Kiosco

La Opinión de Murcia

Economía

Las grúas de auxilio en carretera y los talleres plantan cara a las aseguradoras

Las empresas que retiran los vehículos están convocadas a un paro en la operación salida de agosto

Un mecánico trabaja en lareparación de un coche en un taller. Juan Carlos Caval

Las grúas de asistencia en carrera y los talleres de reparación de vehículos se han rebelado contra las prácticas utilizadas por las compañías de seguros para echar por tierra los precios que pagan por la retirada de los vehículos averiados de las carreteras y por su reparación. La Asociación Nacional de Empresas de Auxilio en Carretera (Aneac) ha convocado un paro entre el 29 de julio y el 1 de agosto, en plena operación salida del verano, para forzar a la Dirección General de Tráfico y a la patronal de las aseguradoras Unespa a subir las tarifas a las empresas que se encargan de llevar al taller los coches accidentados. Asegura que los precios que cobran se reducen a 3,5 euros por hora. Por su parte, los talleres de la Región se han sumado a una denuncia contra «los abusos» de las compañías presentada en el Parlamento Europeo, que ha sido admitida a trámite, y están recogiendo firmas.

Según informaron fuentes de Unespa, en la Región hay algo más de una docena de empresas dedicadas a atender a los automovilistas que sufren una avería o un accidente en carretera que están convocadas al paro.

La organización sostiene que las tarifas de la asistencia que prestan las grúas «no cubren ni una tercera parte de lo que supondría prestar el servicio, de acuerdo con el reciente Observatorio de Costes de Transportes». Recuerda que se les exige «una disponibilidad de 24 horas durante los 365 días del año», lo que arroja unas tarifas calificadas de «descaradamente insuficientes, como son los 3,5 euros resultantes por hora de trabajo».

Tachan de «inasumibles» estas tarifas, al igual que otras exigencias «de las aseguradoras, compañías de asistencia y clubes automovilísticos, como los tiempos de llegada al vehículo averiado o accidentado», que «penalizan» a las empresas de las grúas si no los cumplen.

Las compañías que prestan este servicio en la Región aún no se han pronunciado sobre el paro convocado para el último fin de semana de julio y el primer día de agosto, según indicaron fuentes de la paronal Fremm.

Reclamación de los talleres

Por su parte, el Gremio Regional de Talleres de Reparación, Gretamur, adscrito también a la Fremm, está recogiendo firmas contra la normativa española que «otorga un trato de favor a las aseguradoras» y les permite imponer lo precios que cobran por reparar las averías. La patronal del Metal se suma así a la denuncia presentada por las organizaciones nacionales Cetraa, Conepa, Ganvam y Fagenauto contra el Estado español en Bruselas .

También los talleres se sienten perjudicados por las prácticas utilizadas por las compañías de seguros y consideran que les están imponiendo unas tarifas demasiado bajas sin tener en cuenta los precios y el tiempo necesario para reparar los vehículos averiados. Acusan a las aseguradoras de escudarse en las tasaciones de los peritos, aunque consideran que sus valoraciones de daños no son independientes, puesto que actúan en representación de las compañías.

En la Región hay unos 1.500 talleres de reparación de vehículos. Los dedicados a chapa y pintura son los más perjudicados por este tipo de prácticas.

Las patronales de los talleres habían presentado una queja contra en Bruselas, de la que informó La Opinión, para reclamar que el Parlamento Europeo actúe contra «las malas prácticas» y aporte «una solución que, basada en el respeto al marco jurídico comunitario, termine con la desequilibrada relación actual de talleres y aseguradoras, dando origen a un marco más equitativo».

Las patronales que han presentado la denuncia ante la UE acusan al Gobierno de «incumplir cuatro directivas comunitarias y varios artículos del Tratado de Funcionamiento de la UE (TFUE) que estarían facilitando las malas prácticas de las aseguradoras». Ahora su denuncia ha sido admitida a trámite, por lo que las cuatro asociaciones han lanzado una campaña de recogida de firmas de apoyo a la iniciativa. También se quejan de que «las aseguradoras imponen a los talleres los proveedores de recambios o el tipo de recambio a instalar», al tiempo que «impiden a los clientes elegir libremente el taller para reparar su vehículo, viéndose obligados a repararlo en un número limitado de empresas sin que otros talleres puedan adherirse a este tipo de acuerdos, restringiendo la libre competencia y la libertad de elección del consumidor».

«No dejaremos a una familia en la carretera»

«No podemos dejar a una familia que tenga un accidente en la carretera», aseguran fuentes de la Asociación Nacional de Empresas de Auxilio en Carretera (Aneac), la organización nacional que ha convocado el paro de las empresas propietarias de las grúas para los días 29, 30 y 31 de julio y el 1 de agosto para reclamar un aumento de las tarifas que les pagan las compañías de seguros. 

Un portavoz de Aneac indicó que durante los días del paro las empresas se limitarán a apartar de la carretera los vehículos accidentados, pero no atenderán a los conductores «a los que se les pinche una rueda o a los que no puedan arrancar el coche».  

«Haremos los servicios mínimos», apuntó.

Recordó igualmente que las empresas dedicadas al auxilio en carretera «fueron declaradas servicios esenciales» durante la pandemia y también se han visto perjudicadas por el aumento de costes que ha supuesto el encarecimiento de los carburantes, pero no han podido repercutirlos» a las compañías de seguros.

Sostiene que, ante las reducidas tarifas que imponen las aseguradoras por prestar servicio 24 horas al día, «sale más barato llevar el coche a cualquier localidad que coger un taxi».

Compartir el artículo

stats