unos 5.000 investigadores en centros públicos y empresas privadas

Sin embargo, no existe una estimación sobre el número de científicos murcianos que están trabajando fuera de la Región e incluso en el extranjero.

La encuesta también revela las dificultades para compatibilizar la labor investigadora con las clases en la Universidad o en otros centros docentes y, sobre todo, las complicaciones del papeleo y la carga burocrática que exige la justificación de los gastos realizados.

Por eso, una de las principales demandas es la simplificación de la gestión administrativa y un mayor esfuerzo presupuestario en las ayudas destinadas a los proyectos de investigación.

También reclaman más facilidades en la transmisión de las investigaciones obtenidas y en la colaboración público-privada, así como la creación de más centros de investigación.

Respecto a los criterios a utilizar en el futuro para otorgar ayudas a proyectos de investigación destacan que los principales deberían ser: «la calidad científica del proyecto presentado (9,3 de media en una escala del 0 al 10), su carácter disruptivo y novedoso (8,4) y la capacidad de formación de jóvenes investigadores».

Vázquez aguarda a que el Ministerio autorice los fondeos en el Mar Menor

El consejero de Medio Ambiente, Universidades, Investigación y Mar Menor, Juan María Vázquez, aguarda a que el Ministerio de Transportes autorice de forma expresa los fondeos en el Mar Menor vetados por el decreto que impide a las embarcaciones echar el ancla en toda la laguna salada, al estar calificada como ZEPA.

El Ministerio ha escrito una carta a las empresas que integran la Estación Náutica del Mar Menor, cuya actividad se ve impedida por el veto a los fondeos, en la que indica que el polémico decreto «no debe interpretarse como una prohibición» y les autoriza a fondear con ciertas condiciones. 

Para estas empresas el levantamiento del veto ha sido un alivio, porque sin fondeos no pueden ofrecer el baño en las excursiones por el Mar Menor a sus clientes. El departamento de Óscar Puente les dice que está trabajando para «dar seguridad jurídica al sector y establecer directrices de interpretación de lo establecido en la norma» y apunta que se permitirá el fondeo de menos de 24 horas en las zonas que se delimiten. 

Esta respuesta ha apaciguado la alarma de las empresas dedicadas a la organización de excursiones y rutas marítimas por el Mar Menor, pero no acaba con la incertidumbre, dado que también es necesario que Costas autorice la señalización de las zonas de protección de las nacras a la Consejería. «Costas del Estado tiene que decir dónde balizar», indicó ayer Juan María Vázquez. A su juicio, «el Ministerio ha hecho una interpretación», que considera insuficiente para saber a qué atenerse, por lo que espera a que Transportes «modifique el decreto» o aclare lo que se puede hacer.