La falta de profesionales y sustitutos en centros de salud y consultorios de la Región de Murcia durante el verano no sólo está afectando de consultas para adentro. El primer problema de accesibilidad lo encuentran los usuarios ya en el mostrador, donde en muchas ocasiones no hay personal suficiente para atender las llamadas de quienes quieren coger cita, pedir un cambio de medicación, preguntar por el resultado de alguna prueba o resolver cualquier otra duda con su tarjeta sanitaria.

Teléfonos que no dejan de sonar porque no hay manos suficientes de administrativos y auxiliares que las atiendan y llevan a la desesperación de muchos pacientes, quienes afirman que tienen que armarse de paciencia para de forma repetida rellamar a su centro.

Las quejas de los usuarios llegan a esta Redacción desde distintas zonas de Murcia, desde El Esparragal a Monteagudo, Algezares, El Palmar o, incluso, Totana. Este periódico ha podido comprobar que han hecho falta hasta 17 llamadas durante dos mañanas consecutivas para poder hablar con alguien en El Esparragal, por ejemplo, lo que supone todo un obstáculo para muchos ciudadanos.

La llegada de las nuevas tecnologías, con la puesta en marcha del Portal del Paciente o la app de Cita Previa SMS han facilitado la tarea de coger o anular citas a muchos ciudadanos, pero no hay que olvidar que hay otro sector de la población (principalmente personas mayores) que no se manejan con las nuevas tecnologías o no disponen de acceso a internet, por lo que debe garantizarse un servicio telefónico en condiciones que les permita acceder a la asistencia sanitaria.

Desde la Asociación de Usuarios de la Sanidad de la Región de Murcia, su portavoz, María Teresa Martín, explica que «en estos momentos los teléfonos no se pueden atender con normalidad en los centros de Atención Primaria porque falta mucho personal de administración y es lógico que si no hay administrativos suficientes, los que hay no lleguen a todo».

Los Usuarios de la Sanidad recomiendan a los pacientes que tengan la posibilidad que hagan uso de la app, pero también reconocen que «mucha gente mayor no sabe cómo funciona y sólo les queda la opción de llamar por teléfono al centro de salud» o acudir de forma presencial, una opción que aún se complica más en estos meses de verano en los que muchos centros han reducido su horario o cerrado sus puertas.

Los médicos también reconocen los problemas que existen en el acceso a determinados centros.

Jesús Abenza, vicepresidente de la Sociedad Murciana de Medicina Familiar y Comunitaria (Smumfyc), afirma que «tenemos quejas y nos llegan comentarios de pacientes y familiares porque hay retraso en las consultas y es muy difícil contactar, tanto por vía telefónica como telemática, ya que éstas llevan incluso más retraso que las propias consultas presenciales».

Para los facultativos, las opciones del Portal del Paciente o la app de cita previa «son sencillas», pero «la cosa se complica si el ciudadano tiene que llamar por teléfono».

El doctor Abenza insiste en que es fundamental reforzar al equipo de Atención Primaria en todas sus categorías, ya que «si no se sustituye a los administrativos se complica mucho el acceso a los centros de salud».

Consejería de Salud: «Se trata  de problemas puntuales»

Desde la Consejería de Salud afirman que las quejas de los usuarios por los problemas para ser atendidos de forma telefónica en distintos centros de salud y consultorios son «algo puntual», ya que en la mayoría de ellos la atención está funcionando con normalidad. En este caso, las mismas fuentes de Salud afirman que el centro de salud de El Palmar, por ejemplo, «no tiene problemas, hemos hablado con administración y están funcionando sin problema», a lo que añaden que «se va gestionando la afluencia de los pacientes para atenderlos a todos». Preguntados también por el caso del centro de salud de Totana, la Consejería murciana insiste en que «no tiene constancia» de que haya problemas con la atención a pacientes.


Call center

Ante la falta de profesionales para atender las llamadas de los usuarios hay alternativas, como el call center que ya funciona en varios centros de salud de la Región de Murcia entre los que se encuentra el centro Jesús Marín de Molina de Segura o el que da cita de forma automática en el centro de salud de San Andrés de Murcia.

En otros, por ejemplo, al usuario le salta un contestador que le pide que deje su número de teléfono para que le devuelvan la llamada cuando les sea posible. Esto funciona en los centros de salud de El Palmar y en La Alberca, entre otros.

El coordinador del centro de salud Jesús Marín, Juan Francisco Menarguez, explica a La Opinión que «es cierto que hay un aluvión de llamadas tremendo, pero aquí contamos con un call center que suele funcionar bastante bien y los administrativos responden todas las peticiones en la medida de lo posible». A la vez que reconoce que «en otros es cierto que hay mayor colapso».

La falta de profesionales para cubrir los meses de verano en Atención Primaria ha llevado a estos trabajadores sanitarios a estar contra las cuerdas, afrontando y dando la cara ante el paciente por una situación de la que ellos no son responsables.

Uno de los ejemplos de la situación límite que están viviendo los médicos de familia este verano se encuentra en el propio centro de salud Jesús Marín de Molina de Segura, donde de los 27 médicos que hay en plantilla sólo tienen un sustituto para este verano. «El resto estamos doblando consultas y horario, atendiendo por la mañana y por la tarde, y aún así es imposible hacer frente a este volumen de pacientes», afirma Menarguez.

Este coordinador de Primaria, que representa al resto de sus compañeros de los 85 centros de salud en una serie de demandas que hicieron llegar antes de verano a la Consejería de Salud, insiste en la necesidad de que se lleven a cabo cambios estructurales, un aumento del presupuesto finalista para Atención Primaria y un refuerzo de las plantillas.

Sin pediatra en Totana

Adelaida M. es otra usuaria afectada por los problemas de acceso a los centros de salud, en su caso, el de Totana Norte. Además de los inconvenientes que encuentran para que les cojan el teléfono, ya que hay hasta tres números distintos para dirigirse a estas instalaciones, esta usuaria afirma que se han quedado sin pediatra en horario de mañana desde mediados del mes de julio.

Esta madre no entiende «cómo pueden dejar sin servicio de pediatría el centro de salud por las mañanas y a la vez la Consejería anuncia un refuerzo de pediatras por las tardes, cuando en ese horario lo normal es que se atiendan las urgencias». El malestar de estos usuarios les ha llevado a poner varias reclamaciones por lo que consideran «injusto».