Kiosco

La Opinión de Murcia

Entrevista

Alfonso Hernández: "Hemos reciclado a los trabajadores de la construcción y de la hostelería tras la crisis"

Afirma que la reconversión de los desempleados de los sectores hundidos evitó que el paro en la Región fuese mayor y sostiene que la cuarta revolución industrial permitirá la fabricación a medida

Alfonso Hernández Zapata, presidente de la FREMM ISRAEL SANCHEZ

Alfonso Hernández Zapata ha sido reelegido presidente de la Fremm, que cumple ahora 45 años. Afirma que la federación es la mayor organización empresarial de la Región, con 2.500 empresas, y una de las mayores de España, que aglutina a 49 asociaciones y gremios.

La guerra en Ucrania y la crisis de los carburantes pintan un escenario económico de vértigo, pero parece que nos hemos acostumbrado a normalizarlo todo. 

No me gusta dejarme llevar por el ruido. Es cierto que estamos viviendo un momento en el que todo ocurre a una velocidad de vértigo, parece que hablamos del que se muere hoy en la guerra como si fuese el mismo que el de hace 110 días, pero muere gente todos los días. El ser humano tiene esa capacidad de adaptación, pero también pasaba en la Primera Guerra Mundial, cuando los que estaban en las trincheras, por encima de los generales, pactaban un receso. A mi gusta pararme, mirar, enfocar y una vez que tengo las ideas claras, decidir qué hacer. Por eso se ha hecho este nuevo Plan Estratégico que desarrollamos entre todos, aunque la visión global se marca desde la Presidencia. 

¿Adónde conduce la cuarta revolución industrial que propone? 

Las revoluciones industriales han sido procesos que se han desarrollado y han ido incorporando tecnología a lo largo de los años, pero esta está siendo vertiginosa. En la cuarta revolución industrial no se puede olvidar que en el centro están las personas. Esto no es una revolución en la que está la tecnología en el centro, es un medio no un fin. Uno de los principios fundamentales es la customización, que establece una fabricación dirigida a cada individuo. Hasta ahora se fabricaban pizzas en masa, pero ahora las fábricas van a tener distintos módulos con cadenas de producción y van a hacer pizza ‘margarita’ o ‘romana’, para ofrecer productos destinados a un cliente individual. 

"Estamos viviendo un momento en el que todo ocurre a velocidad de vértigo

decoration

Pero si los microchips vienen de Ucrania, se para todo.

La velocidad nos trae eso, es la enemiga de la planificación. Hay que tener gente que esté innovando y gente que esté planificando. Nos hemos dado cuenta de que hace falta una reindustrialización de Europa. No puede ser que hace unos años exportáramos acero al resto del mundo y ahora lo tengamos importar en Europa, porque hemos dejado la fabricación. 

El nuevo centro de formación de Cartagena parece su gran proyecto personal. 

 Una de las líneas básicas del nuevo Plan Estratégico que hemos elaborado para este nuevo mandato es la formación. Estamos trabajando para que el nuevo centro de formación de Cartagena sea una realidad, pero no se puede hacer sin una colaboración público-privada. Hace falta porque hay grandes empresas como Navantia y las del Valle de Escombreras, que están importando trabajadores de fuera. Queremos hacer ese centro para darle a los ciudadanos de la Región la posibilidad de que se formen y trabajen aquí, que sea la gente de aquí la que pueda ir a trabajar fuera. Somos el mayor empleador de la Región, porque sacamos a los desempleados al mercado laboral. Después de la crisis de 2008 reciclamos a muchos trabajadores de la construcción y los reconvertimos, igual que hemos hecho ahora con los de la hostelería. Entonces el porcentaje de inserción laboral estaba en el 60%, que es una barbaridad en tiempos de crisis, y eso evitó que el paro fuese aún mayor. Ahora estamos llegando al 80%. La Fremm tiene más de 160 titulaciones, puede que la mayor cifra de España.

¿Hay demanda de los alumnos o tienen que ir a buscarlos?  

Sigue habiendo ciclos formativos que tienen una gran capacidad de inserción laboral y que no se cubren. Anualmente ofrecemos unas 11.000 plazas, pero entre un 20% y un 30% de los cursos se tienen que suspender por falta de alumnos. La suspensión se produce sobre todo en automatización industrial, instalaciones de climatización o telecomunicaciones. Hace unos meses hicimos una campaña con la Consejería de Empresa para atraer a los alumnos, porque son cursos en los que prácticamente el cien por cien sale con trabajo.  

¿Está ya en los tribunales el conflicto con la Inspección de Trabajo por la cotización como autónomos de los profesores de la Fremm?

No, queremos que se solucione antes de llegar a los tribunales. Nosotros creemos que es un dislate, porque (obligar a dar de alta como asalariados a los profesores que cotizan como autónomos) pondría patas arriba la formación en toda España, en un momento en que ya tenemos problemas con la guerra de Ucrania, el desabastecimiento de materias primas y el encarecimiento de las energías. La situación no está para crear más problemas. La formación es básica, porque estamos en una cuarta revolución industrial y hace falta que los trabajadores y los directivos puedan reciclarse. Si en este momento tiramos una bomba a la línea de flotación de la formación, lo único que vamos a conseguir es incrementar las cifras de paro.  

Compartir el artículo

stats