Kiosco La Opinión de Murcia

La Opinión de Murcia

Academia General del Aire

Defensa encargará otros 16 Pilatus para formar a los pilotos de la AGA

El nuevo encargo autorizado por el Consejo de Ministros alcanzará los 250 millones de euros

Un avión Pilatus. Ivan Urquizar

El Ministerio de Defensa va a encargar otros 16 aviones Pilatus para la Academia General del Aire (AGA) de San Javier. El Consejo de Ministros ha autorizado en su reunión de este lunes la compra de un segundo lote de aviones Pilatus PC-21 destinados a la formación de los alumnos de la AGA, que relevarán a los Pillán o Tamiz, que son los utilizados en el primer año de las prácticas de vuelo. El nuevo encargo de Defensa alcanzará los 250 millones, que se harán efectivos entre 2023 y 2025. Incluye también los simuladores de vuelo y los equipos logísticos de apoyo.

El Gobierno ha dado el visto bueno a la ampliación del contrato suscrito por Defensa con la firma suiza Pilatus, que ya había permitido sustituir los C-101 utilizados en el entrenamiento de los pilotos a partir del segundo año. Los últimos aviones del primer encargo fueron entregados el pasado mes de julio. El Departamento de Margarita Robles se dispone ahora a sustituir también los aviones Pillán o Tamiz, que son los utilizados para impartir la Fase Elemental de la enseñanza en vuelo para pilotos.

«La imposibilidad de adquirir un sustituto en tan escaso periodo de tiempo para realizar las funciones de enseñanza de la Escuela Elemental lleva a la conclusión de que la opción que se considera más favorable y viable es la adquisición de un segundo lote de Pilatus PC-21 (E-27)», según se recoge en la referencia del Consejo de Ministros.

Con el fin de no demorar el relevo de los Pillán, el Ejecutivo ha autorizado ahora «la modificación de los límites y el número de anualidades para adquirir compromiso de gasto con cargo a ejercicios futuros, en aplicación de lo dispuesto en la Ley General Presupuestaria, para permitir al Ministerio de Defensa llevar a cabo la adquisición de un segundo lote del sistema integrado de enseñanza en vuelo para pilotos (Integrated Training System-ITS)».

26

Los aviones del Ejército del Aire con los que se formarán los pilotos de la AGA

El Gobierno añade que la sustitución de los aviones Pillán o Tamiz hace posible «la modernización de la enseñanza en vuelo y permitirá la adaptación de la formación de los pilotos alumnos de la Academia General del Aire a las tecnologías empleadas en las modernas aeronaves operativas, tanto a las ya existentes como a las futuras, satisfaciendo requisitos de formación más elevados y propios de un sistema más eficiente».

El contrato para la compra de los 16 nuevos aviones se ejecutará entre 2023 y 2025. En el primer año está previsto un pago de 50 millones de euros, mientras que en los dos siguientes se abonarán 100 millones en cada ejercicios.

No obstante, la inversión total autorizada por el Consejo de Ministros a Defensa alcanza los 562,5 millones de euros hasta el año 2029. Además de los 16 aviones, incluye la autorización permitirá adquirir 10 sets de depósitos externos, dos simuladores de cabina para entrenamiento de procedimientos, un simulador de vuelo FFS (Full Flight Simulator) con la infraestructura asociada, 22 estaciones del sistema de enseñanza asistido por ordenador (CBT) y 15 licencias AST (Aircraft System Trainer) y siete sistemas de planeamiento y debriefing de misiones (MPDS), así como el paquete logístico asociado.

Los alumnos utilizan ya 25 aviones que han sustituido a los C-101

Los alumnos de la Academia General del Aire de San Javier ya están utilizando 25 aviones suministrados por el fabricante suizo Pilatus desde hace varios años. El Ministerio de Defensa decidió que «el entrenador avanzado Pilatus PC-21» fuese el elegido para sustituir al veterano C-101 en la formación de los futuros pilotos del Ejército del Aire. Uno de los motivos que llevó a Defensa tomar la decisión de optar por los aviones fabricados por Pilatus es su menor consumo.

El Ministerio considera que el coste del entrenamiento para un piloto militar se puede reducir en más del 50%, ya que requieren mucho menos combustible que cualquier entrenador de avión comparable». Los únicos C-101 que siguen en activo son los que utiliza la Patrulla Águila. En sus últimos años estos aviones han protagonizado dos trágicos accidentes, en septiembre de 2019 y febrero de 2020, en los que murieron los pilotos al caer al mar cerca de La Manga.

Los fallecidos fueron los comandantes Francisco Marín y Eduardo Fermín Garvalena. En septiembre de 2019 se produjo otro accidente al caer al Mar Menor un avión Tamiz, utilizado en el primer año de entrenamiento de los pilotos, en el que fallecieron el instructor de vuelo, el comandante Daniel Melero Ordóñez, y la alumna Rosa Almirón Otero, de 20 años.

Compartir el artículo

stats