Economía

Las empresas ‘gacela’ duplican la creación de puestos de trabajo en la Región en solo cuatro años

La Región de Murcia es la segunda comunidad del país con un mayor porcentaje de estas firmas de rápido crecimiento, solo por detrás de Madrid 

En la Comunidad hay más de 230 y emplean a más de 21.700 personas 

De izquierda a derecha, Conchita Arcas, Andrea Di Palma, Joaquín Gómez, Luis Alberto Marín, Nuria Prior,  Juan Miguel Muñoz y Rubén Valcerde, este viernes  en el Mercado de Correos de Murcia.

De izquierda a derecha, Conchita Arcas, Andrea Di Palma, Joaquín Gómez, Luis Alberto Marín, Nuria Prior, Juan Miguel Muñoz y Rubén Valcerde, este viernes en el Mercado de Correos de Murcia. / ISRAEL SÁNCHEZ

Adrián González

Adrián González

Valentía para emprender, dedicación, talento y «agilidad» a la hora de adaptarse a las necesidades cada vez cambiantes del mercado económico. Son ingredientes fundamentales para conseguir el éxito empresarial desde los cimientos hasta lo más alto. Más allá de la pizca final de suerte, una buena gestión del modelo de negocio permite multiplicar el tamaño de la empresa, generar más puestos de trabajo en ellas y aumentar las ganancias en un breve periodo de tiempo. 

La Región de Murcia puede presumir de ser referente nacional en la creación de empresas ‘gacela’, aquellas que han comenzado su aventura empresarial y que en apenas cinco años desde su existencia han logrado al menos diez empleados y unas tasas continuadas de crecimiento superiores al 20% durante al menos tres años consecutivos. 

Murcia es la segunda comunidad, solo por detrás de Madrid, que más empresas ‘gacela’ genera, con un ritmo de creación del 6% frente a la media nacional, que es del 5%, según los últimos datos del último informe del Observatorio de empresas ‘gacela’ de la Fundación COTEC referentes al periodo 2019-2022. Actualmente la Región cuenta con 233 de estas firmas, que facturan 2.600 millones de euros anuales y emplean a más de 21.700 personas

Una de cada cinco sociedades de este tipo son consideradas intensivas en tecnología o conocimiento

«Son un claro exponente de trabajo, constancia y talento en estado puro. Hablamos de emprendimiento y de un ecosistema en la Región que nos distingue a nivel nacional», destacó este viernes el consejero de Economía, Hacienda y Empresa, Luis Alberto Marín, durante su participación en un acto con representantes de empresas ‘gacela’ y compañías de la Región de Murcia con un alto potencial de crecimiento.

Marín también resaltó que entre 2019 y 2022 la cifra de empleos generados gracias a estas empresas ‘gacela’ se han duplicado durante este periodo de cuatro años. De ellas, el 20% son consideradas intensivas en tecnología o conocimiento. 

«Madrid juega en otra liga, pero nosotros, que formamos parte de una región más pequeña, somos muy nerviosos e inquietos, lo que nos ha permitido lograr estas altas tasas», dijo el consejero. Asimismo resaltó que Murcia y Cartagena se sitúan dentro del ‘top 25’ de municipios del país con más empresas ‘gacela’ en estos tiempos en los que «ser empresario está muy denostado». 

"Que no sea un calvario"

«Tenemos una sobrerrepresentación de este tipo de empresas, ya que contamos con muchísimas más que otras comunidades», aseguró el responsable de Empresa, añadiendo que «desde el Gobierno regional siempre intentaremos apoyar, dar las máximas libertades, así como un espacio de libertad económica» a aquellos emprendedores con una idea de negocio: «Lo que la mayoría de veces nos piden es que se les deje trabajar y que abrir un negocio desde cero no sea un calvario», expuso el consejero. 

Por su parte, el director del Instituto de Fomento de la Región de Murcia (Info), Joaquín Gómez, dio una marcha de ‘velocidad’ más a estas firmas: «Sois empresas AVE por agilidad, valentía y equipo».

"Lo que la mayoría de veces nos piden estos emprendedores es que se les deje trabajar", asegura el consejero Marín

Durante el encuentro intervinieron cinco representantes de distintas firmas de diversos sectores económicos originadas en la Región de Murcia y que, gracias a su esfuerzo, constancia y talento, han logrado expandirse ya no solo en el mercado nacional, sino también en el internacional. Rubén Valverde, fundador y director de la agenda de publicidad PlayRoom Comunicación; Juan Miguel Muñoz, director adjunto de la empresa Gobik de Yecla dedicada al material deportivo textil y de ciclismo; Nuria Prior, socia fundadora y directora general ejecutiva de la consultora EuroVértice, Andrea Di Palma, cofundador y CEO de Connectif Artificial Intelligence, plataforma de marketing automatizado para aumentar las ventas de los comercios electrónicos; y Conchita Arcas, gerente de Calzados Conchisa de Caravaca de la Cruz. 

La «agilidad» para adaptarse al mercado y a lo que demanda el cliente es una de las claves a la hora de entender el triunfo de estas empresas en los últimos años, expuso Rubén Valverde. «Hay que hacerlo de forma muy rápida y manteniendo la calidad para satisfacer las expectativas de los usuarios», añadía el responsable de Gobik.

Por su parte, Nuria Prior destacaba también la «valentía» de los directivos y trabajadores para transformar la estructura y adaptarla a las necesidades del mercado «para lanzarte el primero y quedarte de una manera más sólida y que te permita tener ante tu competencia una posición predominante». Respecto a Calzados Conchisa, su gerente hacía mención a la importancia que tiene asimismo la innovación.

"Tenemos un talento increíble que está deseando ser explotado en todo el mundo"

En un mundo actual, tan globalizado y conectado entre sí, es imposible pensar a largo plazo en mantener un negocio de origen local y que su supervivencia y longevidad con el paso de los años no pase por alcanzar nuevos nichos de mercado o más clientes fuera de la región y del país donde tuvo su origen. 

Los cinco representantes de distintas empresas que se dieron cita este viernes en Murcia tenían claro desde un primer momento que la idea de su negocio podía pasar por esa expansión internacional, aunque a algunas de estas empresas les llegó tras años de trabajo y otras, incluso, de forma fortuita. 

«En nuestro caso, el ‘boca a oreja’ ha funcionado y ha hecho que PlayRoom pase en estos 15 años de la Región a nivel nacional y, desde hace unos seis, a un escalón internacional. Esto, que empezó de forma casual, ahora es estratégico. Ahora mismo somos 43 trabajadores. Tenemos un talento increíble en la Región y que está deseando ser explotado en todo el mundo, ahora hace falta creérnoslo más», destacó Rubén Valverde. «Es inevitable expandirse internacionalmente. La experiencia del mercado local viene muy bien para llevar ese mismo conocimiento fuera», aseguró por su parte Di Palma.

Un momento del desayuno informativo celebrado este viernes.

Un momento del desayuno informativo celebrado este viernes. / Israel Sánchez

Y, una vez que se consigue ese crecimiento exponencial, ¿dónde está el límite? Llega un momento en el que, quizás, lo más provechoso sea sacar rédito de ese mismo crecimiento y poner el negocio en el mostrador para ofertarlo. 

«Todavía hay mucho margen de crecimiento y de mejora antes de pensar en vender todo o parte de la empresa, pero hoy por hoy el proyecto nos sigue ilusionando muchísimo. Es cierto que no veníamos preparados para manejar una empresa, hemos tenido que aprenderlo por el camino», resaltó Juan Miguel Muñoz, de Gobik. 

Una de las mayores dificultades a las que se enfrentan estas empresas es la «competencia» en determinados sectores estratégicos, como el del calzado en caso de la caravaqueña Conchisa: «Hay mucha competencia con el producto que se hace fuera de España y el incremento del precio de materias primas tampoco ayuda. De momento hemos sabido lidiar con ello y seguimos creando nuestros zapatos hechos a mano, con calidad y buen precio», apuntó Conchita Arcas. 

Otro de los hándicaps, en palabras de Nuria Prior, es lograr tener «un trabajo bien cohesionado» entre la plantilla de trabajadores. En el caso de esta consultora de 18 años de trayectoria, se encarga de proyectos de financiación y políticas europeas.