Salud

Lectura en voz alta en la infancia para estimular el desarrollo cognitivo, emocional e intelectual

El fomento de este hábito en bebés y niños es crucial para la mejora de la comprensión lectora y la creación de relaciones más afectivas con su familia, destacan pediatras y psicólogos

Una niña lee un libro.

Una niña lee un libro. / L.O.

Adrián González

Adrián González

El fomento del hábito de la lectura desde las edades más tempranas es una práctica más que beneficiosa no solo en la parte académica, sino también para el desarrollo cognitivo, emocional, afectivo o cerebral de un niño.

Además, hacerlo de forma compartida y en voz alta desde etapas precoces promueve el contacto humano y la relación afectiva de los menores con sus padres y madres

 Así lo expone el Grupo de Prevención en la Infancia y Adolescencia (PrevInfad) de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) y del Programa de Actividades Preventivas y Promoción de la Salud. 

Precisamente cuando numerosos estudios y expertos han puesto de manifiesto que el déficit de los escolares y alumnos más jóvenes en comprensión lectora es la materia que más influye a la hora de analizar la pobreza educativa en España, los pediatras de Atención Primaria hicieron este lunes un llamamiento, coincidiendo con el Día Internacional del Libro, para el fomento de la lectura en voz alta para todas las familias con menores. 

En la parte pediátrica

Juan Antonio Carmona.

Juan Antonio Carmona. / L.O.

Desde la Asociación de Pediatría Extrahospitalaria y de Atención Primaria de la Región (APERMap), su presidente, Juan Antonio Carmona, recuerda que «la presencia de una lectura sencilla, a veces más musical, en el bebé ya es más que necesaria para su educación, pero también para su desarrollo intelectual» y añade que cuanto más se tenga en cuenta esta práctica desde una temprana edad, «mayor será el nivel intelectual y emocional» del menor.

«El lenguaje es nuestra forma de interpretar el mundo, lo desarrollamos desde que nacemos y supone un desarrollo muy fuerte en los primeros tres años de vida», indica a La Opinión. 

Lógicamente, recuerda, las formas de llevar a cabo este hábito han ido cambiando con el paso de los años:«Ya no hablamos solamente de libros, ahora también se hace con libros digitales o audiolibros. Estamos en una sociedad cambiante y, mientras las herramientas se utilicen bien, será beneficioso para el menor», sostiene.

Ayuda a tener un mayor vocabulario y más rendimiento académico en edades tempranas, apuntan los expertos

El apoyo familiar de esa lectura hasta los 14 años, insiste el pediatra, es crucial: «Hay que tomarlo como un juego, no como una obligación. A veces, en los más pequeños, es importante gesticular a la hora de leer o, incluso, después, saber qué interpreta nuestro hijo de lo que hemos leído». 

En la parte psicológica

Juan Pedro Martínez.

Juan Pedro Martínez. / UMU

Por su parte, Juan Pedro Martínez, psicólogo educativo y responsable del área de Psicología Educativa del Colegio Oficial de Psicología de la Región de Murcia, expone que con la lectura en voz alta se mejora la comprensión lectora, el reconocimiento de palabras y la fluidez lectora, lo que «se traduce en más vocabulario y un mayor rendimiento académico. En esta línea, hay estudios que apoyan una relación entre número de conceptos que aprendes cuantificado por el número de palabras que conoces y el salario medio en la vida adulta. A mayor vocabulario, mayor sueldo», dice. También este hábito ayuda a los menores a tener una «agradable y correcta dicción». 

Asimismo señala que «la ruta fonológica -a través del oído- es una excelente vía para aprender, más aún en casos de dislexia en la que la ruta visual u ortográfica pueda no ser la mejor opción. Todo ello permite el desarrollo neuropsicológico del estudiantado y una vía para adaptarse a la diversidad del mismo».

Por último, el psicólogo manifiesta que «tanto leer en voz alta, como que te lean en voz alta es una forma de compartir experiencias, sentimientos, emociones, y hacer llegar a través del sentido auditivo el conocimiento. Si además te leen personas de referencia, estas sirven de modelo positivo aumentando la probabilidad de que quien observa también lo haga. Y no olvidemos que es una actividad para todas las edades y que puede diseñarse como intergeneracional, sin efectos secundarios negativos y sin gasto energético».