Kiosco

La Opinión de Murcia

Entrevista
Pilar Morales Gálvez Presidenta de la Federación de la Salud Mental de la Región

"Que en el área de salud mental no te den cita hasta dentro de seis meses es inaceptable"

Recién nombrada en el cargo de la asociación, cuenta las principales inicativas que se van a realizar y cómo ha afectado la pandemia al área sanitaria - Denuncia el aumento de los problemas de salud mental y la escasez de profesionales en psicología

Pilar Morales entrando a la Federacion en Águilas | JAIME ZARAGOZA

Tras formar parte del Comité Español de Representantes de personas con discapacidad (CERMI), Pilar Morales Gálvez (Águilas) ha sido nombrada presidenta por la Asamblea de la Federación de la Salud Mental de la Región. Uno de los proyectos más importantes en los que están trabajando es el de tratar de reducir los problemas de salud mental que aquejan a niños y adolescentes a raíz de la pandemia.

Desde que empezó el covid los intentos de suicidios en menores se han multiplicado por cinco en la Región ¿Qué tipo de problemas presentan los jóvenes tras la pandemia?

Presentan problemas serios y graves. Ese incremento de suicidios viene generado por una propia desestabilización de la salud mental en nuestra juventud. Crisis de ansiedad, depresión, el no saber dónde estás lleva a las personas a situaciones totalmente indeseables, cuando no siempre, pero sí algunas veces, bastaría con sentarse a hablar con ellos, poniéndose siempre en manos de un especialista. Está muy bien hablar con un compañero o un amigo, pero al final un psicólogo o un psiquiatra son los que conocen realmente el mundo de la salud mental y cómo trabajar con él. Lo importante de este área de suicidios es que la familia y los amigos más cercanos estén en alerta, y cuando vean que un hijo, un hermano o un amigo empieza a cambiar su comportamiento, a retraerse mucho, a no querer salir de su habitación o a cambiar totalmente sus hábitos de vida de una manera que no es entendible, quiere decir que algo está pasando. Hay que animar a toda la población a que cuando detecten situaciones de este tipo,contacten con un especialista para que trate el problema.

Actualmente existe una larga lista de espera para atender a menores con problemas de salud mental. ¿Se pretende implantar alguna medida para reducirla?

Este es el siguiente problema. Nosotros animamos a la gente a que vaya al médico, que es quien conoce las posibles soluciones, pero luego resulta que no hay. Existe un problema muy serio de falta de profesionales, pero no porque la comunidad no los contrate, sino porque no existen. En infanto juvenil no hay una especialización en salud mental. Al igual que tienes un traumatólogo, que es un médico especializado en trauma, no hay un psiquiatra especializado en infanto juvenil, aunque creo que sí hay en geriatría. Estamos luchando a nivel nacional para que eso se implante. De hecho, vamos muy bien encaminados pero, adicionalmente, todos los que ya son psiquiatras tienen que especializarse en cómo trabajar con infanto juvenil, porque no se trabaja igual con una persona madura o una persona mayor que con un niño o adolescente.

¿Se están impartiendo cursos para fomentar esta especialización?

Más que cursos se están haciendo conferencias en las que se está invitando a participar a médicos. También se abrió una unidad de infanto juvenil en la Arrixaca. Antes no teníamos ninguna en la Región. Nos han prometido ampliarla, nosotros creemos en esa palabra porque como se puede comprobar es absolutamente necesaria.

Murcia es la región que más ansiolíticos consume. ¿A qué cree que se debe ?

Yo no soy psicóloga ni soy psiquiatra, con lo cual puedo dar mi opinión en base a lo que he aprendido a lo largo de muchas conferencias de este movimiento asociativo de salud mental. Cuando una persona está nerviosa, los médicos recetan ansiolíticos con mucha facilidad. Esto se ha acrecentado durante la pandemia: la gente estaba nerviosa, no se les podía atender, y entonces se le daban esos medicamentos. Algunos de ellos enganchan, y luego para dejarlos tienes que hacerlo poco a poco con un procedimiento muy controlado, entonces esto puede originar un problema. El problema real ha sido que no había nadie que atendiera esos cuadros de ansiedad, porque muchos de ellos se pueden suplir con seguimiento psicológico, no con una pastilla. Este aumento de consumo se debe sobre todo a la falta de recursos en el área de salud mental que tenemos en la Región. Que una persona pida cita y no se le dé hasta dentro de seis meses es inaceptable. Te puedo contar el caso real de una niña, que está en pleno florecimiento, llamó en febrero por un caso de salud mental y no le han dado fecha hasta octubre. Esa niña para entonces puede ser otra persona distinta, en el sentido seguramente malo. Necesitamos recursos de salud mental, aunque es difícil encontrarlos. Ahora mismo la gerencia de salud mental ha conseguido ampliar su plantilla un 15%, pero aun así estamos muy por debajo de los datos que tendríamos que tener.

¿Desde la fundación se tiene pensado realizar alguna iniciativa que reduzca este problema?

Estamos participando con colegios e institutos impartiendo charlas sobre inteligencia emocional y salud mental, con la finalidad de dar herramientas para aprender a superar aquellos momentos en los que se encuentran mal. Todo esto, como siempre, sin ningún tipo de ayuda de la Comunidad. Tenemos que pedir proyectos a obras sociales y a fundaciones para poder asumir el coste personal.

¿Qué otros proyectos tiene la asociación?

Otro proyecto que tenemos, que a mí personalmente me encanta, es Prisiones. Tenemos a dos personas acudiendo a cárceles de la Región donde trabajan con personas con enfermedades mentales para ayudarles en su recuperación y su salida al mundo real. Una persona que ha estado en prisión uno o dos años , cuando sale, está completamente desubicada, y si encima tiene un problema de salud mental es mucho peor. Hemos montado un piso para recibir a gente que sale de prisión, darles un techo, estabilizar su vida de alguna manera, ayudarles a buscar empleo, en definitiva facilitarles esa vuelta a la normalidad. Luego tenemos un área bastante importante para nosotros, una red de centros de día establecida por toda la Región, donde vienen una serie de chicos. Estos centros de día son para un perfil de persona que necesita hacer algo todos los días, pero hay otros perfiles de personas, como pueden ser abogados, ingenieros y demás, que no necesitan ese tipo de trabajo de centro de día. También queremos mejorar el protocolo de atención del 112 cuando hay una llamada de una persona con una enfermedad mental. Una vez realizada se activa el protocolo, esto genera una situación bulliciosa, que podría alterar a la persona y empeorar la situación. Por ello proponemos un nuevo protocolo donde, dependiendo del caso,se intente ser más discreto, evitar que los coches o ambulancias estén con las luces y las sirenas encendidas o mandar a un policía de paisano, en lugar de uno uniformado.

Compartir el artículo

stats