Kiosco La Opinión de Murcia

La Opinión de Murcia

Economía

La subida salarial a los funcionarios le costará 50 millones a la Comunidad

El gasto en personal de la Administración regional y aumentó un 4,8% hasta junio

Dirigentes de CSIF de la Región, en la manifestación celebrada el sábado en Madrid para reclamar subidas salariales. CSIF

La subida salarial del 1,5% para este año que el Ministerio de Hacienda ofrece a los funcionarios le costará a la Comunidad Autónoma casi 50 millones de euros, según han informado fuentes del Ejecutivo regional. La Administración regional tendrá que pagar el incremento sobre la nómina de 2022 a sus 60.000 empleados y a unos 4.000 profesores de la enseñanza concertada, que se abonaría con efecto retroactivo desde el 1 de enero si llega a materializarse el acuerdo con los sindicatos.

También verán incrementado su salario los 16.500 funcionarios que el Estado tiene en la Región y los 13.200 empleados de la Administración local, cuyos salarios están regulados también por los Presupuestos Generales del Estado.

Según los datos recogidos en el Boletín Estadístico del Ministerio de Hacienda y Función Pública, la Región roza los 90.000 funcionarios sumando el personal de las tres administraciones públicas, aunque la Encuesta de Población Activa (EPA) eleva el número de asalariados del sector público a casi 100.000.

La propuesta que la ministra, María Jesús Montero, llevó este miércoles a la mesa negociadora ha incluido la revisión de los salarios de este año, que se incrementaron un 2% en enero, mientras que la inflación llegó a alcanzar el pasado mes de agosto en la Región.

El Ministerio de Hacienda, que este miércoles inició las negociaciones con los sindicatos mejoró este jueves la oferta de subidas salariales para el trienio comprendido entre 2022 y 2024. Inicialmente había ofrecido un 6%, pero el incremento definitivo está sin cerrar a la espera de la respuesta que den las organizaciones sindicales a las nuevas condiciones propuestas por el Gobierno.

La Comunidad Autónoma y los ayuntamientos hacen cuentas para ver cómo encajan el incremento salarial del 1,5% en sus cuentas de este año.

La Administración regional, que sigue siendo una de las más deficitarias calcula que el incremento salarial le costará unos 50 millones adicionales. La nómina de los 60.000 funcionarios supone casi la quinta parte del gasto total presupuestado para 2022. El Ejecutivo regional también tendrá que abonar el incremento del 1,5% a los 4.000 profesores de los centros de enseñanza concertada de la Región.

No obstante, la Comunidad ha visto incrementarse este año los ingresos procedentes de la recaudación de impuestos, dado que la inflación y el aumento del consumo ha tenido un efecto directo sobre el IVA o el Impuesto de Hidrocarburos.

Según los datos recogidos en el informe Indicadores de coyuntura económica y laboral del Consejo Económico y Social, difundido esta semana, «a 30 de junio de 2022 Murcia no escapa de los saldos negativos». De acuerdo con la información recogida en el documento, los impuestos indirectos han aportado con unos derechos reconocidos acumulados de 1.027 millones, un 4,5% más en términos interanuales».

Sin embargo, el CES constata que los gastos de personal han ascendido 1.352 millones de euros hasta junio, un 4,8% más que en los primeros seis meses de 2021.

Cuentas de los ayuntamientos

Los consistorios de la Región también tendrán que afilar el lápiz y rebuscar en los cajones para pagar el 1,5% de subida a sus empleados públicos.

El Ayuntamiento de Murcia, que emplea a unos 3.000 funcionarios, calcula que la subida salarial con efecto retroactivo desde el 1 de enero le costará 2.250.000 euros este año.

El de Cartagena, que tiene 1.400 empleados públicos, estima que la subida del 1,5% supondrá un aumento de 1,2 millones sobre la nómina prevista inicialmente para 2022.

El Consistorio que preside Noelia Arroyo también está haciendo cuenta sobre el desembolso que supondrán las subidas previstas para los próximos años, que todavía están sin cerrar.

Con la subida del 2,5% propuesta inicialmente para 2023 calcula que las retribuciones del personal se incrementarían en unos 2,5 millones, aunque la nueva oferta que la ministra de Hacienda ha presentado a los sindicatos ya es superior.

El secretario general de la Federación de Municipios, Manuel Pato, señaló que los consistorios tendrán que revisar sus cuentas para contemplar el aumento salarial de este año. Pato se quejó de que los ayuntamientos no han conseguido que la Comunidad Autónoma les reconozca «la participación en los ingresos que recibe al haber asumido las competencias de la desaparecida Diputación Provincial».

El déficit impide a Murcia aplicar la jornada de 35 horas

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha recordado a los sindicatos que la normativa legal impide aplicar la jornada de 35 horas a las comunidades autónomas que incumplen el objetivo de déficit, entre las cuales se encuentra Murcia. En relación a otras demandas de los sindicatos, como recuperar la jornada de 35 horas semanales en aquellas administraciones que no han podido hacerlo aún, Montero ha confirmado que se está hablando de esta materia en la mesa de negociación. En este sentido, recordó que la Ley de Presupuestos contempla desde hace años que, si se cumplen las reglas fiscales, se puede recuperar la jornada de 35 horas semanales, como hizo ella misma en Andalucía cuando era consejera de la Junta. «Yo deseo que podamos llegar a un acuerdo. Hemos planteado una propuesta de incremento retributivo que permite al menos ser capaces de paliar los efectos de la inflación en el colectivo de los empleados públicos», ha subrayado. Montero quiso mostrarse «prudente».

El Ejecutivo espera las herramientas para cumplir el acuerdo

El Ejecutivo murciano ha dicho estar a la «espera» de conocer la propuesta formal y el resultado de las negociaciones que está llevando a cabo el Ministerio de Hacienda con los sindicatos de función pública para implantar las 35 horas semanales, así como las herramientas que el Gobierno central va a poner a su disposición para poder afrontar el acuerdo al que lleguen. Así lo indicó la portavoz del Ejecutivo murciano, Valle Miguélez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno celebrada este jueves y al ser preguntada por la reivindicación de los sindicatos de función pública de implantar las 35 horas semanales. En este sentido, Miguélez afirmó que el Gobierno de la Región siempre va a estar trabajando para «dar el mejor servicio» al más de millón y medio de murcianos, pero ha recordado que Murcia es una comunidad «infrafinanciada» lo que «quiere decir que somos los últimos». «La diferencia que tenemos hasta la media de cualquier habitante de este país es una diferencia muy alta; y ya no les digo con aquellas comunidades autónomas que sí que están mejor financiadas», aseveró. El Ejecutivo regional se queja de que Murcia ha pasado a ser la región que recibe menos ingresos del Estado después de haber desbancado del furgón de cola a la Comunidad Valenciana. Aunque la implantación de la jornada de 35 horas semanales no puede aplicarse en Murcia porque no cumple las reglas que impiden reducir la jornada en las comunidades con déficit, se trata de una medida que también se traduciría en un incremento del gasto. La reducción de la jornada obligaría a reforzar la plantilla en los servicios en los que no es posible recortar el horario de apertura para cubrir las horas que dejan de trabajar los funcionarios. La Consejería de Hacienda trabaja en este momento en la elaboración de los Presupuestos de la Comunidad para 2022, que tendrán que tener en cuenta todas estas variables.

Compartir el artículo

stats