Kiosco

La Opinión de Murcia

Educación

La matriculación en Religión en Murcia cae dos puntos en los últimos años

El obispo de Cartagena achaca el dato a la bajada en la natalidad, el aumento de la población musulmana y la escolarización de niños que no se han criado en la fé católica

Obispo de la Diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca Planes. EDU BOTELLA - E.P.

La diócesis de Cartagena ha iniciado una campaña para animar a los padres a que sus hijos se matriculen en religión católica el próximo curso en la Región de Murcia, donde el porcentaje actual de alumnos que cursan esta asignatura es del 64,36%, 4,5 puntos superior a la media nacional, aunque ha bajado casi dos puntos su implantación en los últimos años.

Esta iniciativa, denominada 'Dentro de poco tendré que elegir', ha sido presentada este martes por el obispo de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, y el delegado episcopal de Enseñanza, José Ruiz, quienes han destacado la implantación de esta asignatura en los centros educativos de la comunidad respecto al resto de España.

Así, en los centros públicos cursan este año esta asignatura 98.006 estudiantes de Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato, lo que representa un 57,48 % del alumnado, frente al 48,06% de la media nacional.

Sin embargo, en los centros concertados hay 56.186 alumnos de religión católica, un 81,33% del total, lo que supone 8,3 puntos menos que la media nacional en este tipo de colegios e institutos (89,62%), que Ruiz ha achacado a la mayor implantación de colegios e institutos laicos.

Ruiz ha explicado que el descenso registrado en los últimos años se ha debido al descenso de la natalidad, el incremento de inmigrantes que profesan otras religiones, principalmente la musulmana, y la llegada a los centros de los nietos de los abuelos que no educan en la fe católica.

El delegado episcopal de Enseñanza ha "agradecido" a la consejería de Educación a que, en sus competencias para repartir la carga lectiva tras la aprobación de la Ley Lomloe, haya decidido mantener las horas de religión católica anteriores a la nueva norma.

Así, ha destacado que el departamento dirigido por María Isabel Campuzano, diputada expulsada de Vox, mantiene la hora y media semanal en Infantil y Primaria, las 6 horas semanales en Secundaria y las dos horas en Bachillerato, lo que denota que han tratado a esta asignatura "con esmero y cariño".

En la carta enviada a los padres de los alumnos, Ruiz ha asegurado que esta asignatura es "algo distinto y desconcertante" cuando suscita "tantas discusiones y censuras", puesto que "aquello que se critica y que cuesta es porque tiene un valor añadido".

Para el delegado episcopal, cuando ese valor no se descubre, "muchos padres capitulan y muchos alumnos sucumben ante una supuesta cultura laicista que parece querer impregnarlo todo".

"Por eso, a pesar de la sombra de sospecha, de las críticas más o menos apasionadas e ideologizadas -muchas veces con poco fundamento crítico-, lo cierto es que la religión es una disciplina como las demás materias humanísticas, pero que encierra en sí unas posibilidades que van más allá de su mera estructura académica", continúa la misiva.

Por su parte, Lorca Planes ha afirmado que la asignatura de religión católica ayuda a los niños y jóvenes a tener un "criterio para la vida". 

Compartir el artículo

stats