Las universidades y centros de investigación de la Región de Murcia han recibido 10 millones de euros de fondos europeos de recuperación poscovid para proteger los ecosistemas marinos frente al cambio climático y la contaminación, así como para abordar los retos de la acuicultura, la pesca y el turismo sostenibles.

Se trata de una estrategia conjunta de investigación e innovación en Ciencias Marinas impulsada por el Ministerio de Ciencia y en la que siete comunidades autónomas (Murcia, Galicia, Cantabria, Andalucía, Valencia, Canarias y Baleares) trabajarán hasta 2025 para abordar de forma sostenible los nuevos desafíos en la monitorización y observación marino-marítimas, el cambio climático, la acuicultura y otros sectores de la economía azul (que es la economía sostenible relativa a mares y océanos).

La ayuda se presentó ayer en se en unas jornadas inauguradas por el consejero de Medio Ambiente, Mar Menor, Universidades e Investigación, Juan María Vázquez, que explicó que «este sistema de cogobernanza va a permitir a las comunidades una mayor coordinación con la Administración central y entre ellas, que llevará seguro a una mayor alineación con las políticas científicas internacionales».

Además, Vázquez remarcó el valor de la aportación de la Región al proyecto, que se centra en dos aspectos: «Por una parte, la relevancia estratégica, con la barrera biogeográfica en Cabo de Palos para la monitorización de la entrada y anticipación de especies invasoras procedentes del Atlántico, el acceso a fondos abisales, la red de reservas marinas consolidadas con experiencia en la participación de proyectos europeos, una de las lagunas costeras más singulares del Mediterráneo y la importancia del sector tecnológico naval».

Por otra parte, «el importante ecosistema regional de I+D+i en Ciencias Marinas, con un consorcio que reúne a las tres universidades de la Región, UMU, UPCT y UCAM, además de instituciones de ámbito estatal y regional como el Instituto Español de Oceanografía, el Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura, el Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Medioambiental y el Centro Tecnológico Naval y del Mar», precisó el consejero.

El plan también está dirigido a potenciar sectores como el turismo costero y marino, la pesca o la acuicultura, que se han visto afectados por la pandemia y otros sectores de la economía azul, que en su conjunto presentan «un enorme potencial en cuanto a su contribución a una recuperación económica sostenible de las regiones participantes».