Kiosco

La Opinión de Murcia

Salud

La Arrixaca contará con canguros para arropar ‘piel con piel’ a prematuros

El SMS llega a un acuerdo con la Asociación de Padres con Niños Prematuros para contar en El Palmar con voluntarios que quieran colaborar

Una madre hace el método ‘piel con piel’ con su hijo recién nacido en la Arrixaca. | ISRAEL SÁNCHEZ

El pecho de una madre es el mejor lugar en el que un bebé puede pasar sus primeras horas de vida. De ahí que muchos hospitales hayan puesto en marcha programas de ‘piel con piel’ en sus maternidades para favorecer ese primer contacto con el mundo. Este proyecto también resulta fundamental en bebés prematuros, con los que ese apego se prolonga en el tiempo durante días o semanas para estabilizarlo, lograr que vaya ganando peso y reducir el riesgo de muerte hasta en un 25 por ciento de los bebés con bajo peso al nacer, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La maternidad del Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia, la principal de la Región y de las primeras de España en número de nacimientos al año, ha decidido dar un paso más y tras tener funcionando el programa ‘piel con piel’ desde hace años lo ampliará para dar atención a aquellos bebés prematuros que no pueden hacer ‘piel con piel’ con sus padres por cualquier motivo.

Para no quitarles este derecho, el Servicio Murciano de Salud (SMS) ha suscrito un convenio con la Asociación de Padres de Niños Prematuros (Aprem) para ofrecer madrinas y padrinos canguro a estos neonatos. Se tratará de personas voluntarias, principalmente sanitarios, que pasarán diferentes filtros y que tienen que presentar una serie de documentación para poder optar a entrar en el proyecto, por lo que «todo se hace con total garantía y de forma muy segura», explica la presidenta de Aprem, Concepción Gómez Esteban, a La Opinión.

En algunos hospitales, de forma puntual, las propias enfermeras se han organizado para intentar hacer ‘piel con piel’ con los bebés cuyos padres no pueden, pero este proyecto de Aprem persigue que se haga de forma organizada y con un protocolo.

Gómez Esteban señala que estos voluntarios serán profesionales sanitarios, ya sea jubilados o en activo, que puedan hacer el método ‘piel con piel’ con bebés prematuros cuyos padres no tienen recursos, estén desplazados o vivan lejos del hospital, aunque para iniciarlo siempre será necesario contar con el consentimiento por escrito de las familias que no dispongan de nadie cercano que lo pueda hacer.

Las sesiones de ‘piel con piel’ se deben realizar de forma diaria durante varias horas y con un mínimo de 90 minutos, que es el tiempo necesario para lograr que el niño se estabilice, por lo que también requiere una implicación de estos canguros voluntarios. Para evitar que esta labor altruista les cueste a ellos dinero, desde la asociación se les paga el transporte desde su domicilio al hospital y un desayuno o merienda. Además, se busca que sea siempre la misma persona la que se encargue del niño mientras que los padres no puedan y hasta que salga del hospital.

A los voluntarios también se les pide que estén vacunados contra la covid y un certificado negativo de penales (obligatorio para trabajar con niños en España).

Formación en el Hospital La Paz

A los voluntarios se les dan cursos de formación y uno de ellos tuvo lugar en la tarde de ayer en el Hospital La Paz de Madrid, de la mano una enfermera de UCI y una psicóloga. En él participaron la neonatóloga del Hospital Virgen de la Arrixaca Olga Micol y las dos primeras madrinas del centro murciano.

La presidenta de Aprem destaca que a los canguros también se les hace un seguro de voluntariado y una póliza de responsabilidad civil para que estén cubiertos ante cualquier eventualidad.

Compartir el artículo

stats