Educación

Los libreros afrontan un inicio de curso "confuso" por la falta de currículo

Afirman que cada centro está actuando según su propio criterio, ante la falta de una norma común

Ana García

Ana García

En los últimos días de agosto la mayoría de las librerías se apresuran en preparar los encargos que han ido recibiendo durante los meses de verano de cara al inicio del nuevo curso escolar. Sin embargo, en esta ocasión, la inexistencia de un currículo definitivo por parte de la Consejería de Educación para el curso 2022-2023, ya que sólo ha facilitado un borrador a los centros educativos, está haciendo que el inicio del curso se plantee «confuso».

Así lo afirma el presidente de la Asociación Regional de Libreros, Manuel García Elbal, quien explica a La Opinión que «la falta de un curriculum definitivo ha generado confusión entre los padres, pero también entre los profesores y entre los propios centros».

Según explica, con la llegada de septiembre y el regreso de los ciudadanos de las playas comienzan los preparativos del nuevo curso para tener a tiempo los libros y el material escolar.

Encargos de material

«En septiembre las librerías están a tope, ya que muchos encargos se hacen nada más acabar el curso anterior. Sin embargo, este año con la entrada en vigor de la Lomloe en cursos impares hay muchas dudas y la Consejería no tiene los curriculum a tiempo», señala.

Para García Elbal, esto ha hecho que algunos centros hayan decidido seguir con los libros de la Lomce y otros cambien a los que establece la Lomloe, «por lo que todo está siendo muy confuso, a criterio de lo que cada cual decida».

Doce comunidades, entre ellas la Región de Murcia, aún no han publicado los decretos de los currículos

El presidente de la Asociación Regional de Libreros recuerda que en quinto de Primaria y en primero de Secundaria se ha decidido mantener los mismos libros que se usaron en el curso pasado, pero en tercero de Secundaria, que se iban a dar libros de forma gratuita, tendrán que costearlos las familias, «lo que supondrá un importante desembolso».

Sobre el coste que pueden tener los libros para una familia, Manuel García Elbal explica que todo depende del nivel educativo en el que se encuentren los hijos, pero los libros de un curso de Primaria pueden estar sobre los 200 euros y los de Secundaria llegar a los 300 euros.

A nivel nacional, el presidente de la Asociación Nacional de Editores de Libros y material de Enseñanza (Anele), José Moyano, ha asegurado que los nuevos libros de texto, adaptados a los currículos educativos aprobados por el Gobierno y las comunidades autónomas en el desarrollo de la Lomloe, estarán listos para el comienzo del curso escolar, aunque faltan por publicar más de la mitad de los reales decretos autonómicos, entre ellos los de la Región de Murcia.

Los editores aseguran que los nuevos textos adaptados estarán a tiempo para el inicio del curso

No obstante, la asociación de editores ha advertido de que, según sus datos, un total de doce comunidades autónomas no han publicado todavía los decretos de los currículos de todas sus etapas educativas. En concreto, todavía no han publicado ninguno de los decretos de las cuatro etapas las autonomías de Andalucía, Asturias, Canarias, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, la Región de Murcia y País Vasco.

Además, Aragón no ha publicado los decretos de ESO y Bachillerato, al igual que Extremadura; y a Navarra le falta por publicar también el currículo de Bachillerato.