La falta de comunicación entre la administración central y la autonómica a cuenta del programa Único de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, que tiene al frente a la murciana María González Veracruz, puede dejar a los operadores murcianos sin recibir dos millones de euros de los fondos europeos Next Generation.

A través del Plan Único Banda Ancha, el Gobierno de España busca llevar esta red con elevada capacidad a todo el territorio nacional. Dentro del mismo existen distintas modalidades susceptibles de ser gestionadas por las comunidades autónomas. La Región de Murcia, por ejemplo, escogió participar en el programa ofreciendo estas ayudas europeas a operadores que puedan reforzar la conectividad a polígonos industriales y zonas de alta concentración empresarial incluidas en las zonas blancas (sin cobertura) y grises (con poca cobertura) del mapa regional. De esta forma, operadores locales podrían participar en este programa, recibiendo las ayudas europeas destinadas a este fin.

Sin embargo, para que la Comunidad pudiera sumarse al proyecto era necesario que comunicase su intención a la Secretaría de Estado antes de que esta cerrase su plan de ayudas del Plan Único de Banda Ancha, de forma que ambas administraciones no coincidieran en las franjas de actuación. Esta comunicación, según fuentes gubernamentales, no se produjo, por lo que el plan del Gobierno central se cerró contando con todas las franjas blancas y grises del territorio murciano. 

Empresas murcianas lamentan que un gran proveedor como Adamo se quede con todas las ayudas de Murcia

Para cuando la Consejería de Economía, Hacienda y Administración Digital, dirigida por Luis Alberto Marín, publicó su convocatoria de tramitación anticipada para la concesión de estas subvenciones, la Secretaría de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales ya había sacado su propuesta de resolución provisional. Esta semana, además, se convertía en definitiva. 

Según el Real Decreto por el que se aprueba la concesión directa de ayudas a las comunidades para este fin, se especifica que las autonomías que quisieran participar deben «consultar los datos que periódicamente publique en su sede electrónica el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital sobre zonas blancas y grises o zonas elegibles en cada momento», de forma que, si lo hubieran hecho, se habrían dado cuenta de que en las franjas de los polígonos industriales de la Región ya estaba adjudicado el servicio para la empresa Adamo Telecom Iberia a través de la convocatoria Único Banda Ancha, que ha recibido una ayuda estatal que en total supera los 9 millones de euros para la Región de Murcia.

La Comunidad acusa a Madrid de "marginar" a operadores locales

Desde la Comunidad defienden que no tenían que comunicar nada al Ministerio, «salvo cuando se adjudica y ejecuta el proyecto». Además, afirman que el problema está en la «no actualización, desde mayo, de las zonas blancas y grises que determinan las zonas sin banda ancha». Asimismo, lamenta que tuviera que sacar su convocatoria en estas condiciones. Con todo, aseguran que «no se perderá el dinero» e insisten en que sus ayudas y las del Ministerio son «compatibles y complementarias». Por otra parte, acusan a Madrid de no permitir que los operadores de la Región se presenten a las ayudas nacionales por un «cambio de criterio» del Ministerio, que «en el 2020 pasó de adjudicar varios proyectos en una provincia a adjudicar uno solo por provincia, marginando a los operadores locales».

"No han hecho su trabajo"

Operadores murcianos critican que «Murcia no ha hecho su trabajo, como sí lo han hecho comunidades vecinas como la valenciana o la manchega», que sí que comunicaron al Gobierno central qué zonas deberían dejar fuera de su radio de acción para que pudieran desarrollar sus propios proyectos

Una consultoría ha reconocido a La Opinión que están recomendado a sus clientes operadores que no se presenten a la convocatoria autonómica porque «no tiene sentido». «Cuando en Murcia se convocó, Adamo ya se había presentado al 100% del territorio», insisten.

Está por ver si la Comunidad tendrá que devolver los más de dos millones de euros de los fondos Next Generation al no poderlos dedicar a la ejecución de acciones de refuerzo de la conectividad en polígonos industriales, tal y como estaba previsto, o podrá guardarlos para la próxima convocatoria del plan Único de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones, que ha confirmado que sí habrá y tendrá lugar el año que viene.