Kiosco

La Opinión de Murcia

Política

La debacle de PSOE y Cs centra la resaca electoral andaluza en la Región

Los partidos coinciden en que los resultados no se pueden extrapolar a Murcia

José Vélez L. O.

El terremoto electoral de Juanma Moreno en Andalucía se ha notado en la Región. Aunque coinciden en que los resultados son difícilmente extrapolables a la realidad murciana, los partidos han aprovechado las elecciones andaluzas para valorar el ambiente electoral en España.

José Miguel Luengo, secretario general de los populares en la Región, decía ayer que «la política útil que Juanma Moreno ha llevado a cabo estos cuatro años, basada en la gestión y en la moderación, ha dado un resultado histórico para el PP, para los andaluces y toda España». Imbuido de la euforia popular que emana San Telmo, Luengo afirmaba que «este es el modelo que ofrece el PP que se aleja de los radicalismos y las posiciones ideológicas que enfrentan a unos contra otros para centrarse en la gestión ejerciendo una política seria, serena y sensata». 

Juan Espadas, el candidato del PSOE a la Junta, declaró en campaña que lo que había que hacer con las encuestas era «tirarlas a la papelera». Las predicciones auguraban una debacle socialista en Andalucía. Y aunque no descendieron por debajo del escalón de los 30 diputados, el PSOE volvió a bajar con respecto a los comicios de 2018, cuando la candidatura de Susana Díaz se hizo con 34 representantes. 

«No es cuestión de sorpresas»

Al respecto, José Vélez, secretario general del PSOE en la Región, emplazó a sus compañeros de partido a «aprender de los errores que hayan podido cometer». «No es cuestión de sorpresas -continuaba-; las urnas hablan y los políticos tenemos que entender que la ciudadanía siempre tiene razón».

El líder socialista, que reveló que en septiembre u octubre se convocarán las primarias para elegir al candidato socialista a la presidencia de la Comunidad, se mostró «confiado en que la sociedad murciana, cuando acuda a las urnas en las elecciones municipales y autonómicas de 2023, esté cansada de tantos errores continuados del Gobierno regional, que ha llevado a una situación dramática en transparencia, economía, turismo o medio ambiente».

Reacciones de los líderes regionales. L.O.

Las predicciones apuntaban que Vox podría superar los 20 escaños, obtener un resultado similar al de Castilla y León y, por qué no, entrar en el gobierno de la Junta. No ha sido así: la candidatura de Macarena Olona se quedó en 14 diputados. Dos más, eso sí, que en 2018. José Ángel Antelo, presidente de Vox en la Región de Murcia, se agarraba este dato: «Vox ha vuelto a crecer en Andalucía y el ‘sanchismo’ sigue perdiendo elecciones», declaraba el líder del partido. Antelo se fijaba en Almería:allí, su partido ha obtenido el 21% del voto y se situó como tercera fuerza, por detrás de PP (45%) y PSOE (22%). «Es la provincia más parecida a Murcia, por el déficit que han dejado los grandes partidos y por la importancia de la agricultura», decía.

Una de las grandes víctimas de las elecciones andaluzas es Ciudadanos. La formación naranja perdió el domingo los 21 diputados que les llevaron a gestionar cinco consejerías y a su líder, Juan Marín, a ser vicepresidente de Andalucía. María José Ros, coordinadora del partido en la Región, consideraba que «gestionar con éxito las consejerías más complicadas en plena pandemia y crisis económica no ha sido suficiente para convencer al electorado andaluz». «Esto no es justo, pues no se premia a quien ha hecho bien los deberes y ha cumplido sus compromisos, pero hay que aceptar los resultados porque el pueblo no se equivoca, realizar una reflexión interna, tranquila y profunda, hacer autocrítica y tomar decisiones al respecto», concluía.

El Grupo Parlamentario Liberal en la Asamblea Regional, la escisión surgida de Cs tras la moción de censura en la Comunidad, señaló que los resultados «permiten constatar una vez más que el camino erróneo que inició Ciudadanos con la moción sigue dando sus frutos». «En las últimas tres elecciones (Madrid, Castilla y León y Andalucía) han pasado de contar con 60 escaños a solamente uno», señaló su portavoz, Francisco Álvarez.

Desde Podemos no se han pronunciado sobre los malos resultados de Por Andalucía y Adelante Andalucía, siete escaños entre los dos, cuando en 2018 la segunda formación llegó a los 17. Los morados se escudan en no haber «encabezado la candidatura Por Andalucía ni tampoco haber dirigido la campaña. Tendrán que ser otros -apuntaban- quienes hagan valoraciones».

Martínez Vidal llama a «tomar decisiones de calado» y a la «refundación» de Cs

La diputada regional por Cs Ana Martínez Vidal declaraba ayer, tras la debacle de su partido en las elecciones andaluzas, que «la refundación es necesaria para que la opción de centro, liberal y regeneracionista que es Ciudadanos sobreviva y vuelva a contar con la confianza de los ciudadanos». «Debemos hacer autocrítica -seguía Martínez Vidal-, aunque resulte doloroso. Es la única opción que nos queda como partido. Yo creo en este proyecto. Si Ciudadanos desaparece completamente del panorama político, será negativo para el conjunto de la sociedad».

La diputada valoró el trabajo de su formación en el gobierno de la Junta durante la última legislatura: «El gobierno de coalición ha sido un éxito, pero ha sido el PP el que se ha beneficiado de los logros de ese gobierno. Me parece un castigo excesivo, sin duda, pero hay que aceptar lo que los ciudadanos expresan en las urnas, por supuesto».

Compartir el artículo

stats