Kiosco

La Opinión de Murcia

Laboral

Los operadores del 112 hacen huelga a la japonesa al no poder parar por ser esenciales

Los trabajadores se concentrarán el próximo 13 de junio ante la patronal Croem, en una iniciativa promovida por Comisiones Obreras y UGT

Operadores del 112 en la Región hacen huelga a la japonesa este jueves en Murcia. R.D.C.

Los empleados que hacen la huelga a la japonesa trabajan más de lo habitual como medida de presión. Y es lo que han decidido hacer este jueves los operadores del 112 de la Región.

La huelga era una iniciativa e CGT. No obstante, como estos operadores conforman un servicio esencial, desde el Gobierno regional les recordaron por escrito que no pueden hacer un paro como tal. De ahí que optasen por echar más horas, explican algunos de los afectados.

Los trabajadores se concentrarán el próximo 13 de junio ante la patronal Croem, en una iniciativa promovida por Comisiones Obreras y UGT. Para hacerlo, ya han pedido permiso a la Delegación del Gobierno en Murcia.

Los operadores insisten que sus movilizaciones son para "adquirir y mantener derechos, reducir la temporalidad, disminuir la precariedad laboral y proteger nuestra salud laboral". Asimismo, aluden a la importancia de "adquirir derechos en materia de igualdad y, sobre todo, por el salario de los trabajadores".

Aunque los operadores que cogen las llamadas que la gente hace al Centro de Coordinación de Emergencias convocaban una jornada de huelga para este jueves, no podrán parar. El motivo es que «el servicio que presta la empresa es un servicio esencial para la comunidad, que no se puede ver afectado por el ejercicio del legítimo derecho de huelga de sus trabajadores, debiendo garantizarse el derecho a la vida y a la salud», se detalla en un documento firmado por la consejera de Empresa y Empleo, Valle Miguélez.

El citado documento detallaba que "los representantes de la empresa afectada que presten los servicios esenciales de la comunidad designarán a los trabajadores que deben realizar los servicios mínimos, y se lo comunicarán", así como que "los trabajadores que se nieguen a realizar los servicios mínimos incurrirán en causa justa de despido".

La empresa se llama Ilunion Emergencias y presta servicios públicos de reconocida e inaplazable necesidad, dado que sus trabajadores se encargan de coger el teléfono a quienes llaman al 112

Compartir el artículo

stats