Kiosco

La Opinión de Murcia

Economía

Daniel Lacalle asegura que la Región tiene "enormes ventajas en un momento de escasez"

El experto dice en un encuentro convocado por Aválam que "el mundo mira" a los proveedores - Afirma que, a pesar de las amenazas, hay 90.000 billones de dólares que buscan dónde invertir

Daniel Lacalle interviene en el acto organizado por Aválan en el Casino de Murcia. | JUAN CARLOS CAVAL

El economista Daniel Lacalle, que este martes intervino en Murcia en un encuentro organizado por Aválam en conmemoración de su 40º aniversario, considera que la Región «tiene enormes ventajas» para afrontar el impacto de la guerra en Ucrania que sacude las economías de todo el mundo, gracias a los canales de comercio exterior que ha abierto en las últimas décadas. «El mundo está mirando hacia aquellos que pueden proveer de bienes y servicios en un momento de escasez», manifestó Lacalle ante el empresariado que acudió a escucharle al Casino de Murcia. Augura que la economía española recuperará en 2023 el ritmo anterior la pandemia.

El experto considera que la Región es «un ejemplo» de expansión del mercado exterior, ya que sus exportaciones representan en este momento casi la tercera parte el PIB, «cuando hace 40 año no suponían ni el 5%». Destacó que las empresas murcianas «tienen creadas las redes de acceso a sus clientes en todo el mundo» en un momento en que «hay 90.000 billones de dólares» que buscan dónde se invierten, por lo cree que Murcia estaría en condiciones de captar capital exterior.

«No sé cuánto va a durar la guerra, pero sé que la época de plantación ha pasado y el año que viene no habrá cosecha. Y si se embarga el petróleo a un gran productor, el petróleo sube. No hablemos de incertidumbre, hablemos de certidumbre», indicó.

Aconseja a las empresas que no hagan previsiones optimistas, teniendo en cuenta la amenaza de la inflación y las consecuencias de las sanciones a Rusia, sino que traten de ser realistas.

«Lo que tenemos que saber es cuál es el nivel de tolerancia y de dolor. Los próximos años no van a ser distintos de lo que ya hemos vivido en el pasado», advirtió, aunque también dijo que en ninguna crisis anterior había un crédito tan barato y unas circunstancias «tan benignas para el empresario». No obstante advirtió de que «la inflación nunca es un mal menor. No hay que andar con paños calientes».

"Debemos saber es cuál es el nivel de tolerancia y de dolor. La inflación nunca es un mal menor"

decoration

Alertó de que la inflación subyacente, que excluye los precios de la energía y de los alimentos no elaborados, «está en máximos de 1995. Por tanto, hay un problema mucho mayor. No sabemos cuándo va a acabar la guerra, pero hay cosas que deberíamos saber: el Banco Europeo tiene que subir los tipos y dejar de inyectar dinero a la economía, porque eso es lo que hace que los precios suban todos a la vez. Puede subir el precio del petróleo o del gas por una cuestión geopolítica, pero eso no lleva a que todo suba a la vez. El Banco Central Europeo tiene que tomar medidas cuanto antes».

5.000 millones en avales para los proyectos viables

El presidente de Aválam (antes Undemur), Pedro Díaz, recordó ayer «los más de 5.000 millones que la sociedad de garantía recíproca ha concedido a las pequeñas y medianas empresas de la Región en sus 40 años de historia y que han hecho viables sus proyectos. La meta de la entidad es que ningún proyecto se quede en el cajón», aseguró. Díaz calcula que Aválam ha concedido más de 23.000 avales en estas cuatro décadas. Aludió también a los 5.150 socios que forman parte de la sociedad.


Pese a las incógnitas que el suministro de gas plantea en Europa el próximo invierno, Lacalle afirma que «el riesgo del gran apagón es muy bajo. Cuando los medios de comunicación y los ciudadanos empiezan a hablar o escuchar sobre la posibilidad de que se pierda el suministro de alguna materia prima, las empresas ya están trabajando. España no tiene ninguna dependencia del gas ruso. Además, tenemos una diversificación del suministro suficiente; otra cosa distinta es el precio, que es un gran impacto para los ciudadanos».

A su juicio, «será más cuestión de precio que de suministro», ya que «recursos naturales en el mundo hay suficientes para que no haya un problema», puesto que existe la posibilidad de traer gas de Qatar o de Estados Unidos.

Criticó a Alemania «por eliminar las centrales nucleares y ponerse en una situación en la que depende mucho más del gas ruso. Las energías renovables son imprescindibles para la descarbonización, pero son intermitentes: ahora que hace calor la aplaudimos porque baja el precio de la electricidad, pero cuando llega el invierno, las renovables no funcionan, porque no hay el viento ni el sol. Lo que hay que hacer es diversificar el suministro».

Compartir el artículo

stats