Economía

La obra pública se ha quedado sin la revisión de precios

El Gobierno central retira el mecanismo que permitió actualizar el coste de los materiales

Obras en el túnel del AVE en Alcantarilla.

Obras en el túnel del AVE en Alcantarilla. / Juan Carlos Caval

María José Gil

María José Gil

La patronal regional de la construcción asegura que las obras públicas volverán a quedarse desiertas al haber retirado el Gobierno el pasado 3 de marzo el mecanismo que había establecido para que las empresas pudieran actualizar los precios de los materiales más inflacionarios. La Federación Regional de Empresarios de la Construcción (Frecom) ha alertado este lunes de que en la Región de Murcia habrá licitaciones de obra pública por importe de 350 millones de euros que van a quedar desiertas al no existir la posibilidad de revisar los precios que hasta ahora compensaba los sobrecostes sobre los presupuestos de licitación.

El presidente de Frecom, José Hernández, ha explicado que el Gobierno central informó este viernes de que no iba a prorrogar el mecanismo excepcional de revisión, algo que ha catalogado de «jarro agua fría y un ataque a los empresarios y trabajadores del sector».

Recuerda que el Ejecutivo ha aprobado tres decretos que han ido estableciendo las posibilidades de actualizar los precios de los materiales que habían quedado más desfasados, pero esta posibilidad se ha cerrado a partir del día 3 de marzo.

También el Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma estableció la aplicación de las revisiones de precios en las licitaciones de la Administración regional, que ahora han decaído, según indicó Hernández, al dejar de tener vigencia la normativa estatal. Según los datos ofrecidos por Frecom en mayo de 2022, 19 licitaciones de obras públicas por 22 millones de euros habían quedado desiertas hasta entonces, porque las empresas no podían asumir los precios que ofrece la Administración por el incremento desmesurado de los costes de los materiales como el acero.

Añadió que los ayuntamientos son los más retrasados en la aplicación de este tipo de mecanismos.

Los constructores murcianos abogan por que el mantenimiento y la mejora del mecanismo de revisión extraordinaria, al mismo tiempo que piden al Gobierno central que, como respuesta inmediata, rebaje el plazo de revisión ordinaria de precios, fijado en dos años, hasta un periodo de entre seis meses y un año.

El presidente de los constructores murcianos ha argumentado que «el incesante cambio de precios de las materias primas exige que se analice en un periodo de tiempo inferior» y ha avisado de que de no ser así el Ejecutivo nacional «va a destruir el empleo».

Asimismo, Frecom solicita que «se contemple la obligación por parte de la Administración estatal de resolver las solicitudes de revisión» para evitar lo que considera «el abuso del silencio administrativo por parte de algunas instituciones, ya que la única manera de ofrecer seguridad jurídica a las empresas es que la Administración tenga la obligación de resolver la solicitud y, en caso de silencio, que este sea un silencio positivo», agregó Hernández.

José Hernández apuntó igualmente que «la necesidad de superar un umbral mínimo del 5%, la limitación del importe de la revisión al 20% del valor de adjudicación y la poca celeridad a la hora de publicar los índices de precios oficiales, son otros de las reivindicaciones respecto al mecanismo de revisión».