El próximo curso educativo estará marcado por la apertura en algunas colegios de las nuevas aulas de dos años que acogerán a 2.420 niños, iniciando así su etapa escolar. Estos puestos, repartidos en 65 colegios públicos (1.320 plazas) y 55 colegios concertados (1.100 plazas), serán financiados con los fondos de recuperación europeos dentro del objetivo de ampliar la gratuidad en el primer ciclo de Educación Infantil (0 a 3 años)

Estos niños, que serán atendidos en cada clase por dos técnicos educativos, recibirán al menos dos horas lectivas semanales impartidas por un maestro para realizar las tareas marcadas por la programación docente. La Región de Murcia cuenta desde este curso con un currículo oficial para la etapa de 0 a 3 años, una guía de contenidos que establece, por ejemplo, iniciar a los pequeños de dos años en una lengua extranjera (en este caso Inglés) con una hora a la semana. 

La Consejería de Educación señala que la labor que acometerán estos maestros estará «más relacionada con tareas de coordinación, ya que la atención del alumnado la realizan mayoritariamente el personal técnico habilitado por la normativa para ello». El departamento del consejero Víctor Marín añade que la asignación horaria otorgada, es decir, las dos horas a la semana, «se considera suficiente para tener un contacto con el alumnado y realizar las tareas de coordinación necesarias».

Espacios para el juego

Las aulas que se estrenarán el próximo curso para estos niños de dos años deberán estar preparadas con distintos espacios y funciones. Las clases deberán contar con una zona para el juego, otra para la comida y otra para el descanso. A su vez, tendrán un aseo con cambiadores e inodoros infantiles, ya que esa edad es el momento de comenzar a dejar de usar el pañal y aprender a ir al baño solo. 

Los colegios deberán disponer de un patio de recreo para los alumnos de primer ciclo: «Cuando el patio esté siendo utilizado por estos alumnos, el mismo espacio no podrá estar compartido con otros alumnos», señalan las instrucciones de inicio de curso para esta etapa que Educación publicó a finales de mayo.

Los trabajadores que atiendan a los pequeños podrán disponer de materiales de estimulación sensorial y desarrollo motor o coordinación, así como juegos que estimulen el lenguaje oral. Los padres tendrán una reunión al inicio del curso para informar sobre estas novedades.

Los padres recibirán un informe trimestral con la evolución del hijo

Los colegios que acojan aulas de 2 años el próximo curso deberán entregar cada trimestre un boletín a los padres del alumno donde se refleja su evolución personal y medidas de apoyo en caso de necesitarlas. Al mismo tiempo, en cada trimestre se deberá tener una reunión con los padres y estos podrán recoger al menor directamente en el aula del centro. 

«Las familias tendrán reuniones individuales con el tutor del grupo, al menos una vez cada curso escolar y siempre que se considere oportuno y necesario», señalan las instrucciones para esta etapa. Educación ya permitió a los centros flexibilizar el horario de entrada, comedor y salida de los pequeños según las necesidades de cada centro.