Kiosco La Opinión de Murcia

La Opinión de Murcia

Economía

Los vecinos de Ojós y los de la costa son los que pagan más impuestos

Los habitantes de San Javier, Los Alcázares y San Pedro soportan una mayor presión fiscal

Una embarcación pasa bajo el puente del Estacio en La Manga. | J.C.

Los vecinos de Ojós y de tres municipios del Mar Menor, San Javier, Los Alcázares y San Pedro del Pinatar, son los que más impuestos pagan a sus respectivos ayuntamientos, según los datos de la AIReF. La información recogida en el Observatorio de Corporaciones Locales permite conocer también la disparidad que existe en la financiación estatal que llega a los municipios.

Así, los servicios que presta Ojós, el pueblo más pequeño de la Región y el único que apenas llega a los 500 habitantes, son los que salen más caros a los usuarios. Cada vecino tiene que poner 986 euros euros al año en tributos locales y 157 en tasas municipales para costearlos. La elevada presión fiscal se debe en parte a los escasos recursos que recibe de la Administración central, que solo aporta unas transferencias de 199 euros por habitante, lo que obliga al Ayuntamiento a financiarse sobre todo con los ingresos que aportan el IBI y el Impuesto de Vehículos.

Sin embargo, San Javier, que es uno de los municipios más ricos y recibe 264 euros por habitante del Estado, es el segundo de la Región que más impuestos cobra a los vecinos. Cada habitante aporta una media de 823 euros en tributos, aunque en la práctica la recaudación que obtiene se reparte también entre los propietarios de las viviendas de sus playas (que pagan el IBI más caro de la Región en La Manga).

La recaudación en los municipios con playas también se alimenta con la tributación de los veraneantes

decoration

Los Alcázares aparece en tercer lugar, con 802 euros por habitante. San Pedro del Pinatar también se sitúa entre los más caros, con 577 euros por habitante. Los vecinos de Cartagena pagan 509, los de Águilas ingresan 442 y los de Mazarrón, 519.

Murcia cobra una media de 438 euros en impuestos a sus vecinos. Los lorquinos tocan a una media de 348 euros , mientras que Molina recauda 432 por habitante.

En los ayuntamientos más endeudados la presión fiscal no es superior a la de los demás municipios, salvo en el caso de Ceutí. Su ayuntamiento cobra 614 euros por habitante en impuestos y 371 en tasas municipales, las más altas. Totana, que alcanza la mayor deuda por habitante, ingresa 234 euros per cápita de los tributos locales y Villanueva del Río Segura, 286.

Entre los ayuntamientos más saneados, como Alhama de Murcia, que es una de las poblaciones sin deudas bancarias, los vecinos pagan 515 euros en impuestos. En las Torres de Cotillas salen a 416 euros en tributos. Ulea cobra 469 euros, mientras que los vecinos de Fortuna ponen 232 euros.

Beniel, con 215 euros, es el más barato de la Región.

Compartir el artículo

stats