Mundo Cooperativo

Agricultura de precisión para lograr cultivos más rentables y sostenibles

Un innovador proyecto del Servicio de Formación y Transferencia Tecnológica (SFTT) y Fundación Alimer permite mejorar la gestión y el rendimiento de las fincas agrícolas

Mariano Miguel Espín, técnico de CIFEA, con uno de los drones usados en el proyecto. | SFTT

Mariano Miguel Espín, técnico de CIFEA, con uno de los drones usados en el proyecto. | SFTT

R.A.

El Servicio de Formación y Transferencia Tecnológica (SFTT) regional, en colaboración con técnicos agrícolas de la Fundación Alimentos del Mediterráneo (Alimer), y el Centro Integrado de Formación y Experiencias Agrarias de Lorca (CIFEA), está desarrollando un innovador proyecto de agricultura de precisión en una finca de Purias (Lorca), utilizando tecnología de drones y satélites para optimizar el cultivo de hortalizas, cítricos y almendros.

Como explican los responsables del proyecto, esta es una iniciativa pionera a la hora de modernizar y optimizar las prácticas agrícolas, utilizando un dron equipado con una cámara multiespectral con el objetivo de mejorar la gestión y el rendimiento de los cultivos.

Desarrollado en el Centro de Demostración Agraria (CDA) de Purias, de titularidad pública dependiente de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, el dron está equipado de una cámara con seis sensores que capturan datos precisos en diferentes bandas del espectro de luz (rojo, verde, azul, borde infrarrojo, infrarrojo cercano y RGB), permitiendo a los agricultores obtener información decisiva sobre el estado de las plantas que no es visible a simple vista.

Así, como explica Mariano Miguel Espín, técnico de CIFEA Lorca, se puede identificar rápidamente problemas de salud de los cultivos como enfermedades, estrés hídrico y deficiencias nutricionales, antes de que se conviertan en problemas graves. Esto posibilita además «una optimización del uso de recursos, ya que los datos precisos permiten una aplicación más eficiente de agua, fertilizantes y fitosanitarios, reduciendo los residuos y el impacto ambienta»”.

Imagen en color verdadero (izq.) y en falso color de cultivo de alcachofa para detectar plantas enfermas (dcha). | SFTT

Imagen en color verdadero (izq.) y en falso color de cultivo de alcachofa para detectar plantas enfermas (dcha). | SFTT / R.A.

En este sentido, esta tecnología ayuda a minimizar el uso de insumos químicos, optimiza el riego y reduce el número de labores mecanizadas, contribuyendo a prácticas agrícolas más sostenibles.

Los datos recolectados son procesados y analizados utilizando software especializado, principalmente de licencia libre, lo que facilita la creación de mapas detallados y planes de acción personalizados para cada tipo de cultivo.

Además, el dron está equipado con un sistema RTK (Real-Time Kinematic), que obtiene las coordenadas GPS en tiempo real, con precisión centimétrica, permitiendo la geolocalización de las zonas de cultivo con incidencias como plagas o enfermedades, problemas de riego o malas hierbas. Con esta información es posible realizar tratamientos localizados en los puntos o focos problemáticos, así como programar maquinaria equipada con GPS para que, de forma automática, aplique los productos solo en las coordenadas que se le especifiquen, consiguiendo así una notable reducción en gasto de insumos y costes de producción.

Las imágenes multiespectrales de dron se han contrastado con las correspondientes de los satélites SENTINEL-1 y SENTINEL-2 de la Agencia Espacial Europea, que ofrecen imágenes multiespectrales cada 5 días, pero con una resolución espacial de 10 metros (tamaño de píxel), muy lejos del 2-5 cm obtenidos mediante el dron.

Para el técnico del CIFEA de Lorca, “el principal problema al que nos enfrentamos es el correcto análisis y procesado de las imágenes espectrales, tanto las captadas por dron como las de las constelaciones de los satélites SENTINEL-1, que son de tipo radar, y SENTINEL-2, que son multiespectrales.

Por último, «el interés de este proyecto radica en que los nuevos avances en drones, permiten, a precios asequibles, realizar nuevos análisis de los cultivos y de las explotaciones que no estaban disponibles hace unos años, así como la rápida supervisión aérea de las explotaciones»