Kiosco La Opinión de Murcia

La Opinión de Murcia

Política

Ofensiva de la izquierda en la Asamblea para que la nueva Ley del Aborto no caiga en saco roto

Rechazan la petición del Colegio de Farmacéuticos para poder objetar y no tener que dispensar la píldora

Protesta contra la ley del aborto. ISRAEL SANCHEZ

Mientras que la nueva Ley del Aborto del Ministerio de Igualdad, que tiene entre sus objetivos garantizar las interrupciones voluntarias del embarazo en la sanidad pública, sigue su trámite en las Cortes Generales, los partidos políticos de izquierda murcianos continúan denunciando que en la Región no se cumple ni la anterior normativa, aprobada por Zapatero en 2010.

Tanto PSOE como Podemos han registrado hasta tres mociones en la Asamblea Regional para que los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, reforzados en la ley de Irene Montero, no caigan en saco roto una vez sea aprobada en Madrid definitivamente. Por un lado, tanto el Grupo Socialista como la parte morada del Grupo Mixto exigirán al Consejo de Gobierno murciano la rescisión de los contratos firmados con clínicas abortistas, por una cuantía de 6,4 millones.

El Ejecutivo da luz verde a la nueva ley del aborto que elimina el consentimiento paterno

El Ejecutivo da luz verde a la nueva ley del aborto que elimina el consentimiento paterno Agencia ATLAS / Foto: EP

Esa cantidad de dinero, defiende la diputada Lara Hernández en la moción, debe ir "destinada a los hospitales públicos de la Región, con el fin de que puedan disponer de todos los medios necesarios, espacios individualizados y profesionales sanitarios debidamente titulados, formados y concienciados en asegurar la mejora atención de las mujeres que se enfrenten a una interrupción del embarazo, ya sea voluntaria o por criterios médicos".

De la misma forma, la iniciativa que firma María Marín, portavoz del Grupo Mixto, denuncia el nuevo contrato con tres centros privados "para seguir derivando las interrupciones del embarazo durante los próximos años". En Podemos ponen de manifiesto que estas tres clínicas, que ya venían realizando las intervenciones que no se hacían en los centros hospitalarios públicos, carecían de "prestaciones tan básicas como un banco de sangre o anestesistas". Incluso, recuerdan que una doctora que trabajó en una de ellas "ni siquiera contaba con al especialidad en ginecología".

También les resulta "llamativo" que el contrato firmado este verano se adjudique por cuatro años "a sabiendas de los inminentes cambios legislativos que pueden alterar por completo las condiciones en las que se firman los contratos, perjudicando gravemente al erario público".

Píldora del día después

Por otra parte, después de que el Colegio de Farmacéuticos de la Región exigiera que la nueva Ley del Aborto incluyera en su texto, de forma expresa, la posibilidad de la objeción de conciencia para dejar de estar obligados a dispensar la píldora anticonceptiva de emergencia (conocida como píldora del día después), el Grupo Parlamentario Socialista ha registrado otra moción en la que insta al Consejo de Gobierno murciano a asegurar que este medicamento sea dispensada "en todas las farmacias de la Región".

Para la socialista Lara Hernández, la objeción de conciencia es un derecho deontológico al que los profesionales pueden adherirse con el aval de la ley y de su conciencia, "pero no les exime de su responsabilidad de expender los medicamentos considerados legales por nuestras leyes" y avalados, entre otros organismos, por la Agencia Europea del Medicamento.

Además, recuerdan desde el Grupo Parlamentario Socialista que se considera infracción "muy grave" que una farmacia no disponga de las existencias de medicamentos adecuados para la normal prestación de sus actividades o servicios. "La píldora del día después es un medicamento anticonceptivo completamente legal amparado por la ley, por lo que debe venderse a quienes lo demanden en los términos que fija la ley", sentencian.

Solo 15 ginecólogos en el listado de objetores

En la actualidad, solo hay 15 ginecólogos murcianos que se han declarado abiertamente objetos de conciencia para practicar abortos. A estos quince sanitarios se les suman una matrona, dos anestesistas y un internista. Desde el Partido Socialista murciano ponen de manifiesto en su moción en la Asamblea que "en la Región de Murcia la objeción de conciencia es en bloque" y "no existe ni se facilita un listado de objetores y no se entrega a las mujeres la justificación del objetor, tal y como obliga la ley". Estas "cifras insignificantes", continúan, evidencian "no solo que el Gobierno regional y el Servicio Murciano de Salud (SMS) pasan por encima de la ley, sino que sigue habiendo muchos profesionales sanitarios que sí están dispuestos a cumplirla y a tratar a las mujeres con la dignidad y el respeto que merecen y en nuestros hospitales públicos".

Juan José Liarte rechaza la elaboración de "listas negras"

No hay dos sin tres. A las mociones del PSOE y Podemos se le suma otra del Grupo Parlamentario Vox, aunque, evidentemente, rema en el sentido contrario. Los de Juan José Liarte pretenden que desde la Consejería de Salud se "defienda por todos los medios legales y administrativos el derecho a la objeción de conciencia del personal sanitario público de la Región de Murcia que por razones morales y de conciencia quieran utilizar este derecho en el desarrollo de su actividad profesional".

Va más allá y se posiciona en contra de la nueva Ley del Aborto de Irene Montero y exige al Gobierno regional que "muestre rechazo y oposición" a la elaboración de listados, que denomina "listas negras", y registros de objetores de profesionales sanitarios que objeten en la realización de abortos y eutanasias. Asimismo, reclaman que desde la Consejería de Sanidad se forme a estos sanitarios en ética y en los "procedimientos de análisis de conflictos de valor para el correcto uso del derecho a la objeción de conciencia".

No es la primera vez que el Grupo Parlamentario Vox se manifiesta en la Asamblea a favor de este derecho de libertad de conciencia y sonadas han sido otras mociones que han presentado en el Parlamento murciano relacionadas con el aborto. Una de ellas pedía que se añada a los protocolos para abortar dos nuevos requisitos. Por un lado, que las mujeres escuchen el audio con el latido del corazón del feto; y por otro, que se les muestre una ecografía 4D en tiempo real.

Compartir el artículo

stats