Educación

Las universidades regionales relanzan sus investigaciones a pesar de la crisis

La UMU licita varios contratos por valor de 3,84 millones de euros, entre ellos el nuevo laboratorio experimental de acuacultura, y la UPCT capta 2,1 millones para doce proyectos gracias a los fondos europeos Next Generation

Víctor Sena, José Ramón García Cascales y Fernando Illán, responsables del proyecto sobre climatización de piscinas.

Víctor Sena, José Ramón García Cascales y Fernando Illán, responsables del proyecto sobre climatización de piscinas. / UPCT | UMU

Alberto Sánchez

Alberto Sánchez

La gestión de los fondos de recuperación europeos Next Generation está siendo protagonista en las universidades regionales. En plena tormenta económica por la inflación y la crisis energética, en el seno de estas instituciones ha comenzado a crecer la duda de cómo se podrán financiar determinados proyectos, trabajos científicos o infraestructuras si llega una época de más recortes. A esto se suma la escasa financiación para las universidades públicas que no ayuda a quitarse el estrés de encima.

Pese a este escenario negativo, la Universidad de Murcia, la Politécnica de Cartagena y la UCAM pretenden relanzar las investigaciones de sus centros con los fondos millonarios de la Unión Europea. Tanto la UMU como la UCAM han creado una ‘oficina Next Generation’ para agilizar los trámites burocráticos y que estas gestiones no limiten la captación de dinero que llega a través de las convocatorias de las administraciones central y regional. "Tenemos que aprovechar estos fondos para transformar las universidades", dice José Antonio Cascales, quien se encarga de liderar esta oficina dentro de la Universidad de Murcia, "hemos comenzado a licitar algunos proyectos para llevar a nuestros departamentos la tecnología más puntera".

El Instituto de Investigación en Salud yDeporte UCAM HiTech reunirá la mayoríade las investigaciones.  JUAN CARLOS CAVAL

El Instituto de Investigación en Salud y Deporte UCAM HiTech reunirá la mayoría de las investigaciones. / JUAN CARLOS CAVAL

En total, la UMU ha sacado a licitación cinco contratos por valor de 3,84 millones de euros, pero el objetivo de la institución es captar este año 30 millones. Destaca la inversión para la puesta en marcha de un laboratorio experimental de acuacultura dedicado al estudio de peces de agua salada en el campus de Espinardo. Además, los proyectos de investigación centrados en la ciberseguridad y las infraestructuras 5G/6G que lidera el grupo de investigación de Sistemas Inteligentes y Telemática recibirán dos millones.

En líneas generales, las universidades pretenden acelerar investigaciones de calado nacional e internacional en campos como, por ejemplo, las ciencias sanitarias (industria farmacológica, óptica, enfermedades...), la industria agroalimentaria, ciencias marinas, telecomunicaciones o medio ambiente.

La Universidad Politécnica de Cartagena prevé gestionar al menos 6,4 millones hasta 2023 de los fondos de recuperación. Fuentes de la UPCT precisan que se ha conseguido financiación para doce proyectos de investigación en una convocatoria del Ministerio de Ciencia e Innovación para impulsar la "transición ecológica y digital". En total, en la resolución provisional de estas ayudas la Politécnica ha captado algo más de 2,1 millones de euros para una docena de proyectos.

La ministra Calviño conoce las investigaciones en 5G/6G.

La ministra Calviño conoce las investigaciones en 5G/6G. / Juan Carlos Caval

El objetivo de esta convocatoria competitiva, remarca la vicerrectora de Investigación, Transferencia y Divulgación, Catalina Egea, es avanzar en objetivos medioambientales como "la mitigación del cambio climático, el uso sostenible de los recursos o la protección de los ecosistemas mediante la generación de conocimiento científico y el desarrollo de tecnologías, así como la potenciación de infraestructuras y competencias para la transición hacia una economía y una sociedad digital".

Catalina Egea califica de "satisfacción" estos resultados en la captación de fondos, "especialmente por el hecho de que haya investigadores noveles entre quienes han conseguido financiación, por lo que para ellos será el primer proyecto que dirigen".

La UCAM está aprovechando estos fondos para dar un impulso a la investigación alimentaria y para ello se servirá de su Instituto de Investigación en Salud y Deporte UCAM HiTech. Entre sus principales retos está centrarse en el ámbito de las Ciencias Marinas. Una de sus principales líneas la llevan a cabo varios grupos de investigación de la Facultad de Farmacia y Nutrición, que lideran proyectos para desarrollar nuevos alimentos, piensos y cosméticos a partir de algas y descartes de pescado.

Vertederos ecológicos, peces sin grasa y el impacto económico del Mar Menor

El Mar Menor y la industria agroalimentaria tendrán un protagonismo especial en las investigaciones que van a impulsar las universidades murcianas con los fondos Next Generation de la Unión Europea. Entre los fondos concedidos, la Politécnica podrá estudiar qué impacto ha tenido la contaminación de la laguna salada en el tejido empresarial y los casos en los que las operaciones comerciales hayan fracasado por este motivo.

Otra de las líneas de investigación, que ha sido dotada con 250.000 euros, estará centrada en la distribución de la contaminación en acuíferos costeros y en la búsqueda de actuaciones que remedien ‘in situ’ este problema. Por otra parte, los grupos de investigación de diversas disciplinas de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad Católica de San Antonio realizarán acciones para la monitorización avanzada del fondo marino y de la zona de intercambio de agua entre el Mar Menor y el mar Mediterráneo.

La sostenibilidad de los suelos agrícolas, el secuestro de carbono y las emisiones de gases de efecto invernadero será otro impulso científico de la Politécnica para estudiar el uso de cubiertas vegetales en cultivos leñosos, un proyecto dotado con casi 300.000 euros. Además, la Politécnica tendrá otros 400.000 euros para el plan ‘Transformación digital para un vertedero más eficiente, gestionable, ecológico y sostenible’. En la UMU, el Laboratorio de investigación agroalimentaria y medioambiental recibirá 853.745 euros mientras que el Área Científica y Técnica de Investigación llevará a cabo la construcción de un invernadero de contención biológica de nivel 2 y de cero emisiones en el tejado de uno de los edificios de la UMU en Espinardo.

Los estudios en ciencias marinas, por los que la Región recibirá 10 millones de euros que gestionarán varios organismos de investigación, es otro puntal de estos fondos. La UMU estudiará los tipos de peces que pueden ayudar en la investigación médica así como lograr producir especies marinas con menos grasa y que estén criados en acuicultura con el fin de que sirvan para un consumo más saludable. La UCAM tendrá a varios grupos de investigación de la Facultad de Farmacia y Nutrición llevando a cabo proyectos de investigación para desarrollar nuevos alimentos, piensos y cosméticos a partir de algas y descartes de pescado.

Tecnología 6G y reducción de emisiones en piscinas climatizadas

El proyecto Cerberus será uno de los trabajos científicos de la Universidad de Murcia que más dinero reciba para su impulso. Este proyecto persigue como principal objetivo proporcionar una plataforma de administración de la seguridad en entornos 5G y 6G que sea cognitivo, robusto, adaptable y resiliente a los eventos futuros y ataques. Esta plataforma se basará en técnicas de Inteligencia Artificial y permitirá preservar la privacidad del usuario para monitorizar, predecir, mitigar y prevenir riesgos y ataques sobre la infraestructura 5G/6G.

La Politécnica de Cartagena continuará estudiando las técnicas de recubrimiento por espray para la creación de células solares nanoestructuradas orgánicas e híbridas; se llevará a cabo una investigación sobre antenas y circuitos para redes de sensores inalámbricas y eficientes usando low-orbit satélites; sensores biomédicos; termohidrogeología; la capacidad de retención de sólidos en imbornales o la reducción de emisiones en la climatización de las piscinas.

En el ámbito agroalimentario, la UCAM desarrollará proyectos para "garantizar" el suministro de alimentos "sanos, seguros, sostenibles y accesibles". Así, por ejemplo, se realizará el diseño de alimentos saludables, evaluando su funcionalidad y calidad sensorial. Para ello, se están obteniendo diferentes compuestos bioactivos (péptidos, antioxidantes) de origen animal y vegetal, usando procesos enzimáticos y biotecnológicos.

Además, se están buscando nuevas fuentes de proteína alternativa (como insectos), desarrollando nuevas tecnologías y sistemas de procesado de alimentos. Otros proyectos irán encaminados a la valorización de subproductos y residuos agrícolas, ganaderos y alimentarios para la obtención de nuevos alimentos y compuestos bioactivos. Por otra parte, se van a desarrollar proyectos dirigidos a la transición digital del sector agroalimentario, en ámbitos como la agricultura de precisión, aplicaciones digitales, sistemas de modelado, predicción y gemelo digital para toma de decisiones, nuevos sistemas de monitorización rápida o digitalización de los sistemas de seguridad y calidad en producción.

Suscríbete para seguir leyendo