Kiosco

La Opinión de Murcia

Política

Fernando López Miras y Patricia Fernández, obligados a entenderse

El líder del Partido Popular de la Región fue proclamado ayer candidato único al congreso extraordinario del 15 de julio después de un día de negociaciones con la alcaldesa de Archena para evitar que se presente y de que Manuel Durán diera marcha atrás y tampoco entregara sus avales

Patricia Fernández y Fernando López Miras

Fernando López Miras ya puede respirar tranquilo. Ayer a las 19 horas terminaba el plazo para que los candidatos a presidir el Partido Popular presentaran sus avales y él fue el único en llevar sus 5.300. Quedan por saber cuántos iban a presentar los otros dos aspirantes que decidieron retirarse en el último momento.

Solo se tenía constancia oficial de las intenciones de Manuel Durán, exdirector general de Seguridad Ciudadana y Emergencias. Sin embargo, quien preocupaba al presidente del partido era alguien a quien el aparato había prohibido presentarse: la alcaldesa de Archena, Patricia Fernández, que no estaba por la labor de dejar las cosas así.

Alberto Núñez Feijóo, líder de los populares a nivel nacional, encomendó a ambos dirigentes murcianos a que se entendieran y a que acordaran una ejecutiva del PP regional de integración, que incluyera a hombres y mujeres tanto de Miras como de Fernández. No solo eso. También las listas electorales de las próximas elecciones autonómicas, que tendrán lugar dentro de menos de un año, estarán integradas por gente de confianza de ambos.

Pese al acuerdo alcanzado por las dos partes con el gallego, el PP vivió ayer un día de infarto, ya que la alcaldesa de Archena estuvo en Murcia con todos sus avales para presionar a López Miras para que las líneas del pacto se pusieran por escrito, algo a lo que se negaba el vicesecretario general de Organización en Génova 13, Miguel Tellado, que estuvo en todo momento al tanto de las conversaciones y pidió a la regidora que confiara en la palabra del partido. Ella terminó cediendo.

López Miras presentó sus avales ayer. ISRAEL SANCHEZ

Sobre las 5.45 de la tarde, López Miras entraba en la sede de la calle González Adalid, para informar a su equipo del acuerdo alcanzado con Patricia Fernández, con la que estaba batallando de forma interna desde el comienzo de la legislatura. «¡Presidente, presidente!» fueron los gritos de todos los que allí se congregaron y que pudieron ser escuchados desde el exterior del edificio del centro de Murcia.

Pasaban 9 minutos de las 6 de la tarde, 51 minutos antes de que acabara el plazo para presentar los avales, cuando Patricia Fernández, a través de su cuenta de Twitter, anunciaba el desenlace. «Desde ya y como siempre voy a trabajar por la mayor unidad dentro del PP, junto a Núñez Feijóo y López Miras, en un proyecto de integración y unidad por la Región de Murcia y para que Feijóo llegue a ser el líder que España y los españoles necesitamos». Fue la única declaración pública que hizo al respecto.

El acuerdo incluye las listas electorales de 2023, que deberán conformar entre los dos dirigentes

decoration

Justo después, el aspirante Durán —por el que ningún militante de relevancia apostó en ningún momento—, que también se encontraba en la sede de los populares, anunció, entre los gritos de júbilo de los fieles a López Miras, que se retiraba de la carrera para dirigir la formación.

Manuel Durán Israel Sánchez

Manuel Durán da marcha atrás

Manuel Durán, que adelantó la semana pasada que se presentaría como candidato a presidir el PP regional, dio ayer marcha atrás tras comprobar que López Miras y Patricia Fernández habían pactado ir juntos. «Mi objetivo era que se produjera una apertura como esta. No tenía sentido seguir», declaró.

Por fin, pasadas las 19 horas era el Comité Organizador del XVII Congreso (COC) Extraordinario del PP de la Región de Murcia el que proclamaba a Fernando López Miras como candidato único para presidir el partido murciano, tras comprobar que cumplía con los requisitos necesarios establecidos en el reglamento y sumar alrededor de 5.300 avales. Toda la plana mayor de los populares estaban en la sede, entre ellos, el exalcalde de Murcia, José Ballesta, la alcaldesa de Cartagena, Noelia Arroyo, o el presidente de las Nuevas Generaciones (NNGG) de la Región, Antonio Landáburu.

Miras presenta 5.300 avales, «representativos del apoyo de alcaldes y pedáneos de los 45 municipios», asegura

decoration

Más tarde, en un acto de la Fremm, el presidente López Miras afirmó que sus 5.300 avales eran «suficientemente representativos del apoyo de alcaldes, pedáneos y juntas locales de los 45 municipios» de la Región de Murcia. Sobre Patricia Fernández, recordó que ya contó con ella como vicesecretaria tras el congreso anterior y que «es muy probable» que vuelva a ir en su candidatura, que describió como una lista «integradora» y que demuestra que el suyo es un «proyecto de unidad y de integración con un alto respaldo de todo el partido».

Un conflicto enquistado

La relación entre Fernando López Miras y Patricia Fernández se enturbió después de que la alcaldesa, que acumula tres mayorías absolutas en Archena, empezara a postularse como alternativa al presidente popular, que todavía no ha ganado unas elecciones.

Desde la dirección regional del partido e, incluso, en ruedas de prensa ofrecidas por miembros del Gobierno regional, siempre se ha apostado por la «unidad» en torno al presidente López Miras. Sin embargo, la archenera siempre ha contado con grandes apoyos más allá de su municipio, tanto de miembros de las NNGG como de dirigentes de renombre e históricos, como el exlíder de la formación Ramón Luis Valcárcel, que entre 1995 y 2014 ganó con mayoría absoluta las elecciones autonómicas en la Región. «Patricia Fernández es uno de los activos más importantes del PP en la Región», afirmó en exclusiva para La Opinión.

Tras la caída de la anterior ejecutiva nacional del PP, con Pablo Casado y el ciezano Teodoro García Egea al frente, los movimientos en torno al nuevo presidente nacional, Alberto Núñez Feijóo, para que tomara partido en esta guerra política no han sido satisfactorios para ninguno de los dos bandos. En una decisión salomónica, el expresidente de Galicia ha obligado a López Miras y a Patricia Fernández a entenderse; al menos, durante los próximos cuatro años.

Compartir el artículo

stats