Recientemente se ha conocido que Estrella de Levante reutiliza el 99% de los residuos orgánicos que genera en la elaboración de cerveza. ¿Es posible alcanzar el ‘residuo cero’?

En Estrella de Levante hemos conseguido la certificación de residuo cero este mes de mayo. AENOR nos hará entrega del certificado este mes de junio. Este certificado garantiza que el 90% de nuestros residuos tiene una salida valorizable. En nuestro caso, hemos conseguido una tasa de valorización superior al 98% de los residuos que generamos.

También se trabaja en la sustitución de las anillas de plástico de las latas por cartón 100% biodegradable. ¿Qué impacto tiene esta medida en el medio ambiente?

Si recordamos cuando éramos pequeños (los de más de cuarenta años), las latas llevaban un cierre que se retiraba de la lata y, mediante innovación, se implantó a nivel mundial el actual sistema en el que el cierre se queda unido. Con la misma filosofía decidimos hacer nosotros un proyecto innovación que nos permitiese obtener un elemento de agrupación de latas tan eficaz como la de plástico, pero más sostenible. Nos aliamos con la empresa española Alzamora con la que se desarrolló una máquina capaz de poner una anilla de cartón que permitiese mantener unidas las 6 latas. Usamos un cartón que proviene de bosques sostenibles y es fácilmente biodegradable.

¿Cómo se asegura Estrella de Levante de generar energía limpia en sus instalaciones?

Hace más de veinte años hicimos una apuesta por reducir el consumo energético, pero además queríamos ir cerrando el grifo de las energías fósiles. Así, en 2014 empezamos a comprar toda nuestra electricidad con garantías de origen renovable. Además, en el proceso de depuración de nuestra agua residual transformamos la materia orgánica presente en la misma en biogás, mediante el empleo de unas bacterias específicas. Luego utilizamos este biogás como combustible limpio para generar electricidad, que autoconsumimos. De la misma forma, sobre las naves de fábrica instalamos una cubierta fotovoltaica para autoconsumo eléctrico. En su momento era la mayor que se había instalado en nuestra Región para autoconsumo. Ahora estamos en proceso de ampliarla.

¿Por qué decide Estrella de Levante apostar por el biogás? ¿Cuáles son sus principales beneficios?

Se trata de un gas de origen biológico. Una vez purificado es idéntico al que se nos suministra en tubería o barco y que proviene de yacimientos subterráneos. Pero las emisiones de la combustión del biogás no incrementan los niveles de CO2 de la atmósfera, son neutras pues provienen de descomposición de materia orgánica rica en carbono, que está presente en el equilibrio del ciclo ambiental del carbono, a diferencia del de yacimientos que moviliza carbono que lleva siglos enterrado en el subsuelo y cuya liberación supone un incremento.

El apoyo de Estrella de Levante al sector hostelero siempre ha sido una realidad, y el proyecto ‘Segunda vida’ es una de sus últimas demostraciones. ¿En qué consiste exactamente?

Con nuestros clientes del canal de hostelería colaboramos con el suministro del material de terraza. Hace un año lanzamos un proyecto que denominamos ‘Segunda vida’ gracias al cual aquellas terrazas que se retiran son reacondicionadas para poder volver a reutilizarlas y gracias a esta circularidad poder reducir la generación de residuos y la compra de material nuevo.

Se cumple un año del nacimiento de la Fundación Estrella de Levante. ¿En qué proyectos o actividades está implicada en la actualidad?

La Fundación se puso en marcha hace un año focalizada en cuatro pilares, ambiental, social, cultural y gastronómico. Del ambiental merece la pena mencionar varios proyectos. Por ejemplo, con la Asociación Columbares colaboramos en iniciativas para poner en valor la biodiversidad de entornos fluviales, como nuestro Cuenca del Segura, así como zonas de costa, en las que además pretendemos realizar restauraciones ambientales.

También hemos iniciado estudio del uso del cultivo de cebada como filtro verde para reducir los nitratos del agua del acuífero del Campo de Cartagena. Hemos hecho esta experiencia con un agricultor y con la Universidad Politécnica de Cartagena con unos primeros resultados muy satisfactorios. Se trata de demostrar que en aquellas zonas donde no se puede cultivar, este cereal puede ser una opción, que al mismo tiempo retira el exceso de nutrientes del acuífero.

La recuperación ambiental siempre ha sido uno de los objetivos de esta Fundación. ¿Qué puede hacer Estrella de Levante por la restauración de la laguna salada?

Con la cofradía de pescadores de San Pedro del Pinatar realizamos un par de limpiezas en mayo y diciembre del año pasado, en las que se retiraron casi 25 toneladas de residuos del fondo marino. Ahora mismo estamos participando en un proyecto iniciado en marzo por el Instituto Español de Oceanografía que lidera la científica Marina Albentosa denominado RemediOS y financiado por la Fundación Biodiversidad en el que se pretende demostrar cómo mediante el uso de ostras se puede filtrar y limpiar contaminantes del Mar Menor.